Polideportivo

Elena Mateo: “Dejamos muchas cosas hechas y me gustaría que se siguiera el camino que hemos marcado”

La ya exconcejala de Deportes, Educación y Juventud del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, hace balance en DIARIO DE AVISOS de este atípico año que ha estado al frente del área en la Casa de los Dragos

La ya exconcejala de Deportes, Educación y Juventud del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, Elena Mateo, (Santa Cruz de Tenerife, 1991) hace balance en DIARIO DE AVISOS de este atípico año que ha estado al frente del área en la Casa de los Dragos. Mejorar notablemente las infraestructuras deportivas y acercar la institución a los clubes y a los deportistas son los grandes logros de esta joven abogada, que solo frenó cuando la crisis sanitaria hizo mella en todo el país y cuando la moción de censura, ejecutada por Coalición Canaria, Partido Popular y una concejala tránsfuga, descabalgó del poder al equipo de gobierno liderado por Patricia Hernández.

-¿Qué balance hace de este atípico año de mandato?
“Ha sido un año intenso, complicado y atípico. Buscamos dar un golpe de timón en muchas cosas y hacer las cosas de otra manera. Está claro que la pandemia nos complicó mucho las cosas, ya que teníamos que centrarnos en otros asuntos. Aún así, creo que hemos dejado impronta en mucho del trabajo que hicimos. Cuando entramos al Ayuntamiento hace un año, la idea era lograr que todos y todas tuvieran acceso a la actividad física y creo que lo hemos conseguido con actividades como Barriosport y haciendo que el deporte sea accesible para todos. Promovimos otro tipo de deporte sin olvidarnos del apoyo al deporte profesional y federado. Además, hicimos un gran trabajo en el tema de instalaciones. Procuramos la rehabilitación de esas canchitas de barrio que todos conocemos y la mejora de pabellones como el Ana Bautista o la piscina David González”.

-¿El tema de las infraestructuras fue el que más tiempo y esfuerzos le ha ocupado?
“Cuando empezamos teníamos claro que una de nuestras prioridades eran las infraestructuras, en las que se notaba desidia y abandono, ya que no había un mantenimiento regular y efectivo en ellas. Algunas se habían quedado obsoletas y eso ha ocupado gran parte del trabajo del área. Por ejemplo, los campos de fútbol. De los últimos proyectos que hemos aprobado es la rehabilitación de distintos campos de fútbol, como el de La Salud, Las Delicias o el de María Jiménez. Había tantas cosas en el debe que había que ocuparse de todas a la vez. Había verdaderas urgencias, como por ejemplo el estado del campo de fútbol de María Jiménez, que ya no era césped, sino verdadero caucho y los niños estaban sufriendo accidentes. Pero al mismo tiempo trabajamos en el proyecto de la climatización de la piscina Acidalio, cuya obra tiene una envergadura de casi un millón de euros. Ni siquiera puedo decir que el estado de las instalaciones no fuera el idóneo, porque sería un eufemismo”.

-¿Cuál es el proyecto de la que se siente especialmente reconfortada por haberlo sacado adelante?
“Creo que el del campo de fútbol de María Jiménez, porque la sensación que tenía la gente del Atlético San Juan era de toreo constante. A ellos les prometían y les prometían, pero no hacían nada. Cuando estuvimos la alcaldesa y yo en las instalaciones, comprobamos el estado que tenía y las reformas urgentes que necesita. Además, hablamos de un distrito que se caracteriza por tener pocas instalaciones deportivas. También empezamos las obras en el polideportivo de San Andrés, que también era otra eterna promesa incumplida. También estoy muy contenta con la actividad Barriosport, porque era algo distinto. Se trataba de acercar el deporte y a los clubes a toda la población. Nos acompañaron distintos deportes, algunos con más seguimiento, otros con menos, y eso nos servía para enseñar a la ciudad la calidad de los deportistas que tenemos. De eso también me siento muy orgullosa, ya que lo empezamos de cero y desde el principio del mandato. Desde el área de Deportes trabajamos con bastante constancia y se vio muchos frutos en poco tiempo, comparado con otros períodos del Ayuntamiento”.

-¿Y al contrario? ¿Qué proyecto le quedó pena por no haber sacado adelante?
“Muchas cosas. Le diría que iniciar los pasos necesarios para construir un nuevo pabellón en la ciudad. Creo que Santa Cruz necesita un pabellón que sea referente para la Isla y para el Archipiélago. Tenemos espacio suficiente para construir uno de considerables dimensiones y creo que la ciudad se lo debe a sí misma. Esta idea la llegamos a trabajar inicialmente con la alcaldesa y con el área de infraestructuras, con el fin de ver los pasos que había que dar para asumir un proyecto de tal envergadura. Yo misma se lo llegué a proponer al Gobierno de Canarias, pero se nos quedó por el camino. Llegó la Covid-19 y tuvimos que encaminar los recursos hacia otras necesidades más primordiales. Además, nos quedó pendiente cambiar el parquet del Ana Bautista o actualizar el Pancho Camurria, que es un pabellón con mucho potencial, pero que no lo está dando todo porque no está actualizado”.

