coronavirus

Canarias se esfuerza en arropar a los más vulnerables de la crisis

El Ejecutivo de las Islas aprobará hoy, en un Consejo de Gobierno extraordinario, una renta de emergencia pionera, que se complementará con la que pondrá en marcha el Estado en mayo
Muchas personas se han quedado en un limbo y no perciben ningún tipo de ingreso o prestación, por lo que el Ejecutivo ha preparado un paquete de medidas de emergencia. Fran Pallero

Enumerábamos en la edición de ayer las razones por las que los más pequeños de la casa se han convertido en protagonistas en el transcurso de la pandemia del coronavirus. Entre ellas, la prisa de algunas organizaciones por que las autoridades permitan a los niños salir a coger aire, a caminar y, sobre todo, a evadirse de una profunda crisis que marcará para siempre sus vidas; aunque lo conserven únicamente como un recuerdo amargo.

Y a esa lucha por lograr cierta laxedad en las medidas de confinamiento para los niños, que ya han sufrido, al igual que el resto de los españoles, cinco semanas encerrados en casa, se han sumado voces desde el ámbito político, como la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que esta semana entonó el “no esperéis más, libertad para nuestros niños”; o el propio ministro de Sanidad, Salvador Illa, que reconoció ser consciente de que este periodo “está siendo un reto para los niños y sus familias”, dado que “afecta también su salud”, aunque aseguró que es necesario “actuar con cautela”.

Hoy en DIARIO DE AVISOS son varios los expertos que analizan desde distintas perspectivas la conveniencia de satisfacer esa demanda, valorando sus aspectos positivos y negativos. Pero hay algo en lo que su parecer es unánime: en caso de que se les permita abandonar sus domicilios, han de disponer de todas las garantías. En este sentido, tanto el consejero de Sanidad y portavoz del Gobierno de Canarias Julio Pérez, como Lluis Serra, miembro del Comité de Gestión de la Emergencia Sanitaria del coronavirus en las Islas, coinciden en que los menores deben salir en primer lugar del confinamiento, pero con las medidas de precaución oportunas y en el momento indicado.

Otro de los sectores más vulnerables es el de las, aproximadamente, 50.000 familias que se han quedado en un limbo al haber estado desarrollando su actividad dentro de la economía sumergida o que, por diferentes circunstancias, no perciben ningún tipo de ingreso. Aquellos que, diríamos, aparentemente se han quedado por el camino. Para ellos el Ejecutivo canario ha diseñado un plan de ayuda: la renta de emergencia que adelantó este periódico. Una prestación que se abonará en un máximo de dos mensualidades y que rondará los 800 euros. Con su aprobación hoy en un Consejo de Gobierno extraordinario, Canarias se convertirá en la primera Comunidad Autónoma del país que propone una medida de estas características para arropar a los ciudadanos más frágiles durante la crisis sanitaria.

El motivo por el que el subsidio se distribuirá únicamente en dos mensualidades es que busca complementarse con el que va a impulsar el Gobierno central, y que, según previsiones, entrará en vigor en mayo. Asimismo, en la reunión de hoy, donde el presidente de la institución, Ángel Víctor Torres, el vicepresidente y consejero de Hacienda Román Rodríguez, la consejera de Derechos Sociales Noemí Santana y el consejero de Obras Públicas y Vivienda Sebastián Franquis, tomarán las riendas, se dará luz verde a exhimir del pago del alquiler a las 17.000 familias usuarias de viviendas sociales.

Un paquete de acciones dilatadas por el entramado jurídico que conlleva configurarlas de forma que se evite la picaresca, y con las que el Archipiélago pretende arropar a los débiles, a los que atraviesan un momento delicado y a los que más necesitan un impulso para, tras la crisis sanitaria, salir adelante.

TE PUEDE INTERESAR