sociedad

Con teta o sin teta, cuidemos el planeta

El HUC acoge una exposición para visibilizar la lactancia y el medio ambiente en la que varias madres dan el pecho en plena naturaleza
La exposición Lactancia naturalmente, que puede verse en el Hospital Universitario de Canarias, cuenta con imágenes como la de una madre desnuda y su hijo en la playa de El Socorro entre basura. Fran Pallero.
La exposición Lactancia naturalmente, que puede verse en el Hospital Universitario de Canarias, cuenta con imágenes como la de una madre desnuda y su hijo en la playa de El Socorro entre basura.

Con el lema Apoyar la lactancia materna por un planeta saludable se celebra la Semana Mundial de la Lactancia Materna en Europa. El Hospital Universitario de Canarias (HUC) se suma a esta iniciativa con la exposición Lactancia naturalmente, que presenta fotografías de madres tinerfeñas amamantando a sus hijos o hijas, de diferentes edades, en la naturaleza, acompañadas de frases relacionadas con la ecología, la sostenibilidad, la contaminación ambiental y el cambio climático. El HUC trabaja desde 2016 en la Estrategia IHAN (Iniciativa para la Humanización del Nacimiento y la Lactancia) promovida por la OMS y Unicef para conseguir la acreditación de máxima calidad en la asistencia.

La matrona y presidenta de la Comisión de Lactancia del HUC, Aimón Sánchez, señaló que tenemos el compromiso de “aumentar la calidad de los cuidados en salud materno-infantil y visibilizar la importancia de la lactancia, reconocida por la evidencia científica.” Cuestionada acerca de si la lactancia materna ha perdido vigencia, Sánchez manifestó que “lo que ha pasado es que hace unos años parecía que el biberón era un sustituto igual o mejor que la leche materna. Sin embargo, varias investigaciones pusieron nuevamente en valor la lactancia materna desde el punto de vista biológico y de salud. También estamos en un punto en el que no había un apoyo fundamental a las madres y las que optaban por la lactancia se encontraban juzgadas o se sentían mal”.

“Sabemos que la lactancia tiene muchísimos beneficios, pero no podemos olvidar que es una decisión libre de cada mujer -resaltó-, que debe tomar de manera informada. Tenemos que apoyar a las madres que quieran amamantar y dejarnos la piel para que lo logren. No se trata de avasallar y de que todas tengan que dar el pecho porque nos dé la gana a los sanitarios, sino que la evidencia científica está ahí para apoyarnos. La planteamos, la ofrecemos y después apoyamos a la madre sea cual sea su decisión”.

En lo relativo a las ventajas de la lactancia materna también en áreas como la ecología o la economía, la matrona del HUC señaló que “la lactancia materna es sostenible, no produce residuos y no contamina, como sí lo hacen los recipientes en el que llega la leche de fórmula. Además, un estudio señala que por cada punto porcentual que suba la lactancia materna exclusiva en España se ahorrarían cinco millones de euros de gastos sanitarios”.

A juicio de Aimón Sánchez, la lactancia materna perdió enteros frente a la leche preparada por “la presión de las farmacéuticas y su marketing poco ético, que llegó a cuestionar, en primer lugar, la capacidad de las madres para amamantar. Una de las cosas que preocupa mucho a las madres es la leche que tiene o ha tomado el bebé, y con el biberón lo tienen claro, mientras que con el pecho se trata de ver signos indirectos, y les cuesta un poco más. En segundo lugar, llegaron a plantear que la leche de fórmula era igual o mejor que la materna. La composición real y biológica de la leche materna es inimitable, por mucho que se empeñen. Nutricionalmente, las artificiales se pueden parecer, pero están hechas a base de leche de vaca y nuestros bebés no son terneros. Nuestra leche es específica de nuestra especie y, además, es un superalimento que está hecho a medida de cada bebé y va cambiando según crece y necesita otros nutrientes. Esta parte viva, hormonal y de sustancias que tiene que ver con la microbiota, también es importante. La leche materna tiene muchos componentes que ni de lejos son reproducibles por la leche artificial”.

Aimón Sánchez lanzó un mensaje de apoyo a las madres que quieran amamantar a sus hijos y pidió al personal sanitario “hacer todo lo que esté en nuestras manos para que lo consigan. Hay madres que nos dicen que si no llega a ser por la matrona o la enfermera que les informó, no les juzgó y les apoyó, no hubieran tenido la confianza necesaria para dar el pecho”.

La presidenta de la Comisión de Lactancia del HUC recalcó que “la leche artificial es una alternativa cuando la lactancia materna no es posible o cuando la madre, en su libertad individual, decide que no quiere amamantar a su bebé, una opción que es totalmente legítima. El problema es cuando una madre termina dando leche artificial cuando quería amamantar, porque no ha conseguido el apoyo profesional, familiar o laboral, al tener que reincorporarse al trabajo por las miserables bajas por maternidad que impiden seguir la recomendación de la OMS, que señala como óptimo un mínimo de seis meses de lactancia materna exclusiva, y luego combinarla con otros alimentos”.

exposición

Con esta iniciativa fotográfica que se expone en el HUC “reflexionamos sobre el planeta que estamos dejando a nuestros hijos”, a la vez que “tratamos de visibilizar la lactancia y nuestro trabajo de apoyo como profesionales sanitarios”, continuó Sánchez. “Pedimos fotos de madres amamantando en entornos naturales y así mezclamos la ecología, el medio ambiente, la sostenibilidad y la lactancia. Luego intercalamos frases alusivas como Amamantar no genera residuos, Un envase ideal… listo para tomar, Mucho más que un alimento, etc. Y la simbólica foto central, una madre desnuda con su hijo en brazos en medio de la basura en la playa de El Socorro, en Güímar: Con teta o sin teta, cuidemos el planeta.

Ventajas de la lactancia materna para la salud del bebé y la madre

La lactancia materna tiene efectos protectores en el bebé que están relacionados con una menor incidencia de enfermedades como la otitis media, la diarrea, los procesos infecciosos, sobre todo respiratorios, y con el desarrollo en la edad adulta de patologías como hipertensión arterial, hipercolesterolemia, diabetes tipo 2, obesidad, etc. Los efectos beneficiosos en la madre se relacionan con la protección ante el cáncer de mama, el cáncer ovárico y la diabetes tipo 2. La OMS y Unicef aconsejan que la lactancia materna sea en exclusiva hasta los 6 meses de vida y continuar complementada con otros alimentos al menos hasta los dos años o hasta que la madre y el bebé lo deseen.

TE RECOMENDAMOS