inmigración

Un nuevo escenario para los solicitantes de asilo en Canarias

Reacciones de expertos y juristas tras la aplicación en Santa Cruz de una sentencia del TJUE sobre protección internacional y acogida a migrantes, publicada por DIARIO DE AVISOS
Imagen de varios migrantes llegados recientemente en patera a Tenerife. Sergio Méndez
Imagen de varios migrantes llegados recientemente en patera a Tenerife. Sergio Méndez
Imagen de varios migrantes llegados recientemente en patera a Tenerife. Sergio Méndez

La aplicación el pasado viernes, en Santa Cruz de Tenerife y por primera vez en España, de una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) que facilita las posibilidades de que pidan asilo las personas que huyen de su país por sentirse perseguidos por motivos étnicos, religiosos, políticos, de orientación sexual o por ser víctimas de un conflicto, ha generado ya algunas reacciones. Y deja clara una evidencia: lo importante que es el derecho a una asistencia jurídica de calidad para todo el mundo.

“Es una magnífica noticia”, afirmaba ayer Txema Santana, portavoz de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), sobre esta aplicación de la sentencia europea por parte de la jueza de Instrucción Número 4 de Santa Cruz de Tenerife, María de los Ángeles Lorenzo-Cáceres, revelada en exclusiva el pasado domingo por DIARIO DE AVISOS. Un hecho que permitió que 31 migrantes subsaharianos para los que la Subdelegación del Gobierno pedía el ingreso en CIE fueran finalmente puestos en libertad y enviados a plazas de acogida humanitaria en régimen abierto tras pedir protección internacional. Hasta ahora, las solicitudes de asilo se hacían mayoritariamente en el CIE, ante la policía, y no ante el juez instructor que decide el internamiento en estos centros. A partir de la sentencia, el juez instructor es considerado por el TJUE autoridad para recibir estas solicitudes que, una vez formuladas, reducen al máximo las posibilidades de que un migrante ingrese en el CIE y sea expulsado del país hasta que se le conceda, o no, el estatus de asilado.

Para el juez de vigilancia del CIE de Barranco Seco, Arcadio Díaz Tejera, “lo que dice el TJUE es que, muy posiblemente, la única autoridad del Estado con la que va a hablar ese migrante es la judicial, y, por lo tanto, el juez de instrucción está capacitado para ofrecerle protección internacional al migrante”. Según Díaz Tejera, “hasta ahora, había jueces que lo hacían, pocos, y jueces que no. Después de la sentencia del 25 de junio, el TJUE lo ha dejado claro y consolida esta capacidad”. Aun así, Díaz Tejera evita satanizar a los CIE, cuyo cierre solicitan numerosas ONG por considerar que tienen un régimen semicarcelario. “Si uno está en un recurso social, no hay un juez que esté supervisando eso. Si está en un CIE, hay un juez y una fiscal, aparte de los policías, que son servidores públicos. En cada CIE hay un buzón para quejas. Yo estuve hoy en Barranco Seco. En unos días estaré allí con tres intérpretes, uno de bámbara, otro de pular y otro wólof. Y les explicaré lo que es la protección internacional. Si cada parte del engranaje de nuestro sistema de garantías cumple con su cometido, no hay país más garantista que España”, afirma. En el CIE de Barranco Seco hay ahora 42 migrantes. 29 de ellos son de Mali, la misma nacionalidad de casi todos los migrantes que fueron puestos en libertad el pasado viernes.

Para Arcadio Díaz Tejera, la asistencia jurídica que reciben los migrantes antes de comparecer ante el juez de instrucción es esencial. “El principal problema es que, cuando un migrante llega a la declaración ante el juez de instrucción, no tiene información sobre el abanico de posibilidades que hay. Y eso tiene que ver con la formación de los abogados en derecho de extranjería”.

Los tres abogados que asistieron a los 31 migrantes que fueron puestos en libertad el viernes sí tenían la sentencia del TJUE en la cabeza y consiguieron velar por sus derechos. Una muestra de lo importante que es estar al tanto de la evolución de la jurisprudencia, comprometido con el ámbito jurídico en el que uno se desempeña.

Dice Jonay Ríos, presidente de la comisión del turno de oficio del Colegio de Abogados de Tenerife, que “todo el mundo debe tener una asistencia jurídica decente, sea migrante, investigado, víctima, lo que sea. Con gente bien formada y respaldada con las que asegurar unas garantías legales”. Y asegura que el Colegio está determinado a seguir mejorando la formación de los letrados de oficio.

“En el nuevo reglamento del turno de oficio que acabamos de sacar a información pública, lo reflejamos”, asegura. “Lo que pretendemos es que haya formación continua en todas las materias que tienen especialización en el turno de oficio. Y sobre todo, en aquellas muy específicas como violencia de género, menores o extranjería. Y la idea es que, para mantenerte en las distintas ramas del turno, tengas acreditar que estás formado. Es un tema delicado, porque algunas personas son reacias a tener que estar formándose obligatoriamente. Pero es un camino marcado desde el propio Consejo General de la Abogacía”.

Y mientras se desarrollan estas enjundiosas cuestiones jurídicas, ayer fue rescatada otra patera con 15 migrantes, todos varones, de origen subsahariano. Estaban a 100 metros de la Playa de Tasarte, en Gran Canaria. Y se encontraban en aparente buen estado de salud.

TE RECOMENDAMOS