CD Tenerife

Orden y equilibrio: la solución de Baraja para mejorar al CD Tenerife

El club blanquiazul hace oficial la contratación, hasta final de la presente temporada, del técnico pucelano, que ayer ya entrenó a su nuevo equipo y fue presentado en el Heliodoro

A primera hora de la tarde de ayer se confirmó lo que todo el mundo sabía: que Rubén Baraja es el entrenador elegido para dirigir al CD Tenerife hasta la conclusión del presente campeonato. La entidad tinerfeña hizo oficial este secreto a voces, incluso cuando ya el míster vallisoletano se encontraba en la Isla. Aterrizó, junto a su equipo de trabajo, que también se suma al cuerpo técnico tinerfeñista, por la mañana y por la tarde tuvo la oportunidad de tratar directamente con los que van a ser sus jugadores y, por último, ser presentado oficialmente en la sala de prensa del Heliodoro Rodríguez López.

Fue Víctor Moreno el encargado de dar a conocer a los medios de comunicación al extécnico de Elche, Rayo Vallecano y Sporting de Gijón. Con una amplísima experiencia en los terrenos de juego, Baraja llega al Tenerife con las ideas claras de lo que quiere lograr: “Queremos un equipo que compita en todos los partidos y que tenga continuidad. Hay que aprovechar lo bueno y darle nuestro toque, buscando solidez y equilibrio. Pero todo tiene su proceso. Trataremos de dar un mensaje claro, con cosas sencillas para que los jugadores se sientan cómodos antes de ir a Málaga. Tiene que calar y confío en que nos quieran ayudar”, dijo el ya nuevo entrenador del Tenerife, el tercero del presente campeonato.

Explicó que antes de tomar la decisión de fichar por el Tenerife hizo un análisis previo de las posibilidades que tiene la plantilla. Sus conclusiones fueron que puede “mejorar el equipo” y lograr que “los jugadores muestren su mejor versión. Hay muchos motivos. Evidentemente, estar al frente de un club tan importante como es el Tenerife es una gran motivación. Luego, cuando hemos hablado con Víctor y el presidente del CD Tenerife hemos notado ese feeling respecto a la idea y ambición que compartimos. Es una gran oportunidad para mí, me siento con la energía y el hambre necesaria”, confesó el que también fuera internacional con España en multitud de ocasiones.

Aseguró que es un míster que se aleja de los grandes titulares y que su principal virtud es el trabajo diario. Por esto tiene claro que su idea pasa por mejorar el equipo ofreciendo a los futbolistas “un mensaje conciso” y, al mismo tiempo, “liberarlos de presión, para así conseguir la mejor versión”, pero recordó que “eso solo se consigue en el día a día”. “Todo tiene su tiempo. No es fácil, jugamos el viernes. Nosotros vamos a tratar de dar un mensaje claro y conciso con todo lo que queremos, pero tampoco tenemos mucho tiempo más. Ellos tienen que tener la voluntad de lo que vamos a exigirles y ayudarme a mí con ello”, recalcó.

Con su plantel ya ha tenido la primera toma de contacto y ha apreciado a simple vista que hay un grupo “con compromiso y voluntad de cambiar la situación; es un buen grupo de trabajo para mejorar”. No obstante, entiende que cualquier escuadra es susceptible de sufrir mejoras. “Cuando analizas una plantilla, sabes que tiene unas virtudes y otros aspectos a mejorar. Este equipo ha demostrado que tiene cosas muy bien y que sabe jugar al fútbol teniendo el balón, algo que es muy importante para mí, pero lógicamente hay que mejorar, especialmente a nivel defensivo”, explicó.

“Si conseguimos orden, equilibrio y fútbol en el día a día, subiendo intensidad, nos dará resultados”. Mejorar el balance defensivo de este equipo pasa por ser la primera preocupación que tiene Rubén Baraja. Eso, y que el equipo no juegue de manera intermitente.

Uno de los problemas que tiene este Tenerife es que tiene tramos muy buenos durante los partidos, pero otros en los que es superado con claridad. El choque contra el Almería del pasado fin de semana es un buen ejemplo de esto. Para arreglar esta avería, el Pipo Baraja, que es como se le conocía en su época como futbolista (militó en el Real Valladolid, Atlético de Madrid y Valencia) propone dar “el máximo nivel durante el mayor tiempo posible. Ha habido momentos en que el equipo ha jugado bien y otros en los que los errores han penalizado. Para eso hay que ser insistentes en el mensaje, sobre todo uno de ánimo. No hablo de magia para cambiar algo en dos segundos pero dar fuerzas para que todo pueda cambiar”, indicó.

Otra cuestión capital: mejorar los resultados que el equipo está consiguiendo en el Heliodoro. No gana en casa el Tenerife desde finales del mes de agosto. De eso hace ya más de tres meses. No escondió el preparador pucelano que este hecho “no es normal”, y más porque él recuerda que en su época como jugador, los partidos en el Heliodoro siempre eran complicados. “Sinceramente es algo que me sorprende y lo debemos cambiar lo antes posible. Hacerte fuerte en casa te permite ganar en autoestima y te aporta continuidad. Tenemos un campo precioso y tener ese calor de la gente nos dará estabilidad en resultados”, opinó.

Y hablando de la afición, animó a la parroquia local a que sea el motor que genere el cambio. “Hay trata de conseguir es que la afición sea nuestro motor, que nos ayude y que se identifique con nosotros, marchándose esa crispación. Para todos, la máxima ilusión es que gane el Tenerife y para eso el equipo debe vaciarse. Intentaremos remar entre todos y disfrutar cada domingo”, dijo en este sentido.

Viene acompañado de dos ayudantes

Rubén Baraja no aterriza en la Isla solo. Viene acompañado de dos ayudantes. Junto a él trabajarán José Ramón Rodríguez Sánchez, que realizará la función de segundo entrenador, y de Manuel Poblaciones Risoto, quien ejercerá de preparador físico.

Su contrato de vinculación con la entidad tinerfeña concluye el próximo 30 de junio, tal y como indicó el director deportivo. “No hay cláusulas adicionales en el contrato; es únicamente hasta el final de la temporada”, dijo de manera clara.

Moreno confesó que su interés por los equipos de Baraja no es nuevo, puesto que “seguí mucho al Elche CF, al Rayo Vallecano y al Real Sporting de Rubén Baraja” y en todos ellos encontró diferencias.

El máximo dirigente del área deportiva blanquiazul indicó lo que espera del Tenerife de Baraja. Espera ver muy buenas maneras en ataque posicional, y espera mejorar algunas fases defensivas que le “preocupaban” de la etapa de López Garai. “Seguramente Rubén Baraja sepa darle continuidad a todo lo bueno. Cuando hablamos para venir coincidimos en muchas cosas”, explicó.
Insistió en que Rubén Baraja les puede ofrecer equilibrio en diferentes fases, sobre todo defensivas, pero siempre “respetando las muchas cosas que se hacían bien”, ya que él está seguro de que el anterior inquilino del banquillo tinerfeño hizo un buen trabajo.

Aprovechó su esperada intervención ante los medios para hablar del caso Mauro Dos Santos, quien ni siquiera debutó con López Garai, pero que Sesé Rivero lo puso a jugar en El Molinón. “Me hace gracia que la temporada pasada se dijera que Mauro dos Santos jugaba por imposición mía, y que ahora no juega, en esta campaña, también por mí. Nos tenemos que dejar de estas cosas; es responsabilidad del entrenador y la respetamos”, dijo en este sentido.