Santa Cruz

La decisión de proporcionar escolta a la edil Evelyn Alonso acaba en Fiscalía

El Pleno celebrado ayer tuvo como protagonista a la concejal no adscrita que fue el blanco de las críticas de la oposición

Evelyn Alonso y Florentino Guzmán - Pleno Ayuntamiento Santa Cruz
Evelyn Alonso y Florentino Guzmán, ayer, en un momento del tenso enfrentamiento que mantuvieron los dos ediles. Fran Pallero

La primera concejal no adscrita de la historia en el Ayuntamiento de Santa Cruz, Evelyn Alonso, cuestión esta ratificada de momento por los juzgados que han denegado su petición de dejar en suspenso la decisión del Pleno de darle tal consideración, fue la protagonista de buena parte de la sesión plenaria celebrada ayer. Desde el primer punto, en el que se daba cuenta de la nueva composición del consejo de la Sociedad de Desarrollo, de la que es responsable Alonso, hasta las tres preguntas que le dirigieron sobre si lleva o no escolta, hicieron que su nombre saliera a colación una y otra vez por parte de la oposición. Sobre el asunto de los escoltas, el que fuera concejal de Seguridad, Florentino Guzmán, avanzó que acudirá a la Fiscalía para denunciar la asignación de esta protección sin los informes preceptivos para ello.

La concejal de Cs, Matilde Zambudio, hizo notar en el primer punto del Pleno que, según la Ley de Municipios de Canarias, un concejal no adscrito no puede ostentar cargo alguno en una empresa pública como es la Sociedad de Desarrollo. El secretario del Pleno aclaró que se la nombraba parte del consejo como concejala que es del Pleno, pero no se la nombraba consejera delegada, ese es un paso posterior que habrá que ver si se acaba produciendo.

Cuando se procedió a dar cuenta de las áreas asumidas por los distintos concejales, fue el portavoz socialista, José Ángel Martín, el que pidió al secretario del Pleno que interviniera de nuevo para que aclarara si, como recoge la ley en lo referente a los concejales no adscritos, Alonso podía ser tercera teniente de alcalde, puesto que a juicio de Martín eso era una mejora en comparación a si se hubiera quedado en su grupo municipal. El secretario, con mucho sentido del humor, señaló que no sabía si era una mejora o un empeoramiento para Alonso, dadas todas las áreas de gestión que asumía. En cualquier caso no se resolvió la duda del portavoz socialista, José Ángel Martín.

Protección oficial

Llegó el turno de las preguntas y el tema de los escoltas. Alonso insistió en que no existe un servicio de escoltas como tal, que lo que hay es una nota pidiendo voluntarios para protección de autoridades (se presentaron 10), que es parte de las funciones de la Policía Local, y que, en su caso, está inmersa en un estudio de seguridad para valorar si necesita o no protección. Son dos de esos voluntarios los que, al parecer, estarían acompañando a la edil. Esto, aunque no lo explicitó, justificaría que, mientras se hace ese estudio, cuente con esa protección. Respuesta que no fue suficiente para el exconcejal de Seguridad, Florentino Guzmán, quien tuvo una dura intervención para acusar a la edil de “mentir”. Guzmán denunció que Alonso disfruta de escolta desde antes de la moción de censura, que se le asignó sin el conocimiento de los superiores de los mandos policiales, y que, en una reunión mantenida con la Delegación del Gobierno días antes del Pleno de la censura, no existía ninguna petición (obligatoria para autorizar escoltas a un cargo público) en la citada administración. Todo esto, avanzó el edil socialista, lo llevará a la Fiscalía.

Guzmán criticó que la asignación de escolta a Alonso suponga retirar a los policías de otros servicios, “como por ejemplo los de violencia de género o los de menores”. “Usted tendrá 250.000 razones para llevar escolta y coche oficial”, le espetó a Alonso. El alcalde, José Manuel Bermúdez, llamó al orden hasta en dos ocasiones a Guzmán, que llegó a exponer un fajo de billetes del Monopoly para acusar a Alonso de comportarse como los “nuevos ricos”, por usar escolta y coche oficial.

La edil se defendió insinuando que lo único que conocía bien Guzmán de su paso por la Policía Local era el gimnasio, e insistió, en que la protección la deciden los mandos policiales “y así va a seguir siendo”, para negar una y otra vez que ella haya solicitado tal protección.

Tanto Guzmán como el portavoz socialista, José Ángel Martín, exigieron a la actual edil de Seguridad que sacara los informes que justifican que lleve escolta. La edil de Seguridad acusó a Guzmán de tener una “pataleta de niño chico” y lo invitó que lo “supere”.

El juzgado avala el pleno que aprobó la expulsión de Alonso de Cs

El Juzgado de lo Contencioso Administrativo nº4 de Santa Cruz ha denegado la medida cautelar de suspensión del acuerdo del pleno del Ayuntamiento de la capital en el que el 9 de julio se acreditó la expulsión de la concejala Evelyn Alonso de Ciudadanos (Cs). El Tribunal Superior de Justicia de Canarias informó de que se deniega la petición porque no se cumple un requisito necesario, que es la existencia de un perjuicio de imposible o muy difícil reparación para que en el caso de que el asunto sea estimado en sentencia, al entender que la concejala está en una situación de ejercicio pleno de su función representativa.