LA PALMA

Los precios abusivos de la gasolina centran el debate en el Cabildo

Carlos Cabrera, consejero de Industria y Energía y portavoz de los populares, anuncia que el grupo de Gobierno estudia elevar una consulta a la Comisión Nacional de la Competencia

El grupo de Gobierno del Cabildo estudia elevar una consulta a la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) para comprobar si se pudiera estar produciendo una situación de abuso en el sobrecoste que los palmeros soportan, con respecto a las islas capitalinas, por la compra de combustible, que en el arranque del nuevo año llegó a situarse 31 céntimos de euro por encima de los precios del mismo carburante en islas como Tenerife y Gran Canaria.

Esta decisión la verbalizó Carlos Cabrera Matos, consejero de Industria y Energía y portavoz del Partido Popular en el Cabildo palmero, en el pleno donde se rechazó la propuesta de Coalición Canaria para derogar el impuesto que el Cabildo grava sobre el combustible desde el año 2012, y que representa unos ingresos anuales de algo más de 800.000 euros para las arcas insulares.

“Para que eso fuera efectivo y la medida que ustedes plantean repercutiera sobre los ciudadanos, tendríamos que darles a cada uno de los ciudadanos los dos céntimos de euros que eso representa en mano”, explicó Carlos Cabrera en respuesta a la petición de la portavoz nacionalista, Nieves Lady Barreto. “De otra forma -subrayó el consejero conservador- ese dinero iría también al bolsillo de las distribuidoras del combustible en la Isla”, que cada año ingresan 40 millones de euros en La Palma con la comercialización de la gasolina, según el dato que maneja su departamento y que hizo público ayer.

Los nacionalistas vieron como su moción era rechazada en un argumentario cargado de reproches, alguna sobre su falta de iniciativa frente a este asunto durante sus sucesivos mandatos en el Cabildo, en boca del ahora presidente de la institución, Mariano Hernández Zapata. La otra línea argumental en el rechazo a la moción fue la expuesta por el vicepresidente y portavoz de los socialistas en la institución, Anselmo Pestana, que recordó a Barreto y a sus consejeros que la única medida implementada por el Gobierno regional ha sido por la voluntad del ejecutivo liderado por el socialista Ángel Luis Torres, con una subvención de 1,5 millones de euros consignada en el Presupuesto de la Comunidad Autónoma y como bonificación al transporte. Frente al rechazo de la moción, Nieves Lady Barreto insistió en que la medida adoptada por el Gobierno canario solo ha sido posible a partir de la entrada en vigor del nuevo Estatuto de Autonomía y el nuevo REF, en noviembre de 2018, cuando se ha considerado la doble insularidad como una condición que obligatoriamente se debe compensar en las islas no capitalinas, quedando a salvo de las reticencias de la Unión Europea sobre la libre competencia.

“Ahora que tenemos las herramientas legales, el Cabildo no puede dejar pasar más tiempo para tomar la medida que le corresponde para ayudar a poner freno al incremento constante del precio de la gasolina en la Isla, que va camino de batir récords y que lastra el crecimiento de nuestra economía”, dijo Barreto. A día de hoy, el equilibrio de los precios del combustible en La Palma pasa por subvencionar de forma directa a las distribuidoras, las que establecen los precios de los que se quejan los palmeros, para que sean éstas las que reciban la subvención que provocaría una bajada de unos precios que los palmeros entienden como excesivo e injusto.

Justificación: el traslado del combustible entre Tenerife y La Palma

El traslado del combustible desde Tenerife hasta el puerto de Santa Cruz de La Palma, y su distribución a la red de gasolineras, sumado al mantenimiento de los puestos de trabajo, forman parte de la explicación de las distribuidoras a la hora de justificar los sobrecostes por la gasolina en La Palma. La libertad de precios del combustible y la carestía que los ciudadanos y empresas palmeras soportan, minimizan los efectos beneficiosos de la baja fiscalidad en Canarias (los menores precios se deben a la aplicación del IGIC, más bajo que el IVA del 21 % que rige en el resto de España). Los palmeros están indignados por el abusivo precio de la gasolina en un territorio con doble insularidad y una orografía que obliga a un mayor consumo de combustible. El mismo recorrido en kilometraje, un total de 100 kilómetros, realizado en la vecina isla de Tenerife y en La Palma, supone para este último territorio periférico un 20% más de consumo.