sociedad

Noemí Santana: “En Canarias hay un Gobierno progresista y sensible ante la dura realidad que nos llegará”

"Afrontamos una situación bastante difícil en el ámbito social, con gran parte de nuestra población en riesgo de pobreza y exclusión. Desde la Consejería hemos intentado coordinarnos con cabildos y municipios para frenar esa curva social que está asociada al coronavirus y que el impacto sea el menor posible”, afirmó la consejera
La Consejera de Derechos Sociales, Igualdad, Diversidad y Juventud del Gobierno de Canarias, Noemí Santana. | DA

La Consejera de Derechos Sociales, Igualdad, Diversidad y Juventud del Gobierno de Canarias, Noemí Santana llega a su domicilio tras una dura jornada de trabajo, y Víctor, de cinco meses, acapara buena parte de su tiempo. Tras calmar al bebé, atiende a DIARIO DE AVISOS para hacer un balance de la situación de emergencia social y las medidas adoptadas por el Ejecutivo regional para conseguir adelantarse a las consecuencias que conlleva la crisis social de la Covid-19.

– El Gobierno de Canarias ha tomado diversas medidas para enfrentarse a la crisis social y económica derivada del coronavirus. ¿Cómo está la realidad social en las Islas?
“Afrontamos una situación bastante difícil en el ámbito social, con gran parte de nuestra población en riesgo de pobreza y exclusión social, ya que a esta emergencia sanitaria se ha activado otra social, y eso lo demuestran los datos. Por ejemplo, se ha incrementado el número de usuarios de los servicios sociales, por lo que hemos intentado desde la Consejería coordinarnos con cabildos y municipios para frenar esa curva social que está asociada al coronavirus, aplanarla como se hizo en el ámbito sanitario, y que el impacto sea el menor posible”.

– Una de las medidas adoptadas es la del Ingreso Canario de Emergencia. ¿Esperaba que en la primera semana tuvieran 7.000 solicitudes y 32.000 llamadas?
“Hicimos un diagnóstico de cuál era la situación en base al ISTAC y en las previsiones se podría llegar a 40.000 familias y 100.000 personas. Veremos cuál es la respuesta el 26 de mayo, pero sí que estamos recibiendo muchísimas llamadas, de hecho el primer día la gente se quejó de que no podían contactar con el 012, ya que se colapsó, aunque tenemos unas 300 personas trabajando exclusivamente para este Ingreso de Emergencia, entre los funcionarios y el personal de la operadora. Intentamos poner unos intervalos para ordenar las solicitudes y atender según el nivel de prioridad. En primer lugar, atenderíamos a las familias con dos o más menores a su cargo, o a las familias monomarentales y monoparentales. Seguidamente, le llegará el turno a las familias con un hijo a cargo, y después a las individuales. Se han incrementado los usuarios que han acudido a los servicios municipales para pedir ayudas de emergencia social y a las ONG. Por tanto, muchísima gente lo está pasando mal”.

– Tras casi dos meses, solo queda pedir ayuda a las ONG y a las instituciones.
“En este periodo de alarma, ha sido más difícil hacer uso de los mecanismos para subsistir, como es el tejido familiar o los comedores sociales, porque las restricciones de movilidad impedían acudir. Por eso, se creó este Ingreso Canario de Emergencia, que es único, exclusivo y ligado a la Covid-19. Somos la única comunidad que lo tiene, hasta la llegada del Ingreso Mínimo Vital por parte del Gobierno central. Queremos atender esas necesidades, ya que somos una comunidad donde muchísima gente se sustentaba a través de esos recursos disponibles. Así garantizamos que nadie va a quedar atrás”.

– Otras comunidades no han tomado una medida similar, quizás entienden que debe ser el Estado el que la adopte y que no les corresponde dedicar estos recursos a su población más vulnerable.
“Creo que eso significa que en Canarias hay un Gobierno progresista y sensible ante la dura realidad que llegará, y sabemos que otras comunidades han hecho también esfuerzos para llegar a esa población vulnerable, como Baleares, que incrementó el número de usuarios de su prestación habitual. Eso también lo hicimos en Canarias. Aquí, hemos mejorado para poder atender a más gente. En el estado de alarma hemos añadido unas 7.000 personas a la Prestación Canaria de Inserción”.

