economÍa

Los precios de la gasolina vuelven a dispararse en La Palma con el inicio de 2020

La gasolina de 98 octanos se sitúa en 1,31 euros por litro, nada menos que 35 céntimos de euro más que en Tenerife y Gran Canaria
Imagen de los precios ayer en la gasolinera de La Grama., Breña Alta. | DA

Los palmeros y su parque móvil estrenan año con un nuevo aumento en los precios de la gasolina. Si bien entre el 31 de diciembre de 2019 y el 2 de enero del recién estrenado 2020 su valor crecía tímidamente -un céntimo de euro en el caso de la gasolina más demandada, la de 98 octanos-, la situación ha empeorado en los últimos días, cuando estos se han disparado superando todos los límites del 2019.

Desde el pasado 2 de enero la situación ha ido a peor, imponiéndose precios que alcanzaban ayer mismo los 1,31 euros por litro en el caso de la gasolina de 98 octanos, mientras que en la gasolina de 95 era de 1,22 euros por litro y el diésel se situaba en los 1,18 euros.

Los consumidores se quejan y lo hacen de forma directa a los operarios de las gasolineras, hastiados de escuchar las quejas de los conductores, mientras que no pueden más que encogerse de hombros ante una situación que es aún más injusta si se tiene en cuenta que los conductores de Tenerife y Gran Canaria repostan el mismo tipo de combustible con precios entre 35 y 20 céntimos de euro más barato.

Los Presupuestos de la Comunidad Autónoma de Canarias para 2020 han incorporado 1,5 millones de euros para bonificar el coste del transporte del combustible desde Tenerife o Gran Canaria hacia las Islas no capitalinas, una medida que muchos de los consumidores palmeros no terminan de entender, argumentando que, pese a que las empresas distribuidoras del gasóleo en La Palma serán este año receptoras de ese apoyo económico, han comenzado el 2020 aumentando los precios de venta y sus beneficios, y aún cuando para ellos no se ha grabado el coste del transporte del combustible entre Islas.

Desde el Cabildo creen que la bonificación que de forma directa recibirán las distribuidores para abaratar los costes, y que en ningún caso supone un sobrecoste de 35 céntimos de euros por litro de gasóleo para las distribuidoras, es una alternativa viable para abordar un problema que sufre directamente el bolsillo de las familias palmeras. Mariano Hernández Zapata ya trasladó, en el marco de la Federación Canaria de Islas (Fecai), nada más asumir su cargo al frente de la institución, la problemática del sobrecoste del combustible en las islas verdes. La institución insular propuso entonces que se aplicaran medidas correctoras que pongan fin a esta situación de discriminación, en lo que constituye una reivindicación que tiene su origen en la legislatura anterior.

TE PUEDE INTERESAR