La Palma

Violetas celebra el Orgullo recordando a las víctimas de la represión en la Isla

El colectivo LGTBI palmero ha querido honrar la memoria de las personas que fueron encarceladas en la ínsula y tuvieron que soportar ser calificadas por las autoridades como “peligrosas y contagiosas”

El colectivo Violetas se ha consolidado como un referente en defensa de los derechos de las personas LGTBI en la Isla Bonita y Canarias. Imagen de archivo

Violetas, el colectivo LGTBI de La Palma, reivindicó el día del Orgullo celebrado ayer honrando la memoria de las personas que fueron represaliadas en la isla de La Palma por su condición sexual. En aplicación de la Ley de Vagos y Maleantes, decenas de personas fueron encarceladas en la Isla, consideradas “peligrosas y contagiosas”, según explican en un comunicado.

“Asistimos a un Orgullo peculiar, tras un duro confinamiento y en plena pandemia, lo que nos obliga a ser prudentes evitando salir a las calles a lanzar nuestro mensaje de condena a la LGTBIfobia en la isla de La Palma”, explican desde el colectivo. “Sin embargo, nuestra lucha es más necesaria que nunca”, añaden.

“No debemos olvidar que, hasta bien entrados los setenta, nuestro amor era contagioso para la legislación española. Como recuerda Víctor Ramírez en su libro Peligrosas y Revolucionarias, más de 12 personas fueron privadas de libertad en La Palma por su condición sexual. Nuestro amor fue considerado durante años una potencial epidemia, un problema de salud pública”, recuerdan desde Violetas.

“No en vano, existen decenas de expedientes de peligrosidad social en Canarias y en La Palma aplicados a personas inocentes, equiparadas con proxenetas, sodomitas y criminales. “En el día del Orgullo tenemos que recordar que nuestro amor era una enfermedad que se gozaba en su contagio”, recuerda la organización para la diversidad sexual y de género palmera.

Lamentablemente, la LGTBIfobia no es cosa del pasado. En decenas de países de todo el mundo, la diversidad afectivo sexual y las identidades diversas son un delito. En gran parte del mundo, amar y ser libremente puede costarte la vida. Pero no es necesario irse tan lejos para percibir la LGTBIfobia.

“El acoso escolar azota especialmente a las personas LGTBI; las personas trans y no binarias tienen enormes dificultades de acceso al mercado laboral, muchas familias no aceptan la diversidad en sus casas y Violetas lo atestigua, porque sigue atendiendo cada día a numerosas personas que requieren nuestro apoyo y atención”, explica la entidad.

Por eso ayer el colectivo LGTBI de La Palma dio lectura a un manifiesto, al filo de las 11 de la mañana en la avenida de Tazacorte, decorando posteriormente en el municipio del Valle y también en Santa Cruz de La Palma diferentes elementos urbanos con los colores de la bandera del Orgullo. Para poner en marcha todas estas acciones, Violetas LGTBI colabora estrechamente con la empresa pública Sodepal y el Cabildo, a fin de difundir un mensaje de igualdad y diversidad en un día tan importante como este. En este sentido, han agradecido el “esfuerzo” en la difusión de un vídeo en redes sociales reforzando el compromiso con los derechos de las personas lesbianas, gays, trans, bisexuales e intersexuales de la Isla.

Asimismo, Violetas se muestra agradecido con el compromiso de la sociedad palmera, que ha respondido al llamamiento del colectivo para engalanar sus balcones y fachadas con la bandera del Orgullo. Con el hashtag #eresnuestrorgullolapalma, numerosas personas han compartido su alegría y su adhesión a la defensa del amor diverso, luciendo en sus balcones, ventanas, puertas y fachadas la bandera del Orgullo. “Esa gente es nuestro Orgullo, ustedes son nuestro Orgullo, cuando salgamos de esta volveremos a las calles a querernos y a defender el amor y la alegría, le pese a quien le pese”, concluye Violetas LGTBI La Palma.