santa cruz

El cambio de funciones de la Unipol vía decreto acaba en el juzgado

El CSIF, al que se unirán el resto de organizaciones, presenta un contencioso por vulneración de derechos fundamentales
El servicio fue prestado por miembros de la Policía Local de Santa Cruz de Tenerife. DA
la modificación de las funciones de la Unipol queda pendiente del juzgado. DA

Los sindicatos de la Policía Local de Santa Cruz rechazan la imposición del cambio de funciones de la Unidad de Intervención Policial (Unipol) de la Policía Local de Santa Cruz, realizado mediante la firma de un decreto por parte del alcalde, José Manuel Bermúdez, sin negociación previa. Los cuatro sindicatos coinciden en que la forma elegida para reorganizar las funciones de la Unipol no ha sido la más acertada. El CSIF ha sido el primero en dirigirse al juzgado para solicitar la suspensión cautelar de ese decreto alegando vulneración de derechos fundamentales.

Recuerdan desde el sindicato, que cualquier decisión que afecte a la organización del trabajo de los agentes debe negociarse antes con sus representantes, y en este caso no ha sido así. “El cambio de funciones lleva aparejado por ejemplo la modificación en los turnos de trabajo, algo que debe abordarse en la mesa sectorial y que no se ha hecho”, explicaba a DIARIO DE AVISOS el delegado del CSIF, Jesús Illada. En el contencioso presentado en el día de ayer, se solicita la aplicación de medidas cautelares urgentes de suspensión puesto que los cambios anunciados por el Ayuntamiento de Santa Cruz se implementarían el 10 de octubre, modificaciones que, se remarca en el escrito presentado ante el juzgado, se han realizado sin negociación colectiva alguna.

El pasado viernes, el Ayuntamiento de Santa Cruz anunció la remodelación de la Unipol, alejándola de sus funciones originales y sumar a sus agentes a las unidades operativas de la Policía Local, incrementando así el número de policías en la calle así como las horas que estos permanecen en turno. Precisamente, esos cambios, sin negociación previa con los sindicatos son los que han llevado al CSIF a recurrir la decisión ante el juzgado. Según el sindicato, el resto de organización sindicales seguirá el mismo camino que el seguido por el CSIF.
La nueva organización de la Unipol, explicaba el pasado viernes el Ayuntamiento, hará posible que se integren cinco equipos de trabajo, compuesto cada uno por seis agentes y un oficial, bajo el mando general de dos subinspectores y las indicaciones de la jefatura de la Policía Local. Estos equipos trabajarán, salvo condiciones excepcionales, en los turnos habituales del resto de la Policía Local.

Esa turnicidad cambiará cuando sean necesarios dispositivos especiales por razones del servicio, declaraciones de alerta o activación de planes de emergencia. Con estos cambios, la Unipol también podrá apoyar el día a día de la Unidad de Menores y del Grupo de Atención la Mujer (GRAMU).

 

Los sindicatos rechazan que se impongan cambios sin negociación

Los agentes que componen la Unipol habían expresado su malestar a los representantes sindicales por la forma en la que se habían enterado de los cambios: a través de los medios de comunicación. Incluso el inspector responsable de la unidad de intervención, se enteró de su cese el mismo día que se dio a conocer la firma del decreto por parte del alcalde, y ni siquiera, según fuentes consultadas, de boca de sus superiores, sino desde el área de Recursos Humanos. Las organizaciones sindicales lamentan tener que recurrir al juzgado cuando se podía haber evitado con una negociación previa con los afectados.

 

TE PUEDE INTERESAR