sociedad

Habilitan el CITE sureño para alojar a 83 personas llegadas ayer en cayuco

El recurso, ubicado en la trasera de la Comisaría de Las Américas, fue creado en tiempos de Rubalcaba y Segura; los inmigrantes, entre los que vinieron 18 presuntos menores, pasaron ocho días en alta mar
Habilitan el CITE sureño para alojar a 83 personas llegadas ayer en cayuco SERGIO MÉNDEZ
Habilitan el CITE sureño para alojar a 83 personas llegadas ayer en cayuco SERGIO MÉNDEZ
Habilitan el CITE sureño para alojar a 83 personas llegadas ayer en cayuco SERGIO MÉNDEZ

Poco a poco, pero inexorablemente, se van repitiendo imágenes que parecían condenadas a la gaveta donde se postergan pesadillas como aquella hecatombe humanitaria que hace más de un decenio se vino a llamar la crisis de los cayucos.

Precisamente, fue una de esas embarcaciones, diseñadas para la pesca y devenidas en transporte para el tráfico de seres humanos, la que se detectó a unas dos millas náuticas (3,7 kilómetros) de Punta Rasca (Tenerife) algo después del mediodía de ayer.

En la frágil embarcación viajaban hacinados un total de 83 personas a bordo, de las que 65 son varones y de ellos supuestamente 18 son menores de edad.
Cuando llegaron a puerto, sostuvieron ante los servicios de emergencias que llevaban ocho días de travesía tras partir del norte de Senegal.
Según fuentes de Salvamento Marítimo, la voz de alarma llegó tanto por quienes avistaron el cayuco desde la costa de Las Galletas como por parte del pesquero Candelaria.

Lo más inquietante es que, a pesar de hallarse tan cerca del punto más al sur de la Isla de Tenerife, el cayuco se desplazaba en dirección oeste, lo que les hubiera adentrado en un océano nada hospitalario, sobre todo si empiezan a escasear el agua y demás víveres.

Repleto

Cuando la embarcación Salvamar Alpheratz se aproximó al cayuco y comprobó la multitud que lo repletaba, se decidió no trasladar a los migrantes a esta nave de Salvamento Marítimo, por lo que se les acompañó hasta el puerto de Los Cristianos.

Una vez en el puerto aronero, los supervivientes de semejante viaje fueron atendidos por miembros de Cruz Roja, quienes comprobaron que, en primera instancia, su estado de salud es bueno, tal y como informó el Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad (Cecoes) 1-1-2 del Gobierno de Canarias.

Tras esa atención inicial, tuvo lugar otra imagen que, inevitablemente, recuerda lo sucedido entre 2006 y 2008, por cuanto estas 83 personas fueron alojadas provisionalmente en el antiguo Centro de Internamiento Temporal de Extranjeros (CITE).

Se trata de un recurso ubicado en la trasera de la Comisaría de la Policía Nacional en Playa de Las Américas al que ya se dio idéntico uso a finales del año pasado y que fue creado durante la crisis anterior, siendo ministro del Interior Alfredo Pérez Rubalcaba y delegado del Gobierno en las Islas el hoy director de Casa África, José Segura.

Es otra crónica más de un drama que, por menos anunciado, no deja de cobrarse su peaje de muerte y sufrimiento. Como entonces, como ahora.

TE RECOMENDAMOS