sociedad

Canarias tenía ayer el peor aire del mundo en algunas zonas

La calidad ambiental era mejor en ciudades como Shanghai o Bombay, según el World Air Quality Index, un índice de medición

Calima en Santa Cruz de Tenerife. DA
Calima en Santa Cruz de Tenerife. DA

Parece una broma macabra para dos islas atlánticas que se promocionan como agradables paraísos subtropicales, pero Tenerife y Gran Canaria tenían ayer algunas zonas con el peor aire del mundo para respirar, según el World Air Quality Index, que mide la calidad del aire en miles de ciudades de todo el planeta. Según este índice, ayer se respiraba mejor en ciudades como Shanghai, Bombay o Nueva Delhi, conocidas por una persistente polución. Solo la ciudad de Aguascalientes, en México, tenía un aire tan poco saludable como el de las dos Islas.

El World Air Index tiene una escala que va de ‘Bueno’ a ‘Peligroso’, pasando por ‘Moderado’, ‘No es es saludable para grupos que son sensibles’, ‘Insalubre’, ‘Muy poco saludable’. Mientras Shanghai estaba en ‘Insalubre’, con 159 puntos, y Nueva Delhi y Bombay en ‘Muy poco saludable’, con 227 y 261, varias zonas de las islas capitalinas superaban los 800 puntos, como la zona del Mercado Central, en Las Palmas de Gran Canaria, un área transitada por vehículos. Lo mismo que ocurre en Tome Cano, en Santa Cruz de Tenerife. Pero en otras áreas con menos tráfico, como Tajao o El Médano, también se repetían valores similares. En Agüimes, pueblo del sur de Gran Canaria, el valor era de 494 puntos, que se encuentra también dentro del rango de ‘Peligroso’. A las nueve de la noche, el valor era ‘Moderado’ en Lanzarote y Fuerteventura.

Problemas de salud

La mala calidad del aire es un enorme problema para la salud. Y no solo para las personas que tienen enfermedades respiratorias. La prestigiosa revista internacional Journal of Clinical Medicine publicó recientemente una investigación en la que han participado el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y el Hospital Universitario de Canarias (HUC), que demuestra que la exposición a concentraciones elevadas de polvo desértico en el aire empeora el pronóstico de los pacientes ingresados por insuficiencia cardíaca. “El estudio supone un avance en la identificación de los mecanismos pato-fisiológicos por los que la exposición al polvo desértico constituye un factor precipitante de ingreso por insuficiencia cardíaca y que por ende puede favorecer la muerte intrahospitalaria en estos pacientes”, señala el investigador del CSIC Sergio Rodríguez, de la Estación Experimental de Zonas Áridas (EEZA), que ha coliderado el estudio junto al doctor canario Alberto Domínguez Rodríguez, del Hospital Universitario de Canarias. En este nuevo estudio, realizado en la Isla, han participado 829 pacientes que fueron ingresados en el HUC durante el periodo de estudio 2014-2017, con el diagnóstico de insuficiencia cardiaca.