tacoronte

Las malas conductas con termitas se sancionarán con hasta 3.000 euros

El Ayuntamiento tiene casi listo el anteproyecto de ordenanza para evitar la dispersión de la ‘Reticulitermes flavipes’, desde la venta de inmuebles en la zona hasta el vertido de basura
Termitas subterráneas detectadas en una vivienda en Tacoronte. Sergio Méndez
Termitas subterráneas detectadas en una vivienda en Tacoronte. Sergio Méndez
Termitas subterráneas detectadas en una vivienda en Tacoronte. Sergio Méndez

Desde 150 hasta 3.000 euros. Esa es la cantidad que deberán pagar los vecinos de Tacoronte que en el futuro incumplan algún aspecto de la Ordenanza Municipal Reguladora para Evitar la Dispersión de la Plaga de la Termita Subterránea Reticulitermes Flavipes, cuyo anteproyecto ya está en elaboración.

Depositar los enseres o madera afectada por termita subterránea en la vía pública; el incumplimiento de informar en caso de transmisión de la propiedad; la presencia de termitas en la vivienda sin que haya sido notificada al Ayuntamiento; la extracción de tierras, escombros o similares de la zona afectadasin el certificado o informe emitido por organismo autorizado; o la repetición de comportamiento que haya sido sancionado, serán objeto de multas.

La cantidad dependerá si la infracción es leve (de 150 a 300 euros) o grave (de 301 a 3.000) la y para establecerla también se tendrá en cuenta la existencia de intencionalidad, el riesgo de daño de la infracción cometida, la capacidad económica de la persona infractora y el beneficio económico derivado, detalla la concejal de Medio Ambiente, Carmela Díaz.

La imposición de sanciones en caso de conductas insolidarias se contemplan en el último artículo de la normativa que, en concreto, se trabajó con el equipo jurídico del Cabildo de Tenerife, indica la edil.

La ordenanza consta de ocho apartados. El primero de ellos describe el objeto y el ámbito de la norma; el segundo incide en la obligación de comunicar la existencia de la plaga con la finalidad de que la administración tenga conocimiento y pueda actuar; mientras que el tercero trata de la transmisión de bienes inmuebles con termitas así como de la obligación del vendedor de dar información veraz sobre la cesión del inmueble.

El artículo cuarto alude a los movimientos de tierra en las zonas afectadas que puedan indicar riesgo para la expansión del insecto y por lo tanto, se trata de establecer unas condiciones mínimas para que se puedan realizar con garantías.

En el quinto se establecen las condiciones para proteger la actividad agraria y en el sexto, las pautas para la recogida y retirada de basura y enseres en la zona afectada. En este sentido, Díaz confirma que el protocolo con el Cabildo ya se firmó, está activo y ya se ha hecho la primera quema en el solar que el Consistorio cedió para ello con el correspondiente tratamiento con biocida y posterior traslado del triturado.

Asimismo, en el siete se detallan las obligaciones de las administraciones y estipula que el Ayuntamiento deberá asumir los actuales compromisos en caso de que el Cabildo no lo hiciera.

Una vez que los técnicos culminen la redacción, se seguirán los pasos administrativos correspondientes para su aprobación, que en este caso estarán condicionados por el Estado de Alarma, como su publicación, posterior aprobación por el Pleno municipal y la exposición pública para que los ciudadanos puedan presentar alegaciones.

“Nuestra intención es tenerla ya”, apunta la concejal. Asi, Tacoronte sería el primer ayuntamiento de Canarias en contar con una ordenanza específica sobre la termita subterránea Reticulitermes flavipes para evitar que se expanda a otras zonas del municipio.

La Laguna también trabaja en la redacción de la normativa

El Ayuntamiento de La Laguna trabaja también en la actualidad en la redacción de una ordenanza reguladora para evitar la dispersión de la termita subterránea sobre todo a través de enseres y maderas, en unos términos muy parecidos a la de Tacoronte, ya que cuenta con la misma supervisión jurídica del Cabildo. El edil de Medio Ambiente, José Luis Hernández, apuntó que el borrador está ya “en los servicios jurídicos municipales pendiente de informe”. El Ayuntamiento está culminando también el proceso para la puesta en marcha de la parcela en Valle de Guerra a la que trasladar maderas afectadas.

TE RECOMENDAMOS