coronavirus

Ni alcohol ni calor: esta es la mejor manera de limpiar las mascarillas

Las dos maneras más frecuentes de esterilizar y limpiar las mascarillas tras su uso pueden dañar las fibras y disminuir su eficacia al reutilizarlas.
Mascarillas reutilizables
Mascarillas reutilizables
Mascarillas reutilizables

Los dos métodos para esterilizar una mascarilla reutilizable usados más habitualmente no son los más seguros, según una serie de pruebas realizadas en el Centro para Estudios de los Aerosoles Relacionados con la Salud de la Universidad de Cincinnati (EEUU).

Según explica el profesor Sergey Grinshpun, director del centro, han diseñado un test para probar dos marcas de mascarillas N95 y otras dos de mascarillas quirúrgicas, una de ellas con alta capacidad de filtración y otra con baja, usando un autoclave, un aparato que funciona de forma parecida a una olla exprés, esterilizando objetos mediante vapor, calor y presión durante un periodo concreto.

En paralelo, probaron a desinfectar los productos según un método habitualmente empleado en los centros sanitarios, que consiste en sumergir las mascarillas en un tratamiento con un 70% de etanol durante dos horas para luego secarlas antes de reutilizarlas. Las pruebas se repitieron cinco veces por cada una, para simular el uso al que estarían sometidas.

“La cantidad de veces que descontaminamos el utensilio da prácticamente igual: una, dos o cinco veces. El principal daño a su capacidad de protección se produjo inmediatamente del primer test”, explica Grinshpun. “Vas a perder eficacia si estas mascarillas se esterilizan con cualquiera de estos dos métodos. Por su puesto, cuantitativamente hablando, los efectos difieren en función de cada dispositivo”.

Puedes leer aquí el artículo completo.

TE RECOMENDAMOS