Tribunales

El juez ordena la entrega inmediata de mascarillas a los vigilantes del Negrín

La autoridad judicial concede 48 horas improrrogables a Eulen para que facilite equipos de seguridad en este hospital grancanario

Hospital Doctor Negrín, en Las Palmas de Gran Canaria. DA

Nuevo episodio de la guerra que se libra en los juzgados por las mascarillas. El Juzgado de lo Social número 7 de Las Palmas de Gran Canaria  requirió ayer lunes 30 de marzo a la empresa encargada de la seguridad del Hospital Universitario Doctor Negrín, en Las Palmas de Gran Canaria, para que, en el plazo improrrogable de 48 horas, procediera a entregar ”en cantidad suficiente” y a todos/as y cada uno/a de los vigilantes del complejo los equipos para trabajar con garantías frente al coronavirus, en concreto “mascarillas homologadas”, “gel desinfectante” y “guantes de vinilo de talla grande o, de no ser posible, de talla mediana”, informa el gabinete de prensa del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC).

El órgano judicial estima de esta manera la demanda presentada por la Federación de Trabajadores de Seguridad Privada de la Unión Sindical Obrera (FTSP-USO) para que se adopte esta medida de manera cautelarísima, sin siquiera dar trámite de audiencia a la administración o gerencia del Hospital.

Expone la autoridad judicial que  la situación de pandemia y las dificultades subyacentes en orden a la adquisición de los medios que permitan ofrecer garantías respecto a la ejecución del trabajo en los términos que garantiza la LPRL, “no pueden utilizarse como excusa para no poner a disposición de los trabajadores los equipos indispensables para preservar la salud de los mismos pues la empresa debe realizar todos los esfuerzos y gestiones que sean necesarios para conseguir dicho objetivo”.

“Dado que la actividad laboral de los Vigilantes de Seguridad que prestan servicios en el Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín es una actividad esencial, que coadyuva a que el personal sanitario de dicho centro hospitalario pueda desarrollar su imprescindible e impagable actuación profesional, lo que implica que ambos colectivos compartan determinados espacios dentro del Hospital” razona el auto, “es necesario concluir que ha de dotarse a los indicados Vigilantes de Seguridad de las medidas de protección necesarias para preservar su salud y lo que no es menos importante, evitar la propagación de los contagios entre los unos y los otros”.

La autoridad judicial agrega que, transcurrido el plazo de 48 horas para que la empleadora cumpla la orden de entregar los equipos, el sindicato y la empresa Eulen “deben comunicar a este órgano jurisdiccional si se ha cumplimentado dicha medida”. 

Cabe recordar que otro juzgado de lo social de la capital grancanaria, el número 8, ya ordenó que el personal de la subcontrata municipal de asistencia a domicilio de dicho municipio estaba obligada a dotar de material sanitario a sus empleados en 24 horas, tal y como demandó UGT, en decisión judicial que ha sido recurrida. Por el contrario, la misma reclamación fue rechazada en la capital tinerfeña, siendo el sindicato el que presentó un recurso en dicho caso.

Además, el TSJC denegó a su vez una exigencia similar llevada a cabo por un sindicato de médicos y dirigida contra la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias.