el sauzal

“Estamos trabajando para que las pymes puedan cobrar las ayudas lo antes posible”

Mariano Pérez, alcalde de El Sauzal
Mariano Pérez trabaja en su casa pero está en permanente contacto con los vecinos a través de las redes sociales. Sergio Méndez
Mariano Pérez trabaja en su casa pero está en permanente contacto con los vecinos a través de las redes sociales. Sergio Méndez
Mariano Pérez trabaja en su casa pero está en permanente contacto con los vecinos a través de las redes sociales. Sergio Méndez

Son tiempos difíciles para todas las administraciones. También para sus responsables, que desde hace un mes luchan sin descanso para garantizar las necesidades de sus vecinos, muchos de ellos afectados por una crisis sanitaria que tiene importantes consecuencias económicas y sociales que ya se empiezan a manifestar. El alcalde de El Sauzal, Mariano Pérez, no es ajeno a esta situación. Desde el 30 de marzo, decidió trabajar en su casa donde montó un improvisado despacho, excepto cuando se le requiere para tratar alguna emergencia o asuntos graves. En ese caso, igual que otros trabajadores municipales que tienen que salir a la calle, mantiene las respectivas distancias y adopta todas las medidas para garantizar su seguridad y la de quienes lo rodean.

-¿Cómo es la experiencia de trabajar en casa?
“Estoy siempre conectado con los vecinos a través de las redes sociales para cualquier cosa que necesiten, igual que con los trabajadores municipales. Desde el lunes que empezó a trabajar el personal de Obras, una parte del tiempo vamos al Ayuntamiento, sobre todo para los asuntos sociales y para tramitar las ayudas a los comerciantes del pueblo, ya que un 98% de las empresas son pymes que tienen entre uno y tres empleados y son quienes más han sufrido las consecuencias de esta crisis. Estamos trabajando para que las cobren lo antes posible y no se eternicen en el tiempo. Calculábamos que en el municipio había entre 180 y 200 empresas afectadas, pero el jueves, cuando terminó el periodo para presentar las solicitudes nos encontramos que eran 239, así que el importe inicial de entre 100.000 y 120.000 euros se incrementó en 160.000 euros, casi 40.000 más de lo previsto. Eso sí, se sacarán de los recursos propios del Ayuntamiento, no vamos a tocar el superávit ni el dinero ahorrado”.

-¿De dónde salieron estas empresas?
“En El Sauzal hay muchos autónomos trabajando desde su casa, un grupo de entre 60 y 70 personas que trabajan en diferentes modalidades, incluidos los taxistas, los trabajadores del Mercado municipal y empresas que tienen su razón social en municipio aunque no estén de forma presencial, pero pagan sus impuestos aquí. La cantidad es menor pero también recibirán una ayuda”.

-¿Hay diferentes tipos de ayudas?
“Sí, no son lineales. El sector donde más empleabilidad hay es la restauración, por eso hemos hecho una tabla, dependiendo si es cierre total o parcial y del número de empleados (el máximo es de 5), y las ayudas oscilan entre 800 y 1.000 euros. Hay 93 empresas que cumplen con estas condiciones; 97 que recibirán entre 500 y 700; una veintena, 400 euros y dos casos puntuales de 200 y 275”.

-Si no se va a tocar el superávit ni los ahorros, ¿de dónde saldrán los recursos para estas subvenciones?
“Vamos a eliminar totalmente la partida de 110.000 euros que había para las fiestas de todo el año, otra de menor importe para eventos especiales y una obra de señalética prevista en el Mercado municipal”.

-¿Eso significa que este año no habrá fiestas en El Sauzal?
“Sí, se suspenden todas. Lo que no queremos es tocar la cultura porque eso genera economía y por eso queremos que el auditorio siga funcionando como lo había hecho hasta el pasado mes de marzo, con un lleno casi total, porque eso además genera movimiento económico en el pueblo”.

-¿Cómo se han tomado esta decisión los vecinos?
“La gente entiende que el dinero tiene que dedicarse a las necesidades sociales y empresariales en este caso. No creo que la gente esté pensando en las fiestas en la situación actual, es más, creo que ni ganas deben tener”.

