sociedad

Una hora a la semana: así será el régimen de visitas a los centros de mayores en Canarias

La orden reguladora ha sido elaborada de manera conjunta por las consejerías de Sanidad y de Derechos Sociales, Igualdad, Diversidad y Juventud
Anciano

/ PIXABAY

El Gobierno de Canarias ha publicado una orden en la que regula el régimen de las visitas a los centros de personas mayores y con discapacidad, en la que se establece con carácter general, como máximo, una visita semanal de duración no superior a una hora.

Las residencias fueron cerradas a las visitas en Canarias el 11 de marzo, aunque en la fase dos de desescalada volvieron a ser permitidas por el Gobierno central previa regulación de cada comunidad autónoma.

En el caso de Canarias, la orden reguladora ha sido elaborada de manera conjunta por las consejerías de Sanidad y de Derechos Sociales, Igualdad, Diversidad y Juventud, y su vigencia se mantendrá mientras dure la situación de crisis sanitaria ocasionada por la pandemia derivada de la COVID-19, independientemente de la duración del estado de alarma.

Según esta regulación, cada vivienda tutelada, centro residencial de personas con discapacidad y centro residencial de personas mayores deberá contar con su propio protocolo de actuación adaptado a sus características estructurales y de personal para evitar la transmisión del coronavirus.

En el exterior del centro se colocará un cartel informativo sobre las condiciones del régimen de visitas y debe haber circuitos específicos de entrada y salida para las visitas.

La dirección del centro es la encargada de organizar las visitas, que serán siempre con cita previa, por un tiempo limitado y un familiar por residente, a ser posible siempre la misma persona, y evitando el contacto físico.

“Se asegurará como máximo una visita semanal de duración no superior a una hora”, ampliable a más tiempo “según las características de cada centro”, señala la orden autonómica, que autoriza sin embargo al “acompañamiento de las personas que se encuentren en proceso terminal inminente”.

El centro debe regular las visitas de manera que no haya aglomeraciones y se cumplan las medidas de distanciamiento físico de seguridad.

Habrá “una única vía de acceso y un circuito seguro que minimice el riesgo de contacto con el resto de residentes y el personal de la plantilla del centro”.

Las personas con síntomas sospechosos de covid-19 no podrán realizar visitas a estos centros y cuando sea posible las visitas se realizarán en espacios exteriores, adecuados para cumplir con la exigencia de distancia de seguridad.

También siempre que se pueda las visitas se realizarán en dependencias con acceso directo desde el exterior.

Los visitantes han de llevar mascarilla “correctamente colocada” todo el tiempo que permanezcan en el centro, realizarán “una frecuente higiene de manos” y evitarán al máximo “el contacto directo con las personas residentes”.

También los residentes usarán mascarilla, si la toleran, durante las visitas y realizarán “frecuente higiene de manos”.

En ningún caso se admitirán visitas de personas menores de 14 años y el régimen de visitas del centro “se suspenderá en el momento en que se detecte un caso sospechoso entre las personas residentes o entre el personal del centro”.

La orden prohíbe la salida de residentes a cualquier vía o espacio de uso público, salvo en el caso de paseos terapéuticos de personas con discapacidad, trastornos del espectro autista o con casuísticas de salud mental.

“Las salidas al exterior de los centros y demás establecimientos residenciales solo están permitidas, por motivos terapéuticos, para el caso de personas que no puedan soportar confinamientos indefinidos, siempre y cuando se realicen acompañadas, se utilicen las medidas de protección adecuadas y se evite el contacto y la interacción con otras personas”, indica la orden del Gobierno de Canarias.

Para el retorno de personas que se desplazaron a domicilios de familiares tras la declaración del estado de alarma y para los nuevos ingresos, deben estar libres del coronavirus y el centro debe llevar al menos 14 días sin casos de nuevos diagnósticos.

TE PUEDE INTERESAR