– Ha habido alguna acusación de populismo en esta media, al tratarse de un único pago, que a caso no resuelva el problema de fondo.
“Consideramos que debemos actuar de manera más eficiente y coordinada en todos los niveles: municipal, insular, autonómico y estatal. Por eso, hemos replanteado la ayuda. Antes de conocer que el Ingreso Mínimo Vital estatal podría estar en funcionamiento entre finales de mayo y junio, planteábamos hacer algo más estable en el tiempo, pero al conocer que el Estado daría una ayuda similar, lo que hicimos fue agilizar al máximo posible los trámites, poner vías como la telefónica o la informática, que anteriormente no se habían utilizado, y facilitar los trámites para que sean más sencillos y que en un plazo récord los beneficiarios pudieran tener ingresado ese dinero y que sirviera de puente a la ayuda estatal. También nos centraremos en poder poner en marcha la Renta de Ciudadanía, y nuestra idea es buscar la viabilidad jurídica para agilizar su llegada cuanto antes”.

– ¿Cuándo podrán comenzar a cobrar los primeros beneficiarios del Ingreso de Emergencia?
“Será a lo largo de este mes de mayo y por el orden que hayan sido atendidas. Las familias con más niños a su cargo serán las primeras y, a lo largo de las semanas, se irán resolviendo los expedientes. Todo dependerá del trabajo de los funcionarios que están llevando un ritmo muy bueno. Luego, no solo dependerá de la Consejería de Asuntos Sociales, pero desde el Gobierno todos estamos coordinados para lograr el objetivo de que a lo largo del mes de mayo puedan comenzar los beneficiarios a recibir esta ayuda, nos gustaría que fuera en un plazo inferior a 15 días. Ahora, una operadora atiende la llamada en el 012, luego a las familias les llamará un funcionario, que es quien corroborará que los datos facilitados son reales, les pedirá una declaración jurada y seguidamente continuará el expediente, viendo que no hay ningún error, que no recibe ningún tipo de prestación”.

– ¿Está satisfecha con las decisiones adoptadas por el Gobierno de Canarias?
“Esta crisis del coronavirus va a hacer bastante daño, pero estoy orgullosa del Gobierno de Canarias por las medidas que se han tomado. Mientras que en 2008 las medidas fueron dirigidas a proteger a los de siempre, como el rescate a los bancos, facilitar el despido, etc., ahora se han tomado otras para proteger a la gente. Esos acuerdos demuestran que tenemos otra forma de ver las cosas y poner soluciones. Se nota el modelo por el que apuestan los gobiernos progresistas en contraposición con los conservadores”.

-Forma parte del Comité de Emergencia Social, presidido por Ángel Víctor Torres. ¿Qué otras medidas han planteado para ayudar a los más desfavorecidos?
“Una de las iniciativas que considero más importante es la que afecta a las personas con doble vulnerabilidad. Me refiero a las personas con discapacidad y diversidad funcional, que ahora no están pudiendo ser valoradas porque se suspendieron. Hemos decidido que a estas personas se les reconozca el grado que tenían y durante seis meses no tendrán que pasar por la evaluación, así se les renovará automáticamente. La excepción es que ellos crean que su grado se ha incrementado y soliciten que se les valore al alza. Esto será un alivio para unas 1.000 personas. También hablamos de la posibilidad de adelantar los trámites de la Renta de Ciudadanía, pero estamos hablando con el Ministerio para ver cómo lo hacemos, pues si el futuro Ingreso Vital Estatal tiene una duración más amplia, optaríamos por mejorar esa prestación nacional, o podríamos llegar a más gente que el Ingreso Mínimo Vital”.

– Recientemente, se han reunido con las ONG que componen el Tercer Sector y les realizarán una rápida inyección económica.
“Sí, por supuesto, vamos a realizar una convocatoria de ayudas para las entidades del Tercer Sector, con lo que se incrementará de manera importante el dinero destinado, porque sabemos que llegan a los lugares donde las administraciones no llegamos. Por nuestra parte queremos darles el papel protagonista que están jugando en este momento y reconocerles los esfuerzos que están haciendo”.

