garachico

El año que San Roque no tendrá procesión ni romería

El alcalde pide a los vecinos que vivan la fiesta en su casa y “desde el interior”, ya que es la mejor manera de honrar al santo patrón

Roque de Montpellier tuvo que luchar gran parte de su vida contra la peste, otra pandemia que hizo estragos en el mundo y que desató una gran mortandad en toda Europa.

Entre los años 1601 y 1606, el puerto de Garachico fue el principal foco de la peste bubónica en Tenerife. Allí se construyó un templo para implorar el fin de la pandemia al que se le puso el nombre del santo por ser considerado patrono de los contagiados por epidemias y otras enfermedades contagiosas y al que se nombró patrón de la Villa y Puerto junto con Santa Ana.

Cada 16 de agosto, el pueblo rinde homenaje a su santo con una multitudinaria romería en su honor a la que acuden miles de peregrinos que lo llevan en procesión desde la ermita de San Roque hasta la parroquia de Santa Ana, donde es recibido con un ‘Viva San Roque’ para celebrar luego la misa mayor.

La tradición, que comenzó en 1960, marca que desde este último punto el santo se traslada a la plaza de Ramón Arocha para dar comienzo la romería.

Sin embargo, este año será la primera vez que el santo de origen francés, no saldrá en procesión ni en romería, aunque la mejor forma de honrarlo y seguir su ejemplo es celebrar su día “interiormente” y no poniéndose ni poniendo en riesgo a nadie ante otra pandemia, la de Covid-19, que ya se cobrado muchas vidas en todo el mundo.

Así lo pidió el alcalde a los vecinos, José Heriberto González, en su muro de Facebook. “Les pido y les suplico que actuemos todos y todas con responsabilidad. Garachico debe seguir con el buen comportamiento del que ha hecho gala en todos estos momentos”, escribió.

El mandatario también solicitó que no se organicen fiestas y comidas en los salones, azoteas, patios ni jardines de las casas, y menos aún que se invite a personas que no convivan en el mismo domicilio. Y si lo hicieran, debería ser un número inferior a diez y respetando las distancias de seguridad y el uso de mascarillas, tal y como establece la nueva normativa del Gobierno regional publicada el viernes en el Boletín Oficial de Canarias para contener los brotes de coronavirus en las islas.

Al mismo tiempo, González hizo un llamamiento para que vecinos de otros municipios no peregrinen en grupo hasta Garachico, como hacen todos los años o que lo hagan de forma espaciada, “no todos a la misma hora” ya que habrán cinco eucaristías diferentes (a las 09.30, las 12.00, a la que asistirá el Obispo de la Diócesis de Tenerife, Bernardo Álvarez, y por la tarde a las 17.00, 19.00 y 21.00 horas) en la parroquia de Santa Ana, que cuenta con mayor espacio pese a que el aforo estará restringido a 170 personas en cada sesión y nadie podrá estar de pie.

Una de las medidas que se adoptó desde el comienzo de las fiestas fue trasladar al santo a esta última iglesia para que todos los peregrinos y devotos puedan visitar la imagen de San Roque de manera ordenada. Las calles también le rinden homenaje con balcones engalanados, cintas de colores, y adornos alusivos a una de las romerías más multitudinarias de la Isla que por primera vez en su historia no se celebrará en las calles.

El alcalde advirtió de que ha hablado con la Subdelegación del Gobierno para que haya mayor presencia de las fuerzas de seguridad durante todo el día, dado que además es domingo y como ocurre en los meses de verano, ese día el municipio recibe un número importante de visitantes. No obstante, confía en que “no tengan que actuar en ningún momento”.

González considera que este año hay que quedarse en casa para evitar riesgos, ya que “seguro que para San Roque la mejor forma de celebrarle su día sea que nadie se ponga en riesgo innecesariamente”.

TE PUEDE INTERESAR