SOCIEDAD

Un informe jurídico confirma la injusticia cometida con las dos ‘enanas’ de la Bajada

La prohibición a Gara y Saray para comparecer ante los medios fue una decisión arbitraria que ha quedado acreditada por un documento legal que será entregado al Consejo Rector de las Lustrales

Elías Castro y el resto de concejales socialistas en el consistorio en su comparecencia, en la que entregaron el informe jurídico elaborado por el profesor titular de Derecho ConstitucionalAntonio Domínguez Vila. | DA

Sí se vulneró el derecho de igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres al prohibirse la comparecencia en rueda de prensa de las dos primeras mujeres, en la historia de este histórico número, que bailarán la Danza de Los Enanos. Solo ellas pueden tomar las acciones que consideren oportunas y ajustadas a derecho si lo creen oportuno. Así lo refleja un extenso informe de 23 páginas presentado en rueda de prensa por el Partido Socialista en el Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma, cuyo portavoz, Elías Castro Feliciano, es el concejal delegado de la Danza de Los Enanos en el reparto de gestión por sorteo de los actos de las fiestas lustrales en 2020.

El extenso informe, que alude a las declaraciones públicas previas a la fallida rueda de prensa, de varios seleccionados varones a través de distintos medios de comunicación y frente a la imposibilidad de las dos seleccionadas de hacer manifestaciones en el mismo sentido, está firmado por el Profesor Titular de Derecho Constitucional y Secretario Superior de Administración Local en excedencia y abogado, Antonio Rodríguez Vila. Elías Castro Feliciano, que compareció junto sus concejales para hacer balance de seis meses de gestión del grupo de Gobierno conformado por populares y nacionalistas, explicó que el informe jurídico será llevado, no al pleno de la capital “para evitar politizar la Bajada de la Virgen”, sino al Consejo Rector de las Lustrales, donde están representados agentes sociales y económicos de la capital, así como los distintos grupos políticos en la corporación. Será ese foro el que determine si tiene que haber un reconocimiento explícito del error de prohibir la comparecencia pública de Gara Lorenzo y Saray Pérez, que momentos antes de la comparecencia fueron informadas de que podían ser incluso apartadas del número en caso de hacer declaraciones sin autorización. El informe acredita, en un resumen que expuso el concejal Elías Castro, que “en modo alguno el Ayuntamiento tenía derecho a prohibir aquella rueda de prensa, un acto que fue arbitrario y que puede ser considerado como una interferencia política en la organización de la Bajada de la Virgen”. Añade que esa decisión “en modo alguno estuvo amparada por la normativa que regula el proceso de selección de los Enanos” ni del resto de números de las lustrales.

La mala hora

A la espera de conocer cuál es la respuesta del Ayuntamiento, a la petición de información solicitada por el Instituto Canario de la Mujer del Gobierno de Canarias por estos hechos, lo que sí ha quedado demostrado es que el municipio de Santa Cruz de La Palma se convirtió a partir de la hora en la que se prohibió la comparecencia de Gara y Saray, no en la ciudad que por primera vez desde 1905 incorporaba mujeres a un número exclusivo de hombres, sino en el municipio donde se prohibía la comparecencia pública de dos protagonistas que llevarán a la próxima edición de la emblemática y emocionante danza, la igualdad de género y de oportunidades entre ambos sexos.

El documento llegará al organismo autónomo de la Bajada de la Virgen y será esa entidad la que “decidirá qué recorrido tenga este asunto”. En los hechos que recoge el informe se explica la expectación y repercusión mediática que supone la selección de dos mujeres por primera vez en la historia de este emblemático acto de la Bajada.

Sueldos inferiores para las mujeres del grupo de Gobierno

La desigualdad en materia de sueldos en la corporación capitalina es evidente. Las dos concejales del grupo de Gobierno con las mismas horas asignadas de dedicación parcial en sus respectivos ámbitos de competencia, cobran menos que sus homólogos varones. Mismas horas de dedicación pero con sueldos superiores para los hombres. Este hecho probado se acompaña, además, de que la Junta de Gobierno del Ayuntamiento que cogobiernan PP y CC, no incorporó a ninguna de las mujeres de ambos grupos políticos. Más allá de esta situación, que en todo caso debería ser objeto de reclamación por parte de las concejalas, formó parte de un balance mucho más global en el que los socialistas acusaron al grupo de gobierno de “perder seis meses” en los que habrían demostrado que “no tienen ni programa ni proyecto”. Mientras tanto, el documento de presupuestos para un año lustral “no cuenta siquiera con borrador”.