aprender a vivir en estado de alarma / consecuencias cotidianas de la crisis

Canarias se adelanta: el ingreso de emergencia, antes que la renta vital

La Administración autonómica abonará en mayo una prestación única de entre 367 y 478 euros a 38.000 hogares vulnerables y eximirá el alquiler a 17.200 familias que residen en viviendas públicas

Ángel Víctor Torres, flanqueado por Noemí Santana (Derechos Sociales) y Sebastián Franquis (Vivienda). / DA

A unos pasos de la desescalada, el Ejecutivo de Ángel Víctor Torres ha activado una escalera mecánica para aliviar el camino a unas cien mil personas (en torno a 38.000 familias) en este trance de la crisis del Covid-19. El Consejo de Gobierno aprobó este viernes, en una sesión extraordinaria y monográfica, el Ingreso Canario de Emergencia (ICE), que establece una ayuda de 367 euros cuando se trate de una sola persona; de 415 euros para las familias formadas por dos personas; 453 euros, para las de tres, y 478 euros para familias de cuatro miembros o más. El decreto ley se publicará el martes en el Boletín Oficial de Canarias (BOC) y deberá ser convalidado por el Parlamento en un plazo de treinta días.  

Esta iniciativa del cuatripartito (PSOE, NC, Sí Podemos Canarias y ASG) lleva aparejada, en el apartado de la vivienda pública, la exoneración del alquiler a 17.200 inquilinos; inicialmente, en los recibos de abril y mayo, que simplemente no se emitirán. Paralelamente, más de 20.000 familias podrán acogerse a un programa negociado con el ministerio y dotado con 5,3 millones de euros, por el cual se les concederá una aportación máxima de 900 euros mensuales durante seis entregas siempre que los ingresos familiares no superen los 1.636 euros. 

Consejo de Gobierno extraordinario y monográfico. / DA

Un día después de lo previsto, el presidente compareció en la rueda de prensa acompañado por la consejera de Derechos Sociales, Noemí Santana (Podemos) y el de Vivienda, Sebastián Franquis (PSOE). Torres añadió que también “se agiliza” la Prestación Canaria de Inserción: la PCI. “Canarias se convierte en la primera comunidad autónoma de nuestro país que aprueba un ingreso de emergencia”, resaltó. Esto significa que, hasta que salga la renta mínima vital por la que (se) pelean los socios en el Gobierno de Pedro Sánchez, “habrá un ingreso único para hacer frente a las necesidades que en estos momentos soportan muchas familias en nuestra región”. El secretario general de los socialistas canarios no escondió las dificultades que esto ha entrañado: “Al ser iniciático, porque no se ha dado en ninguna otra región, ha exigido un estudio pormenorizado de los servicios jurídicos, técnicos y administrativos. Pero la feliz noticia es que hemos cerrado un documento que es probable que otras comunidades tomen como referencia”. Visible y gestualmente satisfecho, Torres evocó que el pacto de gobierno en Canarias “puso sobre papel que una de las prioridades era atender a las familias con mayores necesidades, las más vulnerables”. En julio, recordó, “los parámetros de pobreza no eran buenos”, pero se venía recuperando la economía  y había buenas perspectivas. Sin embargo, se lamentó, el coronavirus nos salpicó y nos golpeó a todos de una manera tremendamente violenta, y eso tiene que hacer que las administraciones públicas no dejen en la estacada a esas familias”.   

En esta batalla contra un enemigo esquivo, agresivo y astuto, Santana proclamó que “se han sentado las bases del escudo social canario para proteger a toda la ciudadanía y especialmente a aquella población más vulnerable”. Ante este bastonazo del destino, “ahora más que nunca, vamos a reaccionar como la ciudadanía espera de nosotros”, verbalizó. “Queremos aplanar la curva social”, ilustró Santana. 

Las solicitudes se realizarán por tres vías: tramitación telemática a través de la sede electrónica con una clave de acceso, a través del número de atención a la ciudadanía (012) y por la ventanilla de los servicios sociales municipales. De la tramitación del ICE se encargarán 350 trabajadores.  

No será esta la última camilla para socorrer a los damnificados de la pandemia. “Llegarán otras”. 

TE PUEDE INTERESAR