valle de la orotava

Se registran 117 denuncias entre los tres municipios del Valle por no usar mascarilla

La localidad que más incumplimientos registra es el Puerto de la Cruz, con 75, seguido de Los Realejos con 30 y La Orotava con 15

Desde que se implantara la obligatoriedad por parte del Gobierno de Canarias del uso de mascarillas, se han registrado un total de 117 denuncias entre los tres municipios del Valle. La localidad que más incumplimientos registra es el Puerto de la Cruz, con 75, seguido de Los Realejos, que ha interpuesto 30 actas de infracción y La Orotava, solo 15.

La sanción por no llevar la protección facial en lugares públicos asciende a 100 euros, dado que es una de las medidas que se deben cumplir para seguir frenando la expansión de la Covid-19 y evitar una segunda oleada de la pandemia.

Tras el decreto publicado el 14 de agosto en el Boletín Oficial de Canarias número 164, se establece la obligatoriedad del uso de mascarillas a todas las personas de seis años en adelante, tanto en la vía pública, espacios al aire libre y en cualquier lugar cerrado de uso público, o en el que se encuentre abierto al público, con independencia del mantenimiento de la distancia de seguridad interpersonal de al menos 1,5 metros.

Así, mientras en La Orotava solo se han levantado 15 actas por no usar mascarilla, en el municipio vecino de Los Realejos éstas se han doblado, con un total de 30, y ayer mismo fueron remitidas las últimas a la Dirección General de Salud Pública del Gobierno de Canarias, que es la administración que tiene las competencias en la materia.

En el caso de Los Realejos en los primeros días se hizo una campaña fuerte de concienciación y advertencia para hacerle llegar a los vecinos la normativa y quizás por ello sean “relativamente pocas”, sostiene el concejal de Seguridad, José Andrés Pérez.

Su homólogo en La Orotava, Narciso Pérez, indica que en la Villa se empleó el mismo procedimiento y no solo en la zona centro, sino también en los barrios y en las zonas de ocio, como la plaza del Quinto Centenario y en ese sentido, “ha habido una gran colaboración por parte de los empresarios”, destaca el edil, quien añade que “se empezaron a tomar medidas en casos repetitivos”.

En este sentido, José Andrés Pérez añade que muchas veces la gente se pone la mascarilla cuando ve a la Policía Local y confirma que solo en un caso han tenido que multar también a un hombre por desobediencia a la autoridad, que también se ha comunicado a la Subdelegación del Gobierno.

Desde el Gobierno del Puerto de la Cruz también señalan que afrontaron “alguna pataleta, porque a nadie le gusta que lo multen”, pero no ha habido ningún incidente digno de mención.
En los tres municipios no se puede establecer una incidencia por barrios ya que las infracciones se detectan en las rondas rutinarias que hacen los agentes.

TE RECOMENDAMOS