educación

Los alumnos quieren participar en la redacción de los protocolos de vuelta a clase

El presidente de Udeca, Idafe Hernández, recuerda que “todos los sectores educativos queremos aportar” para lograr las mejores normas posibles con que afrontar el inicio del curso
La ruina de las familias con la vuelta al cole: "Va a ser duro; ajustaremos gastos"
La vuelta al cole tiene todavía muchas incertidumbres por resolver. | S.M.

Resta menos de un mes para que los alumnos de Canarias vuelvan a las clases para comenzar un curso escolar atípico. El presidente de la Unión de Estudiantes de Canarias (Udeca), Idafe Hernández Suárez, lamentó que la Consejería de Educación “no cuente” con su opinión a la hora de redactar unos protocolos en los que “los estudiantes también tendremos algo que decir”, y volvemos a quedar fuera del diálogo “para organizar la entrada de los estudiantes en los centros”. “Estamos ante algo nuevo y nadie tendrá la varita mágica para acertar, pero entre todos los sectores educativos podremos aportar ideas y una visión global que se sume a la única que tiene la Consejería. Entre todos podemos lograr una implantación mejor de los protocolos. No puede ser que creen normas que afectan al alumnado sin contar con la opinión de este colectivo”, lamentó.

Hernández reconoció que el cierre de los centros “nos cogió a todos por sorpresa”. En cuanto a la continuación del curso a distancia recordó que “las plataformas online muchas veces no fueron las más adecuadas ni soportaron la carga de trabajo y conexión, por lo que habría que mejorarlas de cara a este nuevo curso”. Sin embargo, “dentro de las circunstancias excepcionales que sucedieron, la valoración es positiva”.

Con respecto al nuevo curso, reconoció que “se avecina un inicio complicado y debemos afrontarlo. No podemos acercarnos a una educación totalmente presencial si no se duplican o triplican los recursos de los que disponemos, y poner más profesores parece completamente inviable actualmente. Además, se habla de desdoblar grupos y poner turnos de tarde sin contar con los alumnos, que también tenemos otros menesteres, como actividades deportivas o enseñanzas regladas de idiomas, música, etc., que requieren que conciliemos nuestros horarios”, recordó.

Entre las preocupaciones del colectivo de estudiantes de cara al nuevo curso escolar está la “seguridad en las aulas y el acceso a la educación”, cumpliéndose las medidas de seguridad y, en el caso de que no fuera posible, que se “propongan alternativas a la presencialidad, como la educación semipresencial o la educación a distancia”. Asimismo, esperan protocolos claros en los comedores escolares y el transporte escolar. “Se habla de distintos horarios de entrada y salida, pero después van alumnos de distintos niveles juntos en la misma guagua, va a ser complicado. También será difícil ver cómo se solucionan los recreos, donde siempre ha sido complejo mantener las distancias”.

Idafe Hernández, presidente de la Unión de Estudiantes de Canarias (Udeca). DA

Además, cree que hay que implantar “la digitalización y evitar que se reproduzca esa brecha. Los alumnos deben tener acceso a los recursos, proporcionar los recursos para conectarse y enseñar las capacidades necesarias para poder utilizar estas herramientas virtuales”. También hubo “mucha disparidad” en el mismo centro, en las plataformas empleadas por los profesores. “En primer lugar, cada profesor usó la herramienta que más le gustaba y en una clase había seis herramientas distintas de contacto, lo que volvía loco a los alumnos. Otro tema fue la evaluación digital y la adaptación de los currículum a una educación digital, que no se pudo hacer. Espero que en el próximo curso tengamos materiales digitales disponibles y alternativas a los exámenes en papel”.

El presidente de la Unión de Estudiantes de Canarias (Udeca) lamentó que durante el último cuatrimestre del curso pasado “hubo una falta de comunicación por parte de la Consejería, con respecto a la opinión pública y a la propia comunidad educativa. No informaron de las medidas adoptadas y, en ocasiones, nos llegaron mensajes contradictorios. Tampoco hubo una comunicación clara de los tutores y los profesores a los alumnos; por ejemplo, al quitar la convocatoria de septiembre. Cuando lo estábamos pasando mal, no hubo una comunicación clara”, insistió.

Idafe Hernández afirma que hay muchos temas en el aire, como el supuesto de un posible positivo o una sospecha y que el alumno o el profesor deba cumplir una cuarentena. “En esos 15 días, el alumno debe recibir la educación y eso no está protocolizado, no se sabe cómo se va a hacer, o en el caso de que sea un docente el afectado, dará clase desde su casa o habrá un sustituto. Estos temas no se pueden improvisar, habrá que articular cómo se podrá seguir recibiendo las clases, a través de videoconferencia de manera semipresencial. O qué ocurrirá con el personal de riesgo ante el coronavirus, tanto los profesores como los alumnos, que no podrán acudir a la clase presencialmente”, finalizó.

TE PUEDE INTERESAR