Sur

Un desprendimiento obligó ayer al cierre de la carretera de la cumbre

El derrumbe parcial en la vía que comunica Santiago del Teide con El Tanque se produjo después de las últimas lluvias y coincide con la perforación del macizo para construir el túnel de Erjos

Las últimas lluvias caídas en el suroeste de la Isla provocaron ayer un desprendimiento en la carretera que comunica Santiago del Teide con la cumbre, en dirección a El Tanque. La caída de rocas y tierra sobre la vía a media mañana no causó daños personales ni materiales, pero obligó al cierre del tráfico, al resultar afectados los dos carriles, hasta que los operarios del Servicio de Carreteras del Cabildo despejaron la calzada.

No es la primera vez que se producen derrumbes parciales en esta zona a causa de la lluvia, aunque las últimas precipitaciones han sido serenas e, incluso, menos abundantes que en ocasiones anteriores. Sin ir más lejos, hace dos años se produjo un desprendimiento más grave que obligó al Cabildo a clausurar la vía y a ejecutar la limpieza del talud afectado y la colocación en todo el tramo de una malla protectora, medidas que desde el Ayuntamiento se consideran “insuficientes” para garantizar la seguridad de los automovilistas y pasajeros.
“Desgraciadamente, los desprendimientos se producen con demasiada frecuencia cada vez que caen cuatro gotas, aunque no sabemos si tendrá algo que ver la perforación de la montaña” (en referencia a la construcción del túnel del Anillo Insular), manifestó anoche a este periódico Emilio Navarro, alcalde de Santiago del Teide.
El regidor reconoció que “la orografía de Tenerife es la que es y resulta difícil controlarlo todo”, pero pide priorizar aquellos puntos de la red viaria con mayor volumen de tráfico, como es el caso de la carretera que enlaza su municipio con la cumbre.

Peligro en La Vetita

Emilio Navarro se mostró aún más preocupado por el riesgo que corren los usuarios de la carretera de La Vetita, en Tamaimo, cada vez que llueve. “Pasan los años y todo sigue igual. Venimos advirtiendo sobre la peligrosidad de esta vía, mucho mayor que la carretera de la cumbre, porque es un talud bastante más alto y muy vertical, parecido a Teno”, recordó el alcalde, que pide que se inspeccione el estado en el que se encuentran los muros de piedra antigua.
Para el Gobierno municipal, la solución definitiva pasa por construir un túnel en la Montaña del Herrero y conectar el tráfico con el Anillo Insular.