Los Realejos

Una campaña busca que ninguna familia de Los Realejos se quede sin dulces esta Navidad

La Cofradía Nuestra Señora de los Dolores inicia una recogida de productos típicos hasta comienzos de diciembre en cuatro puntos del municipio

En tiempos difíciles como los actuales, en los que la pandemia ha dejado importantes estragos sociales y económicos en las familias, la Cofradía Nuestra Señora de Los Dolores de la Parroquia Matriz del Apóstol Santiago, en Los Realejos, quiere poner énfasis en la labor social de la iglesia.

Se aproxima la Navidad y a nadie se le escapa que para muchas personas será complicado compartir la comida y dulces típicos en su mesa en estas fechas, por eso la organización ha comenzado una campaña para ayudar a quienes más lo necesitan.

La iniciativa, denominada ‘Ninguna familia sin Navidad’, tiene como objetivo que en estas fiestas no falte en la mesa de ningún realejero productos típicos como peladillas, chocolate, mazapanes o polvorones, que esperan y disfrutan con tanta ilusión los más pequeños.

La campaña, que sacará sonrisas a muchas familias del municipio, comenzó esta semana con el objetivo de que la gente tenga tiempo suficiente para poder colaborar y se mantendrá hasta comienzos de diciembre.

Cuatro puntos de recogida

Se han habilitado cuatro puntos de recogida, uno en la propia parroquia y los otros en los supermercados Barroso, Covirán y Multitienda Doble Fila. Una vez que finalice el tiempo de recolecta, lo conseguido será entregado al Banco de Alimentos municipal, que se encargará de repartirlo entre las familias que más lo necesiten y las cáritas parroquiales de la localidad.

La Cofradía de Los Dolores fue fundada el 15 de septiembre de 1992. Actualmente está formada por más de 40 integrantes, la mayoría de ellos jóvenes, y es la primera vez que se involucra en este tipo de acciones. “Nosotros aportamos nuestro granito, ahora le toca a la ciudadanía poner el suyo”, aseguran desde el colectivo, al tiempo que invitan a toda la población a sumarse a este acto solidario.