LA LAGUNA

Supermujeres laguneras

La Laguna acogió un emotivo homenaje municipal a cinco mujeres que rompieron barreras para lograr más igualdad: Antonia González, Teófila Acosta, Carmen Suárez, Mari Carmen Melián y Carmen Martón

Es de bien nacido ser agradecido, según reza el sabio refranero popular. Pero si se trata de agradecer a una madre o a una abuela, a mujeres en definitiva, que en tiempos de grandes dificultades tuvieron que romper moldes y barreras para sacar adelante a sus familias y sus inquietudes personales y profesionales, entonces ocurre que el agradecimiento público, además de justo, es saludable y necesario para conseguir una sociedad “bien nacida” y más igualitaria.
Las áreas de Igualdad y Bienestar Social del Ayuntamiento de La Laguna organizaron el viernes pasado en el Teatro Leal, en el marco del Día de las Abuelas y Abuelos, que se celebrará el próximo domingo, día 26, un homenaje oficial a cinco vecinas laguneras que consiguieron abrirse camino en unas actividades dominadas por hombres o superar las dificultades de la ausencia de respaldo formativo por el hecho de ser mujeres. Son cinco mujeres ejemplares, cinco superabuelas que han recibido el reconocimiento de su Ayuntamiento y de sus convecinos en un acto entrañable. Son Teófila Acosta Ramos, Antonia Marina González Delgado, Carmen Suárez Darias, Mari Carmen R. Melián y Carmen Martón Alonso. Cada una de ellas protagoniza una historia personal que sirve de ejemplo no solo al resto de mujeres, sino a toda la sociedad.

Teófila
Teófila Acosta Ramos fue la segunda mujer en Tenerife que trabajó como chófer de guagua, profesión que ejerció durante 34 años. Actualmente, es la presidenta de la asociación de mayores San Joaquín y Santa Ana, situada en El Ortigal. Ella mantiene a dicha organización activa, ya que hace unos dos años estuvo a punto de desaparecer.

Antonia
Antonia Marina González Delgado siempre ha vivido en Las Mercedes y pertenece a la junta directiva de la Asociación de Mayores Teobaldo Power. Toda su vida la dedicó a la crianza de sus siete hijos e hijas. Cumplidos ya los 70 años, decidió aprender a leer y escribir, ya que siempre había querido escribir un libro. A sus 90 años, ha publicado un total de seis obras.

Carmen
Carmen Suárez Darias es vecina de Punta del Hidalgo, donde trabajó durante 25 años como cartera. Aún habiendo sacado las oposiciones de Correos, estudió en la escuela de adultos de Tejina, donde se sacó, a los 59 años, el título de administrativo. También es secretaria de la Asociación de Mayores Dos Hermanos, en La Punta.

Mari Carmen
Mari Carmen R. Melián fue agente de la Policía Local de La Laguna, perteneciendo a la primera promoción de motoristas del municipio. Fue una de las pioneras al enfrentarse a una actividad tremendamente masculinizada, logrando que la profesión se abriera y que se normalizara la presencia de mujeres de uniforme en las calles.

Carmen M.
Carmen Martón Alonso es natural de Las Carboneras, aunque desde 1989 se mudó para Las Gavias, donde ha permanecido hasta la actualidad. Empezó trabajando con un furgón pequeño y acabó conduciendo un camión. En ese entonces no eran muchas las mujeres que se dedicaran a esta profesión. También es la secretaria de la Asociación de Mayores Antonio Fostros.

Más de un centenar de personas acudieron el viernes al acto celebrado en el Teatro Leal, entre las que se encontraban el alcalde, Luis Yeray Gutiérrez; el primer teniente de alcalde y concejal de Bienestar Social, Rubens Ascanio; la edil de Igualdad y LGBTI, Idaira Afonso; y representantes de diversas asociaciones de mayores y de vecinos del municipio.

Luis Yeray Gutiérrez expresó “el agradecimiento de la Corporación a estas mujeres que supieron abrirse camino en ámbitos predominantemente masculinos y que son un ejemplo en la lucha por la igualdad”.
Rubens Ascanio señaló a continuación que “este homenaje, emocionante y necesario a partes iguales, es una muestra del compromiso firme del municipio en la igualdad y la visibilidad de las mujeres, con ciudadanas empoderadas como referentes positivos”,.
Por su parte, Idaira Afonso subrayó que “el avance del feminismo es gracias a mujeres” como las homenajeadas, “que decidieron vivir sus vidas como quisieron, trabajar en aquello que les dijeron que era solo para hombres y que aprendieron a leer y escribir, para luego convertirse en escritoras tras una vida dedicada a la familia. Como feminista que soy, que lucha cada día por la igualdad, solo puedo darles las gracias. Gracias por hacer posible que hoy estemos donde estamos”.