-Otro gran problema que se encontró fue la piscina municipal Acidalio Lorenzo. Pasan las corporaciones de diferente signo político y el problema persiste. ¿Porqué?
“La piscina es una instalación potentísima en la que no se han acometido las reformas suficientes en mucho tiempo. Es verdad que en el mandato pasado se instalaron unas bombas de calor, pero eso fue un parche como reconocen los propios clubes que allí entrenan. Por eso nosotros pensamos en sacar adelante un proyecto de climatización de la piscina y solo falta licitarlo. Luego está el tema del mantenimiento, que es un problema que lleva coleando desde hace muchísimo tiempo. Los propios trabajadores me comentaban que el tema de los impagos de los salarios llevan muchos años sufriéndolo. Nosotros entendimos que hay unos trabajadores que no se pueden quedar indefensos y sin respuesta, mientras que el servicio que prestaba la empresa tampoco era el más adecuado. Por eso entendimos que lo mejor era ponernos con el expediente de resolución del contrato con la prestadora del servicio. Me sorprende mucho la posición de Coalición Canaria en este asunto, puesto que ellos son conocedores de este asunto y que no es nada nuevo. No entiendo porqué no tomaron cartas en el asunto, o desconozco si es que no les interesaba tomar cartas en el asunto. La postura del Partido Popular también me sorprendió, pues recuerdo a Guillermo Díaz Guerra decir en un pleno que había que estar pendientes de la situación de los trabajadores, pero luego tenían unas actitudes de demagogia con la piscina. Mientras tanto, la situación de la piscina es muy complicada y nosotros somos los primeros que no queríamos que la piscina estuviera cerrada y en esas condiciones, pero mientras no pudiéramos asegurar todo el camino y todos los pasos, no podíamos darlos de manera efectiva. ¿Qué hicimos? Cuando teníamos todos los informes, declaramos de emergencia determinadas actuaciones en la piscina, como el vaciado de los vasos, la limpieza y demás, pero también determinamos la subrogación de los trabajadores, ya que entendíamos que teníamos que ocuparnos de la situación de todos, de los usuarios, de los clubes y de los trabajadores. Ahora, los que llegan solo tienen que seguir la estela que nosotros marcamos”.

-Hablando de seguir la estela. ¿Qué piensa cuando le acusan de que ustedes fueron los que siguieron los pasos que marcó el anterior equipo de gobierno?
“Eso es simplemente mentira. Cuando yo llegué, los proyectos que estaban en marcha están totalmente identificados, puesto que son aquellos que conseguimos licitar las obras, pero de resto no existían proyectos. De todos los campos de fútbol que he mencionado, no había ningún tipo de proyecto. Yo lo primero que me encontré fue que los niños que estaban en los cursillos de natación en la Acidalio se cortaban las manos al agarrarse de los bordes de la piscina. Tuvimos que cerrar el vaso una semana porque era urgente. Tampoco había proyectos para las canchas de barrio. Nosotros observamos que no se caminaba porque no había metas. Lo que había eran eventos que se repetían en el tiempo sin renovar cuestiones que estaban anquilosadas en el tiempo. Puedo asegurar que nosotros no ejercimos una labor continuista, por lo menos en lo que se refiere a obras”.

-Se desconoce el rumbo que le quiere dar la nueva concejala al área de Deportes. ¿Sabe usted algo de esto?
“La verdad es que desconozco el rumbo que le quiere dar. Es verdad que coincidimos en el minuto de silencio que hubo en el Ayuntamiento a causa del último asesinato machista que se ha producido en la Isla y me dijo que quería hablar conmigo, pero no lo ha hecho. No tengo ni idea de los objetivos que tiene. Ni siquiera puedo hacerme una idea en base a la oposición que ha hecho. Nosotros sí que dejamos muchas cosas hechas y me gustaría que se siguiera el camino que hemos marcado”.

-¿Teme que por culpa de este cambio de gobierno se distancien las relaciones que ahora existen entre los clubes y deportistas con el Ayuntamiento?
“Algunos clubes me han llamado preocupados por este tema, especialmente de fútbol. Agradezco que esa cercanía les gustase y yo intentaré seguir atendiendo a todos los que me soliciten ayuda. La verdad es que nosotros hicimos un trabajo de acercar posturas y que ellos fueran partícipes de las decisiones que tomamos y ese trabajo no se puede desdeñar”.