la laguna

Volver a casa por Nochebuena

Los vecinos del edificio Dácil de Bajamar, que fueron desalojados hace una semana, regresan a sus hogares a tiempo de celebrar la Navidad tras la evaluación técnica del Ayuntamiento de La Laguna, que garantiza la seguridad del inmueble
Volver a casa por Nochebuena. Sergio Méndez
Volver a casa por Nochebuena. Sergio Méndez
Volver a casa por Nochebuena. Sergio Méndez

El pasado día 18 había tristeza, lágrimas, impotencia y mucha incertidumbre. Ayer, en el edificio Dácil, en Bajamar, todo eran sonrisas y algo de prisas por volver a ubicar los enseres, que las familias residentes en el inmueble habían retirado a toda prisa hace menos de una semana. Ayer volvieron a encenderse las luces navideñas, aunque la buena nueva se hizo de rogar.

El informe técnico realizado durante estos días por Urbanismo determinó que los daños que sufre el inmueble no son tan irreversibles como muchos temían. La notificación que le llegó ayer a los vecinos por la vía del administrador disponía que podían regresar a sus viviendas, toda vez que la estructura del inmueble, construido hace 47 años, se encontraba “dentro de los límites de la seguridad”, por lo que permiten el realojo de sus propietarios.

Desde mediada la mañana fue surgiendo la posibilidad entre los vecinos, cuya alegría estaba contenida. “Nos iban diciendo que era posible que pudiéramos regresar a casa”, comentaba una de las vecinas, que a última hora de la tarde llevaba a cabo la vuelta a casa. A mediodía la noticia fue convirtiéndose en realidad y esa realidad se fue transformando en ilusión… y en alegría.

“Este es el mejor regalo de Navidad que podíamos recibir”, explicaba Francisco Domínguez, uno de los primeros vecinos que llegaba a las inmediaciones del inmueble, para esperar a que la Policía Local de La Laguna tuviera la orden en firme de proceder a retirar los precintos de seguridad, que se habían puesto en los cuatro portales de seis viviendas con los que cuenta la comunidad, así como en los locales comerciales.

Los vecinos ya saben que el edificio deberá ser sometido a una serie de obras para mejorar el estado de los pilares, que se encuentran dañados, además de viguetas, enfoscados y fisuras en la fachada, pero nadie les va a amargar esta Navidad. “Hemos pasado unos días muy malos, con muchas dudas”, señalaba otro de los vecinos más madrugadores, Zebenzuí, que durante este periodo de tiempo transcurrido desde el desalojo se alojó en casa de unos familiares. “Volver otra vez a casa no tiene precio”, señalaba entre la emoción del momento y “el estrés” por la rapidez de la comunicación y el margen de maniobra que tuvieron “desde que el administrador hablara conmigo hace apenas un par de horas”. Entonces hubo que hacer el camino de vuelta.

Francisco Domínguez reconocía que para él y sus familiares había sido “una semana muy delicada”, pero que quedaba absolutamente compensada por la noticia recibida. “Esperábamos que esto se dilatase mucho más en el tiempo y la notificación del administrador hoy [por ayer] a mediodía hizo que nos movilizáramos y viniéramos para casa, pero hasta que no hemos visto a los policías quitando el precinto, no terminábamos de creerlo. Ha sido un auténtico regalo de Navidad”, señalaba el vecino del inmueble lagunero, que tenía palabras de agradecimiento para los que han hecho posible que las, al menos, diez familias residentes en el edificio Dácil puedan pasar estas fiestas en casa.

El realojo se fue produciendo paulatinamente conforme los habitantes del inmueble iban acabando sus jornadas laborales y el resto de sus obligaciones. El Ayuntamiento de La Laguna había encontrado soluciones diversas para los que no tenían familiares con los que quedarse en estos días, entre ellos alguna estancia en establecimientos hoteleros del municipio, como confirmaban los vecinos, que tenían la certeza de que el Consistorio estaba estudiando alternativas para cualquier tipo de contratiempo.

Los vecinos podrán juntarse hoy para brindar por tan importante regalo navideño, el mejor que habrán recibido… al menos este año.

TE RECOMENDAMOS