inmigración

“Canarias se puede enfrentar a una crisis como la que vivió en 2006”

El ministro de Migraciones, José Luis Escrivá, descubre que las Islas asisten impotentes a la repetición de la hecatombe humanitaria vivida en la década pasada tras, al fin, visitar las Islas
La Salvamar Alpheraz remolca un cayuco en el puerto de Los Cristianos, ayer. Cedida
La Salvamar Alpheraz remolca un cayuco en el puerto de Los Cristianos, ayer. Cedida
La Salvamar Alpheraz remolca un cayuco en el puerto de Los Cristianos, ayer. Cedida

Diario de Avisos / EFE

El ministro de Migraciones, José Luis Escrivá, advirtió ayer que Canarias se puede enfrentar a una crisis migratoria similar a la que vivió entre 2004 y 2008, de ahí que haya considerado que el Gobierno español “tiene que dar una respuesta equivalente” a este repunte.

Tras reunirse en la Delegación del Gobierno en Canarias con su titular, Anselmo Pestana, el presidente del Ejecutivo regional, Ángel Víctor Torres, y el presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, Escrivá reconoció que el muelle de Arguineguín, donde Salvamento desembarca a los inmigrantes que rescata en el mar cerca de esta Isla, no reúne las condiciones que requiere la recepción de inmigrantes.

Por ello, el ministro al fin se percató de la necesidad de buscar soluciones y dotar a Gran Canaria de “las capacidades” que posee Tenerife (por ahora) para atender a estas personas durante las primeras 72 horas después de su llegada, tras las que pasan a la red de acogida que gestiona el departamento que dirige a través de ONG como Cruz Roja.

Escrivá también estimó que esta red de acogida de inmigrantes presenta deficiencias en Gran Canaria, una situación que achacó a que “no se ha sido capaz de pensar que pudiera volver una crisis migratoria”, por lo que agradeció a los ayuntamientos y cabildos canarios que han cedido instalaciones para estos fines, así como a los establecimientos hoteleros que albergan a 2.700 personas llegadas a las Islas en pateras o cayucos.

Asombro

Estas palabras del ministro no han dejado de causar asombro en las Islas, por cuanto la reactivación de la llamada ruta canaria de las pateras data de agosto del año pasado, coincidiendo con el blindaje del Estrecho, un hecho al que, precisamente, no es ajeno el Gobierno de España.

El ministro se comprometió igualmente a tratar de convencer al Ministerio de Defensa para que ceda infraestructuras que tiene en La Isleta, de forma que pueda ampliarse la capacidad de acogida de Gran Canaria. Para esto también dijo que su departamento trabaja con la Sareb en busca de opciones adecuadas en todas las islas, en unas declaraciones que suponen un reconocimiento implícito de que, como se ha denunciado, ha existido descoordinación entre los distintos ministerios, especialmente entre Interior y Defensa. Se teme que el ministro no haya entendido que es cuestión de tiempo que la crisis se intensifique en mitad de la recesión.

A juicio de Escrivá, que también ha anunciado que Migraciones prevé abrir un centro de acogida en un espacio ubicado junto al CIE de El Matorral, en Fuerteventura, isla a la que viajará hoy, ha considerado que la red de acogida de Canarias debe ser “flexible”, y que no se trata de “crear una gran capacidad”.

TE RECOMENDAMOS