inmigración

Jóvenes marroquíes besan el suelo al tocar Lanzarote; los vecinos los ayudan entre lágrimas

Se han vivido momentos de mucha alegría entre los migrantes y de enorme emotividad entre los vecinos

Llegan a la tierra prometida, España, Canarias, en este caso, Europa, a fin de cuentas. Llegan después de dos o tres días de dura travesía en muchos casos y llegan contentos.

Creen que a partir de ese mismo momento en que pisan tierra canaria su suerte va a cambiar y todo va a ir mejor. No siempre es así. Mientras son menores de edad, estos jóvenes tienen un techo y comida, pero a partir de los 18 años, la cosa cambia y, muchas veces, el sueño se convierte en pesadilla.

En las imágenes de este vídeo se puede ver a los 29 inmigrantes magrebíes, cuatro menores y uno de ellos una mujer, llegando a Caleta de Caballo en la mañana de hoy viernes, sobre las 9 de la mañana. Uno de ellos ha sido trasladado al Hospital para valorar su estado, los demás se encuentran bien, sin síntomas de Covid-19.

Los vecinos, entre lágrimas, intentan ayudar en lo que pueden a los exhaustos viajeros mientras desembarcan de la patera en la orilla de la Playa Mejías, en el municipio de Teguise.

Uno de estos vecinos grabó el vídeo en el que se escucha cómo intentan tranquilizar y auxiliar a los ocupantes de la patera, mientras esperan por los efectivos de Emergencias.

Aseguraban haber partido de Agadir y llevar tres días embarcados. Hay quién dice que esto no es posible y que tan sólo una pequeña parte de las pateras que llegan a Canarias están realmente varios días en el mar. Otras muchas son transportadas, por mafias que hacen su negocio con estas personas, la máxima distancia posible hasta dejarlos a su suerte.

TE PUEDE INTERESAR