INFRAESTRUCTURAS

La reforma de la avenida Marítima estará finalizada antes de la Bajada

El consejero de Infraestructuras, Anselmo Pestana, destaca el ritmo ágil de las obras, cuya terminación en los plazos previstos es clave para el normal desarrollo de las Lustrales

El vicepresidente del Cabildo junto a uno de los responsables técnicos de la obra, que avanza a un ritmo muy ágil. | DA

En marzo de 2020 estará concluida la primera fase de remodelación de la Avenida Marítima de la capital palmera, un objetivo que se alcanzará gracias a “la agilidad con la que marchan los trabajos” en la zona, que ayer visitó el vicepresidente del Cabildo y consejero de Infraestructuras, Anselmo Pestana, acompañado por el director de obra y de representantes de la empresa adjudicataria.

Esta expectativa eliminaría los temores que señalaban, especialmente desde el sector comercial de la ciudad, las consecuencias de un hipotético retraso, la expresión de una desconfianza que existe entre los comerciantes y empresarios del casco histórico. Los plazos se cumplirán, en virtud del ritmo de unos trabajos que comenzaron con retraso.

Así, la remodelación de la vía en esta primera fase estará completa unos tres meses antes del arranque de las fiestas lustrales de la Bajada de la Virgen y en el marco de un proyecto que está cambiando la fisonomía de gran parte del frente marítimo de la capital palmera, con la mejora de 11.254 metros cuadrados urbanizados y reordenados, desde el entorno del Cabildo hasta la Avenida de El Puente. Recuerda Pestana que “esta es una obra de 2 millones de euros que acogerá el paseo de las Estrellas y de la Ciencia que decidimos, de acuerdo con el Ayuntamiento, que instalaríamos en la Avenida Marítima”.

Habla el consejero de Infraestructuras de “una evolución muy ágil de los trabajos” al tiempo que aclara que “el lado de la zona comercial comprenderá dos tramos, de modo que se minimice el impacto en las terrazas y comercios de la Avenida Marítima el menor tiempo posible”. Las obras que están más avanzadas y parte de este mismo proyecto, son las que afectan al primer tramo de la calle Álvarez de Abreu y a la calle Blas Simón, en la vía trasera del Cabildo y cuyo firme ya ha sido asfaltado tras un proceso de localización y protección de los restos de la antigua muralla defensiva de Santa Cruz de La Palma, que data de la segunda mitad del siglo XVIII.

Anselmo Pestana recordó ayer que este proyecto se ha llevado a cabo con una partida del remanente de Tesorería del Cabildo, fondos a los que se ha sumado otra partida del Fondo de Desarrollo de Canarias (Fdcan). Detalla Pestana que “una vez que concluya este proyecto, serán los propios ciudadanos los que nos demanden que continuemos hasta completar la remodelación hasta la desembocadura del Barranco de Las Nieves”.