Economía

El mayor encuentro de la aviación mundial se celebrará en Tenerife

El evento se celebrará el próximo año y lanza un mensaje positivo al turismo, aparte del anuncio del principal turoperador escandinavo, que volverá a trabajar con la Isla el sábado

El gigante germano TUI reanudó sus operaciones con Tenerife el pasado día 3; se espera que Alemania levante el veto a las Islas esta semana. Sergio Méndez

Al fin llegan noticias positivas para el sector turístico, tras meses abrumados por la COVID, que empañaba hechos tan relevantes como que Canarias fletara el primer vuelo comercial directo desde China para importar productos sanitarios, o que la OMS señalara -en su día- a España como un país que había gestionado debidamente la pandemia. Ahora es Tenerife la que da una alegría al pulmón productivo de las Islas, pues será sede en 2021 del Aviation Event, la cita anual más importante para la industria de la aviación. Asimismo, albergará en diciembre el congreso de la FVW, el más prestigioso de Alemania, al que acudirán más de 50 representantes de las principales empresas de la nación vecina.

A la celebración del evento internacional se une el restablecimiento de las conexiones con los países nórdicos. Ayer, el principal turoperador escandinavo, Nordic Leisure Travel Group, anunció a la consejera regional del ramo, Yaiza Castilla, que reanudará sus operaciones con la comunidad autónoma a partir del sábado. Es más, a través de su director general (CEO), Magnus Wikner, aseguró que Canarias es el único destino de sol y playa “viable” para acoger a los visitantes procedentes de la zona norte de Europa en la temporada de invierno. Un planteamiento similar al que ya había dado a conocer el responsable de Hoteles, Resorts, Cruceros y Experiencias en destino del gigante alemán TUI, Sebastian Ebel, que suscribía las mismas palabras ante el presidente canario, Ángel Víctor Torres, en septiembre.

De hecho, la apuesta de la compañía germana por el Archipiélago ha sido tal que el pasado día 3 volvía a traer viajeros, dando un respiro a las empresas que dependen, directa o indirectamente, de la actividad turística que, recordemos, representa el 35% del Producto Interior Bruto (PIB) de Canarias y el 40% de los puestos de trabajo. Y, si todo sale según lo previsto, este mismo jueves el Ejecutivo de Angela Merkel eliminará a las Islas del listado de “zonas de riesgo” por la COVID-19, al haber situado la incidencia acumulada (casos por cada 100.000 habitantes detectados en los siete días anteriores) por debajo de 100, parámetro empleado por el Instituto Robert Koch de la nación centroeuropea para definir la seguridad epidemiológica de un lugar.

Tenerife continúa siendo la ínsula canaria más afectada por la pandemia, pero su tendencia general es a la baja. De ahí que, otra de las novedades que pueda deparar esta semana es que cambie el semáforo rojo, con el que actualmente la Consejería de Sanidad la tiene marcada, pasando a verde. Aún así, ello no implicaría una relajación de las restricciones o, al menos de las sanciones; más bien, todo lo contrario. El presidente tinerfeño, Pedro Martín, se posicionó ayer de forma muy clara a favor del endurecimiento de las multas a quienes incumplan las medidas de seguridad decretadas, puesto que, a su juicio, hay individuos que únicamente “toman en cuenta los problemas cuando les tocan el bolsillo”.

Por su parte, España, pese detectar en las últimas 24 horas 37.889 contagios más, constituyendo un acumulado de 974.449 casos positivos, ha dejado de ser el país más tocado por la pandemia. Para ser exactos, es el noveno en incidencia acumulada de Europa, según el Centro para la Prevención y Control de Enfermedades de la UE. El ranking lo lideran República Checa, Bélgica y Países Bajos.