¿Hay obras importantes que han tenido que ser paralizadas por el Estado de Alarma?
“El centro de salud del casco, que depende de la Consejería de Sanidad y el cerramiento del pabellón de Ravelo. En el caso de la terminación de la plaza de San Nicolás con la calle del mismo nombre y la plaza de San Pedro continúa y el lunes se va a asfaltar ya la calle y señalizar. Esa obra se va a terminar”.

-El municipio alberga la Casa de Acogida Madre del Redentor, el hogar de la Divina Providencia y el Centro de Atención a la Discapacidad Física. ¿Se han tomado algún tipo de medidas especiales para proteger a los usuarios, que forman parte de los colectivos más vulnerables?

“Entre los tres hay 130 residentes y el mismo número de trabajadores, y desde el primer momento nos hemos puesto en contacto con sus directores y las cosas van bien. Como Ayuntamiento, hacemos campañas de desinfección a diario, con refuerzos de limpieza de la UME en las zonas y al mismo tiempo, cada centro toma sus propias medidas. No ha habido ningún caso así que hasta el momento las noticias son buenas”.

-¿Tienen material de protección suficiente tanto para los usuarios como los trabajadores?
“Ahora empiezan a tenerlo pero me consta que los primeros días lo pasaron muy mal y era el gran problema y la gran preocupación que tenían. Ahora les han llegado donaciones y empiezan a estar bien”.

¿Se han incrementado los usuarios de servicios sociales como consecuencia de la situación generada por el Covid-19?

“Sí, y por eso tiro una lanza a favor de las trabajadores sociales del Ayuntamiento que han hecho un trabajo excelente recibiendo muchísimas llamadas. También se ha incrementado la demanda por alimentos. En estos momentos la situación está controlada pero es cierto que desde el Ayuntamiento también hemos tomado medidas especiales para paliarla como la compra de 400 quesos a Ganadería Pérez Alonso para el Banco de Alimentos. Se trata de una empresa local así que al mismo tiempo se ayuda al sector primario de El Sauzal. Y también hemos tomado la decisión de comprar productos de limpieza e higiene personal para las familias que lo necesitan que se está tramitando”.

-¿Fue necesario reestructurar el equipo de gobierno para afrontar los cambios?
“Los siete concejales del grupo de gobierno a los que se suma mi secretaria personal hemos conformado cuatro equipos diferentes para organizarnos y afrontar la actual situación. Uno para coordinar los servicios públicos y el resto de áreas; otro para atender la parte social, educativa y sanitaria; un tercero de comercio e igualdad, que es el que ha diseñado todo el tema de las ayudas; y el cuarto con el concejal de Hacienda al frente, que ha estado trabajando para que todas las necesidades estén cubiertas y no reventar el presupuesto. Hay que ser consciente de que hay que trabajar con la cabeza pero sin olvidar el corazón y viceversa para que al final de año se puedan pagar las nóminas. Y pendientes también de que el Gobierno de España abra la mano para que todos los ayuntamientos puedan utilizar sus remanentes y en nuestro caso también el superávit que tenemos. Al parecer, nos dejarán utilizar el 20% que suponen 200.000 euros que ya tienen destino: la mitad para servicios sociales y los otros 100.000 para un nuevo plan de empleo”.

-¿Cuál es la percepción que tienen los vecinos del momento que vivimos?
“La gente ya empieza a desesperarse, sobre todo con los niños y los mayores, pero creo que dentro de todo hay tranquilidad. El Sauzal es un pueblo que ha respetado mucho el confinamiento pero que tiene ganas de que esto acabe para volver a la normalidad, si no es al 100% al menos en un 30%. Ganas de que la gente al menos se pueda mirar con los ojos y aunque no se pueda dar la manos y abrazar al menos decir: estamos aquí y tenemos que luchar. Y por eso desde el Ayuntamiento tenemos que ayudar a quienes peor lo están pasando. En este sentido, hay que destacar la labor altruista y humanitaria de Protección Civil a cambio de nada y de la Policía Local”.

-¿Se han puesto muchas multas en el municipio por saltarse el confinamiento?
“La verdad es que no y eso que se hacen bastante controles”.

-O sea que se puede decir que los sauzaleros lo pasaron con un diez…
“Quizás un diez sea mucho pero con un notable altísimo sí”.

TE PUEDE INTERESAR