política

Aún no ha nacido quien deje sin palabras a la consejera Yaiza Castilla

La dirigente de la Agrupación Socialista Gomera estuvo el martes excesivamente vehemente durante un debate sobre turismo que fue quizá de los temas más interesantes del Pleno
La consejera Yaiza Castilla, durante su intervención de ayer/Parlamento (Rafa Avero)
La consejera Yaiza Castilla, durante su intervención de ayer/Parlamento (Rafa Avero)
La consejera Yaiza Castilla, durante su intervención de ayer/Parlamento (Rafa Avero)

A la consejera de Turismo, Yaiza Castilla, se le nota que es una mujer trabajadora que se estudia los temas, como esos estudiantes con apuntes pulcros llenos de post-its amarillos, letra redonda y frases subrayadas con fluorescentes.

Sacan buenas notas y se van pronto a dormir la noche antes del examen, sin necesidad de cafeteras ni cajetillas de cigarros desparramadas sobre la mesa mientras se meten el temario a la fuerza en la cabeza.

Son necesarios, especialmente en un ámbito como la política, con tanto alegre vendehumos.

Pero como rara vez fallan estrepitosamente, aunque eso no significa que sean siempre los más brillantes, están a la defensiva cuando se les critica. “Hay que aprender a fastidiarla”, me dijo una vez dijo una vez un psicoterapeuta. Le da a uno cintura. Incluso para responder con humor cuando cree que la crítica es injusta.

Y a Castilla le faltó cintura ayer en su debate con el diputado de Cs Ricardo Fernández de la Puente, a raíz de la nueva situación surgida tras la reanudación de vuelos desde Alemania, Reino Unido y Holanda.

“Señora consejera, arráyese un millo. Si usted está convencida de que sus gestiones han sido las que han conseguido que se levanten los corredores seguros y seguimos con ese triunfalismo…”, le espetó Fernández de la Puente después de que la consejera Castilla afirmara que esta decisión no era “casualidad”, sino fruto del “trabajo serio, constante y responsable” del Gobierno canario, tanto en el control de la pandemia como en la tarea de convencer a las autoridades de los principales países emisores de turistas que vienen a Canarias.

Pero Fernández de la Puente, un hombre cercano al mundo empresarial turístico, anda mosqueado con que todavía no se hayan implantado los test en los aeropuertos y puertos canarios y no parecía ayer muy satisfecho con el sistema que se propone implantar ahora el Gobierno canario y que consiste en exigir al turista que llegue con una prueba negativa en la mano hecha en las 72 horas anteriores al viaje.

“¿Usted cree que la expresión arráyese un millo dignifica la labor política, que bastante denigrada está?”, respondió la consejera de Turismo. Castilla, que había estado razonablemente prudente en su primera intervención, advirtiendo de que la reanudación de vuelos se va topar con la segunda oleada del virus en Europa, esta vez desbarró un poco, haciendo demasiado ostensible su enfado con las críticas de la oposición por la falta de test para los viajeros que llegan a las isla. Algo que ella tampoco ha parado de pedir al Gobierno central. Sin demasiado éxito.

“No es competencia ni del Gobierno autonómico ni de esta Consejería”, recordó. “Ustedes están pidiendo todo lo que yo voy diciendo. En realidad, error, ninguno, desde luego”, afirmó con vehemencia y poco margen para la autocrítica.

Reconoció que seguirá pidiendo test en destino, pero mientras, hay que articular un protocolo para conseguir viajes seguros en las condiciones actuales.

“Ustedes, como oposición, también pudieron plantear una Iniciativa Legislativa Popular con todo lo que están pidiendo, que he pedido yo desde abril, sumarse a ayudar a este Gobierno. Y no ha habido nada, ha habido inacción. Y por parte del Gobierno ha habido acción […] Estoy en disposición de enmendarme si ha habido algún error, pero no es el caso. De momento, no es el caso. […] Yo fui senadora , y sé lo que se trabaja realmente si se quiere, y cómo se estudian las cosas, y cómo se plantean y cómo no”, afirmó afeando a la oposición por decir que el nuevo decreto que prepara el Gobierno para regular la estancia segura de los turistas en el Archipiélago descansa en el sobre-esfuerzo del sector alojativo, que tendrán que comprobar en el check-in si traen o no el test hecho para derivarlos a un centro sanitario público o privado si no lo tienen hecho.

Castilla recordó que el sector ha apoyado este nuevo decreto que se prepara y que no supondrá ningún coste, al contrario que los tests que los hosteleros se comprometieron a sufragar en su momento.

Migración

Durante las preguntas al Gobierno, el presidente canario afirmó que el Ejecutivo central “lo tiene que hacer mejor” en materia migratoria.

Torres fue interpelado sobre cuestión por la presidenta del PP, Australia Navarro, y por el diputado de NC, Luis Campos.

Navarro, que se ha convertido posiblemente en la persona que le dice siempre las palabras más gruesas al presidente en el Parlamento, afirmó que Torres “ha superado el récord de su incompetencia” y recordó que la inmigración por mar a Canarias lleva creciendo desde que aumentaron los controles en el Mediterráneo.

Más constructivo, Luis Campos le preguntó sobre qué tipo de política integral en materia migratoria estaba intentando poner en marcha el Gobierno canario.

En su respuesta a Navarro, Torres afirmó que no va a “hacer política con el drama de las personas” e insistió en que el Gobierno de Canarias ha cumplido con su competencia, que es la atención de los menores no acompañados. 1.355 en toda Canarias: 831 bajo tutela directa del Gobierno regional. El resto, atendidos por los cabildos.

Pero Torres también afirmó que el Ejecutivo canario asume su “responsabilidad” y seguirá reclamando al Gobierno de España que se puedan usar sus instalaciones, pues ve ilógico que haya patrimonio del Estado que no se pueda utilizar para el acogimiento de inmigrantes.

También volvió a insistir en la derivación de migrantes a la Península. Y consideró “inaceptable” las condiciones en las que se encuentran quienes permanecen en el muelle de Arguineguín.

Por último, afirmó que durante la Conferencia de Presidentes que tuvo lugar el lunes le recordó a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, presente para hablar de los fondos de reconstrucción europeos, que Canarias es frontera sur de Europa, y que el resto de países miembros tienen que asumir su cuota de responsabilidad en materia migratoria.

Sobre migración también habló la diputada de Sí Podemos Canarias, María del Río, que denunció la “violencia institucional” que supone separar a madres de hijos durante meses mientras se determina su relación familiar con pruebas de ADN. Una práctica realizada por la Fiscalía de Las Palmas que ha sido paralizada finalmente.

TE RECOMENDAMOS