SOCIEDAD

La DGT alerta a los motoristas: atentos a estos aspectos para que la primera visita en la desescalada no sea al taller

Estado de la batería o de los neumáticos, claves

El inicio de la desescalada supone para mucha gente volver a coger su coche después de más de dos meses. Semejante parón no deja indiferente a ningún vehículo. Tras publicar los siete supuestos en que podíamos coger el coche durante el estado de alarma, la Dirección General de Tráfico (DGT) avisa de que es un momento crucial para evitar que nuestro primer viaje sea al taller por los problemas que ha causado la inactividad. Concretamente, la DGT se centra en las motos.

Muchos de estos vehículos de dos ruedas han permanecido parados desde el pasado 14 de marzo. Mucho incluso lo han hecho en la calle, con el correspondiente desgaste que ello conlleva. Llegado el momento de encender nuestra moto hay que seguir unas pautas para minimizar los problemas surgidos por la inactividad. La DGT ha lanzado una serie de recomendaciones para evitar las sorpresas y el peligro.

Lo primero es la batería. Después de este parón, Tráfico aconseja cargarla en profundidad o incluso desmontarla y hacer un ciclo completo de carga. Asimismo, es recomendable limpiar los bordones y las conexiones con gel protector y aplicar grasa dieléctrica para evitar falsos contactos en todos los conectores.

La DGT también hace hincapié en los neumáticos. Si las ruedas han estado tocando suelo todo este tiempo se han podido producir bajadas de presión, por lo que es recomendable inflarlos. También habrá que revisar que no se hayan producido deformaciones por estar en contacto con una superficie dura. Otro punto a tener en cuenta son las pastillas de freno y su posible desgaste.

Por último, revisar el motor y la transmisión. Lo más recomendable según la DGT es aplicar desoxidante y aceite a la cadena de transmisión. También el aceite del motor puede haber perdido propiedades. Un cambio de aceite y de filtro siempre es recomendable. “Si la vamos a arrancar directamente, un truco antes de hacerlo es desmontar las bujías y pulverizar un poco de aceite de motor por la abertura de la culata y procurar girar la rueda para que el pistón suba y baje despacio”, explica Tráfico.