la palma

Uno de los Enanos seleccionados renuncia por motivos personales

La presentación de la baja voluntaria incorpora a otro aspirante, que no se corresponde con ninguno de los que han reclamado por una supuesta vulneración de las bases de selección

El enano seleccionado en el número 29 para el número más señero de la Bajada de la Virgen 2020, ha presentado su renuncia por motivos académicos que le impiden formar parte del número, lo que permitirá que otro de los candidatos que compitió por formar parte del selecto grupo de danzarines, pase a ocupar el número 30. Este joven formaba parte de los clasificados dentro de los seis suplentes de los 24 titulares para la danza más esperada por los palmeros cada lustro.

En el escrito de renuncia al que este joven dio registro de entrada este mismo lunes en el Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma y al que ha tenido acceso este periódico, el seleccionado explica que la decisión la adopta por motivos académicos y ante la imposibilidad de poder cumplir con los ensayos y la preparación que requiere el número.

Pese a esta renuncia y a la entrada del siguiente clasificado atendiendo a la suma de las notas de las tres pruebas realizadas en octubre del pasado año 2019, las cuatro reclamaciones presentadas por aspirantes que no fueron seleccionados por el jurado que preside Alonso Lugo, continuarán esperando la respuesta que el Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma se comprometió a dar.

Tal y como recordó el alcalde, Juan José Cabrera Guelmes en declaraciones a este periódico, en ningún momento se ha constituido una comisión de investigación en torno al proceso de selección de los Enanos. En cambio, si se está procediendo por parte de una funcionaria municipal, y tras la renuncia previa de la secretaria accidental a la que le competía realizar esa tarea, a revisar toda la documentación, notas y detalles del proceso de selección para dar una respuesta a los cuatro hombres que han reclamado y que no descartan llegar a la justicia ordinaria por lo que entienden como el incumplimiento de las bases de la selección.

El número de los Enanos y la enorme competencia por formar parte de la danza, a la que concurrieron un centenar de participantes de los que finalmente se presentaron 95, ha generado una polémica que divide a los veteranos que señalan al portavoz de Ciudadanos y concejal próximo a entrar en el grupo de Gobierno con dedicación parcial, Juan Arturo San Gil, como alentador de una polémica dañina para la imagen de las lustrales, y quienes señalan una falta de transparencia que trató de descartarse con la democratización de la participación, que se materializó con la aprobación de las bases en la edición de la Bajada de 2015.

Esta misma semana se reunirá, por decisión de la Junta de Portavoces del consistorio capitalino, el Consejo Rector de la Bajada de la Virgen, una convocatoria que no solo tiene que ver, según confirmaron tanto el alcalde, Juan José Cabrera Guelmes, como el concejal responsable del número de los Enanos, Elías Castro Feliciano, con la controversia en torno a este número de las lustrales,, sino a otros asuntos de interés y de gestión de un órgano que se presupone despolitizado en interés de la Bajada y a cuyos miembros se les pide trabajar conjuntamente, por encima de intereses políticos y particulares.

TE RECOMENDAMOS