sociedad

Santa Cruz y La Laguna, en “riesgo alto” por sus incidencias acumuladas de coronavirus

El Plan de respuesta que estudia implantar el Ministerio ante esta segunda oleada supondría aplicar medidas más restrictivas en ambas ciudades de Tenerife y si mantienen su escalada de contagios, incluso cierres perimetrales de ciudades o municipios y mayores restricciones del movimiento
Ciudadanos con mascarilla en las calles de La Laguna

Ciudadanos con mascarilla en las calles de La Laguna
Ciudadanos con mascarilla en las calles de La Laguna. Sergio Méndez

Santa Cruz de Tenerife y La Laguna estarían en “riesgo alto” si se tomaran en cuenta hoy los parámetros que implantará el Ministerio de Sanidad en la reforma del Plan de respuesta temprana que establecerá las medidas mínimas que deben aplicar las Comunidades Autónomas en base a indicadores epidemiológicos y de capacidad asistencial para hacer frente a la segunda ola de la COVID, entre ellos, la incidencia acumulada a 7, 14 días y en mayores de 60 años, los porcentajes de positividad en las pruebas, el trazado de contactos, y la ocupación de camas hospitalarias y de UCI.

Se considera que se encuentran en riesgo alto los territorios con una incidencia acumulada entre 150 y 250 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días y entre 75 y 125 en los últimos 7 días, aquí entrarían las dos ciudades más pobladas de Tenerife. Santa Cruz supera los 101 casos/100.000 habitantes en 7 días y 176 en 14 días, mientras La Laguna tiene 96 casos en 7 días y 205 en 14 días.

Este escenario implicaría medidas restrictivas como limitar las reuniones a un máximo 6 personas, salvo convivientes; limitar a un máximo de 10 personas en espacios cerrados y 15 en abiertos en velatorios, entierros, bodas, bautizos (sin banquetes y cócteles); 50% de aforo en centros de culto con la prohibición de cantar; comercios al 25% del aforo del local y en mercados al aire libre, con horario prioritario para mayores de 70 años; en hostelería, aforo exterior al 50% con una distancia de 2 metros entre las mesas y un máximo de 6 personas, y los interiores permanecerán cerrados; en residencias de mayores, se suspende la salida de residentes, se limita la entrada de visitas, y se suspende la actividad de los centros de día; se limitan las entradas y salidas de la ciudad, el municipio o la Isla, salvo para actividades esenciales como trabajar, estudiar o acudir a centros sanitarios; limitar el aforo al 30% en guaguas, tranvías, metros, trenes y aviones; o en taxis no más de dos pasajeros, salvo convivientes. También se valorará la semipresencialidad educativa; se prohíben los congresos, cursos, seminarios y actividades científicas presenciales; se limitan al 25% en centros de formación no reglada, bibliotecas, museos, hoteles, residencias de estudiantes, piscinas, o playas.

La alerta máxima o extrema. con más 250 casos en 14 días, y de 125 en los últimos 7, implicaría cierres perimetrales de ciudades o municipios y mayores restricciones del movimiento. Sin embargo, desde el Gobierno de Canarias se descartarían estos escenarios municipales al considerar la Isla el territorio de referencia.

TE RECOMENDAMOS