Política

Acuerdo exprés entre PP y PSOE en Santa Cruz de La Palma

Pese a las directrices de su partido, los concejales socialistas asumen las áreas que dirigía Coalición Canaria, anterior socio de los populares, para dar estabilidad a la capital palmera

Juanjo Cabrera y Juan José Neris, ayer durante el anuncio del acto PP-PSOE en el Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma. DA

Ni un día han tardado los concejales del Partido Popular y del PSOE en el Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma en llegar a un acuerdo de gobierno que, como reconocieron anoche a DIARIO DE AVISOS dirigentes de ambos partidos, tiene que ver mucho con la confianza y persigue como principal objetivo dar estabilidad a la Corporación de la capital palmera, donde, como adelantó en exclusiva este periódico, el pasado miércoles se produjo la expulsión de los ediles de Coalición Canaria que, hasta entonces, compartían el poder municipal con los populares.

Dicha alusión a la confianza radica en que este acuerdo PP-PSOE, cerrado en la mañana de ayer, dista mucho de fijar por escrito posibles compensaciones entre ambos partidos, tarea que esperan ir solventando ambas formaciones a partir de ahora. El asunto no resulta nada baladí, por cuanto es previsible, incluso, que el actual alcalde, Juanjo Cabrera (PP), ceda el bastón de mando a un socialista antes de terminar el mandato en curso.

Este pacto, que por otra parte es una fórmula nada habitual en la política canaria, pero que ha dado sus frutos en lo que respecta a La Palma, no surge exento de polémica, y no solo por lo abrupto de la ruptura entre PP y CC, sino porque las instrucciones orgánicas del PSOE no son favorables al acuerdo con los populares.

Así lo dejaron bien claro tanto el secretario insular de los socialistas palmeros, Anselmo Pestana, como su homólogo de la capital, Manuel Abrante, el pasado miércoles, por lo que, como reconocen fuentes internas del partido, no será de extrañar que sus ediles capitalinos, con el nuevo primer teniente de alcalde a la cabeza, Juan José Neris, sean expedientados. Eso sí, a nadie se le escapa el precedente protagonizado en su día por el propio Pestana, que, en situaciones muy similares a las actuales (con la salvedad de que se trataba entonces del Cabildo Insular), finalmente supo reconducir la situación, a tal punto que hoy es delegado del Gobierno en Canarias.

Esto no fue óbice para que Abrante y Pestana lamentasen hace dos días públicamente que el PP hubiese generado inestabilidad en la Institución capitalina y remarcaban que el Partido Socialista no sería cómplice de “esta actuación irresponsable”. En este sentido, advertían de que el PSOE “ni comparte ni va a entrar en el juego del alcalde de Santa Cruz de La Palma, desestabilizando la Corporación, convirtiendo el Gobierno municipal en un juego de sillas que los socialistas, por responsabilidad, no compartimos”, apostillaban.

Sea como fuere, en apenas 24 horas hay nueva mayoría estable en el Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma, desde donde ayer se anunciaba que “el grupo Socialista, a la espera de una reordenación de la estructura del Gobierno municipal, asumirá las áreas de Gobierno que detentaban los ediles de Coalición Canaria que fueron destituidos de sus responsabilidades”.

Tanto el alcalde, Juan José Cabrera, como el primer teniente de Alcalde, Juan José Neris, coincidieron en destacar que el acuerdo de Gobierno alcanzado “abre una nueva etapa en Santa Cruz de La Palma en favor de promover el bienestar de la ciudadanía y luchar por el progreso y desarrollo de la capital insular, en el contexto de una grave crisis sanitaria y económica como la que estamos atravesando por la pandemia de la Covid-19”.

Cabrera y Neris resaltaron igualmente que “para conseguir este objetivo existe un compromiso por sendos grupos municipales para trabajar desde la unidad, el respeto y una fluida comunicación en un gobierno municipal”.

Como no podía ser de otra manera, hubo alusión a los complicadísimos momentos que atraviesa Canarias y, por ende, La Palma, a cuenta de los efectos de la pandemia. “En este marco de grave crisis por la que estamos atravesando, Santa Cruz de La Palma requiere un Gobierno unido, que tenga en el centro de actuación los intereses de la ciudadanía y sea capaz de impulsar las políticas que contribuyan a revertir esta situación lo antes posible”, comentó el alcalde a este respecto.

Juanjo Cabrera recordó, además, en línea con lo anteriormente expuesto, que “no es la primera vez que populares y socialistas trabajan de forma conjunta en el Ayuntamiento y en un contexto de crisis económica, en el que conseguimos gestionar con rigor, austeridad y eficiencia los presupuestos, dando los pasos necesarios para sanear las arcas municipales”.

“Vamos a poner lo mejor de nosotros por nuestro municipio, para dar estabilidad al Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma al que le debemos lealtad y respeto, y luchar por conseguir un lugar mejor para vivir”, manifestó, a su vez, el socialista Juan José Neris, quien es consciente de que “el reto no es fácil”. “La situación actual requiere de todo nuestro compromiso, mimo, tacto, unidad y mucho trabajo. Estamos preparados, con ilusión y con deseo de recuperar el orgullo de pertenencia a nuestra capital”, subrayó el ahora número dos en el Ayuntamiento de la capital palmera.

Para Neris es importante destacar que “el Gobierno municipal va a priorizar la mejora de la imagen de la ciudad en cuanto a limpieza y servicios públicos; la atención a los barrios; las políticas de participación ciudadana y el compromiso social en favor de construir un municipio más justo y solidario”.

Cese por WhatsApp

“La falta de comunicación” (en palabras textuales del alcalde) es lo que ha conducido a la ruptura entre PP y CC, especialmente tras el retorno de Cabrera de sus vacaciones, a primeros de septiembre. La desconfianza del popular ante un posible acercamiento entre socialistas y coalicioneros, acorde a los intentos nacionalistas para romper el actual cuatripartito regional con la complicidad de los socialistas grancanarios, hizo mover ficha a Cabrera, que finalmente comunicó su cese a los ediles de CC en un chat común de WhatsApp. Eso sí, los nacionalistas ya se habían enterado por DIARIO DE AVISOS.

Claves estatales y regionales explican la aparente división del PSOE

En la mañana del pasado miércoles, como anticipó DIARIO DE AVISOS, el alcalde de Santa Cruz de La Palma, Juanjo Cabrera (PP), cesaba a los ediles de CC respecto a sus responsabilidades de gobierno. El mismo día, altos cargos del PSOE isleño, como el propio Anselmo Pestana, se desmarcaban de la maniobra del PP, pero en 24 horas los concejales socialistas en la capital palmera anunciaban su incorporación al equipo de gobierno en cuestión.

Lo que aparenta ser una rebelión interna en toda regla dista mucho de ser tal, porque solo se trata del enésimo choque de intereses a distintos niveles de la organización. Al PSOE estatal no le interesa abrir una brecha con CC, dado que el voto de su diputada en el Congreso, Ana Oramas, puede llegar a ser decisivo en la votación sobre los nuevos presupuestos generales del Estado, dado lo voluble de las actuales mayorías parlamentarias en el Congreso.

A ello se le suma el cortejo de CC a los socialistas grancanarios para dinamitar el cuatripartito regional, pero en La Palma los socialistas, como ocurre en Tenerife, tienen como principal adversario a los coalicioneros, irrelevantes en la isla Redonda. Habrán expedientes, pero no se espera que la sangre baje por los barrancos.