– Otras medidas adoptadas son las ayudas al alquiler y a los inquilinos de viviendas sociales que beneficiará a 17.000 personas.
“Vivienda ya no está en este mandato, nuestra área de competencias, pero, como fue dentro del mismo decreto, trabajamos conjuntamente con la Consejería de Obras Públicas, Transporte y Vivienda. Será un alivio importante en las ayudas al pago del alquiler y la excepción del pago a todas aquellas personas que habiten en una vivienda pública. A veces pensamos que el Ingreso Canario de Emergencia es una cuantía que con ella nadie puede vivir desahogadamente, pero si pensamos en conjunto y sumamos las medidas transversales para que puedan afrontar de la mejor manera esta crisis, podemos tener que una familia con tres niños recibirán unos 500 euros en el Ingreso Canario de Emergencia, más la ayuda en el comedor escolar, unos 120 euros (y que posiblemente se aumentará) que llegan a más de 13.000 familias. Si además no tienen que pagar el alquiler, estamos hablando de un respiro y tendrán cubiertas sus necesidades”.

– La colaboración con Educación tiene muchos frentes abiertos. ¿Continuará esta ayuda al comedor a lo largo del verano?
“El trabajo hizo que pudiéramos llegar a más de 13.000 niños que tenían dificultades. Imagínense la logística que supuso, pero ha sido un éxito. Ahora, vamos a mejorar esta prestación. Educación habilitó una tarjeta monedero para que las familias puedan acudir a la tienda que deseen, y no solo se dará una de 120 euros por familia, sino una por cada uno de los niños del núcleo familiar, corrigiendo el desajuste de la premura de su implantación. También trabaja en cerrar los detalles para continuar los próximos meses. Para ello debe ver si cuenta con los recursos humanos, materiales y económicos suficientes”.

– ¿Qué opina de la medida adoptada por Madrid de dar comida rápida a los menores?
“Se ha criticado a su presidenta Isabel Díaz Ayuso que no pensara en la calidad de la comida y la salud de los niños, cuando aquí se hizo y nuestra cesta tenía productos frescos y de calidad. Creo que la decisión fue equivocada y, además, no supo explicarla. Por ejemplo, Cataluña optó por dar tarjetas monedero”.

-¿Qué opina sobre la Ley Orgánica de la Libertad Sexual que ha liderado su compañera Irene Montero?
“Trabajamos muy de la mano con el Ministerio y tenemos una buena sintonía. Desde Canarias hemos realizado aportaciones y le damos el apoyo al Ministerio en este trabajo”.

-Echando la vista atrás, ¿se debieron suspender las manifestaciones con motivo del 8-M?
“Creo que ese discurso es partidista e interesado, porque ese mismo fin de semana hubo partidos de fútbol y de otros deportes, bodas, actos de partidos políticos, teatros, cines… Ese discurso criminaliza al movimiento feminista, al que temen, y que lucha por la igualdad”.

– ¿Está contenta con las medidas que se han tomado en pro de la igualdad y contra la violencia machista, como Mascarilla-19?
“El feminismo no se puede quedar en las acciones que desarrolla el Instituto Canario de Igualdad. Por tanto, trabajamos desde todas las consejerías en aplicar la igualdad y que se naturalice desde todas las áreas. Por otro lado, estamos contentísimas con la iniciativa Mascarilla-19, que ha llegado a muchos países. La semana pasada tuvimos el regalo de que cantantes como India Martínez, Luis Fonsi, David Bisbal o Mónica Naranjo apoyaran el proyecto. Lo más importante es el número de mujeres que han utilizado la iniciativa y también el buen trabajo en los recursos de atención a las víctimas que se han incrementado”.

– ¿Sigue en pie el II Plan de Infraestructuras Sociosanitarias para dotar a Canarias de unas 5.500 nuevas plazas públicas?
“Tendremos que sentarnos con los cabildos, que son los que desarrollan los planes de infraestructuras sociosanitarias. Hay que incrementar las camas públicas de calidad, en unos centros donde se puedan garantizar las condiciones de salud. Creo que hemos aprendido mucho de esta emergencia. Hablaremos sobre si hace falta ampliar los plazos o sumar más inversión pública para acometer con mayor rapidez la construcción de los centros, ya que consideramos que esta es una obra pública esencial. Otra de las medidas que hemos propuesto es destinar cuatro millones de euros a la atención domiciliaria de las personas con dependencia y discapacidad, para que esas familias tengan un respiro”.

TE PUEDE INTERESAR