La Palma

El Consistorio de Garafía pide perdón por sacar a San Antonio en procesión

“El grupo de Gobierno del Ayuntamiento de la Villa de Garafía, ante la polémica suscitada por el hecho de que algunos vecinos sacaran a San Antonio en procesión el pasado 13 de junio, estando en estado de alarma y habiéndose decidido que no se iban a celebrar actos por seguridad y prevención, quiere pedir disculpas […]

Imagen de la procesión alternativa celebrada en 2017. DA
Imagen de la procesión alternativa celebrada en 2017. DA

“El grupo de Gobierno del Ayuntamiento de la Villa de Garafía, ante la polémica suscitada por el hecho de que algunos vecinos sacaran a San Antonio en procesión el pasado 13 de junio, estando en estado de alarma y habiéndose decidido que no se iban a celebrar actos por seguridad y prevención, quiere pedir disculpas por los hechos a todas las personas afectadas y molestas por estos hechos”. Así pedía perdón ayer el Consistorio garafiano por la concentración de personas que se realizó en San Antonio del Monte el pasado sábado, donde cada año se celebra una de las ferias de ganado más importantes de Canarias, y que en esta edición, con motivo de la pandemia y el estado de alarma, se había decidido suspender.

Tal y como explicaron desde el Consistorio, “desde hace años se saca en una segunda procesión a San Antonio, por parte de algunos vecinos y sin la autorización del párroco. El primer año, siendo Martín Taño alcalde del municipio, se hizo por parte de una gran cantidad de fieles, con respeto y fervor”. Al parecer, “este año varios vecinos quisieron continuar con esa nueva tradición, contando con la participación de algunos concejales, pero sin la autorización del párroco, Cosme Piñero”. Sobre la participación de los ediles, el Consistorio señala que, “no es intención del grupo de Gobierno desmentirla ni justificarla”. “Por todo esto, el alcalde, Yeray Rodríguez, en nombre del grupo de Gobierno, quiere pedir disculpas, en primer lugar, a los muchos fieles que se acercaron a San Antonio del Monte y hubiesen querido participar en los actos religiosos. Somos conscientes de la tristeza que supuso para los fieles y devotos de San Antonio de Padua no poder disfrutar de la misa en su honor y de los actos tradicionales que se celebran con tal motivo”, añadió el comunicado. Además, “queremos disculparnos con el señor párroco y con el Obispado, por las molestias ocasionadas. En ningún momento se quiso actuar en contra de la Iglesia ni provocar ningún revuelo, sino responder a la fe de los vecinos y sin malas intenciones. Reiteramos nuestras disculpas a todas las personas que puedan haberse sentido molestas y ofendidas por estos hechos”, concluye.