MEDIO AMBIENTE

La iluminación navideña no vulnera los parámetros de la Ley del Cielo en la Isla

El aumento de luz artificial en Breña Alta y Los Llanos solo sería motivo de inspección si hubiera problemas de observación en El Roque

Imagen de una de las calles de Los Llanos durante estos días. DA
Imagen de una de las calles de Los Llanos durante estos días. DA

Los varios cientos de miles de luces led que adornan el centro de los municipios palmeros, especialmente aquellos cabecera de comarca y con mayor índice de población como Los Llanos de Aridane, no suponen, de momento, un incumplimiento de la Ley del Cielo, que este año 2019 ha cumplido 31 años desde su entrada en vigor para proteger la bóveda celeste palmera.

El hecho de no recibir quejas por parte de los científicos del Observaotiro Astrofísico del Roque de Los Muchachos, es suficiente garantía para la Oficina Técnica de Protección de la Calidad del Cielo del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) cuyo responsable, Francisco Javier Díaz Castro asegura que “el alumbrado ornamental de Navidad en La Palma hasta ahora no supone un problema porque tiene carácter temporal y porque debe apagarse a partir de la medianoche, excepto los días de fin de año o la noche de Reyes”.

Asegura Díaz Castro que “cada vez el alumbrado ornamental contamina menos dado que tiene menos brillo y se consumen menos vatios para la emisión de luz”. A diferencia de lo que sí ocurre con las pequeñas y medianas empresas palmeras, sobre las que se lleva una inspección mucho más exhaustiva desde hace dos años para evitar la contaminación lumínica, en el caso de los ayuntamientos éstos cumplen con una serie de criterios generales en cuanto a niveles de iluminación máximos y limitación de flujos sobre el horizonte.

El nivel de cumplimiento de la Ley del Cielo en La Palma, dice Díaz Castro, es del 80%. “Fue la primera Ley del mundo diseñada para la conservación del cielo de una zona determinada, en este caso de la isla de La Palma, con el fin de evitar los efectos adversos de la luz artificial”, recuerda. Más allá del cumplimiento de los parámetros de la Ley del Cielo, la apuesta de varios ayuntamientos como el de Los Llanos de Aridane y Breña Alta de duplicar la iluminación de las principales calles y avenidas, se traducirán, en el informe de consumo del último trismestre del año, en un incremento del consumo de energía que se produce a partir de la quema de combustibles fósiles y al margen de la escasa producción de los parques eólicos de Enel Green Power España (EGPE), filial renovable de Endesa, que alcanzó los 16.302 MWh [megavatios hora] a lo largo del año 2018 en La Palma.

El Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane invirtió esta Navidad 45.000 euros en la ampliación de la luminaria que tradicionalmente lucen las calles del municipio aridanense desde principios de diciembre.