Arona

El PSOE resolverá la próxima semana las alegaciones de Mena

A la espera del pronunciamiento del Comité de Ética y Garantías, ayer se recibió el “documento de reiteración” del partido sobre la expulsión

José Julián Mena entra al Centro Cívico Cabo Blanco para presidir un pleno municipal. J.C.M.
José Julián Mena entra al Centro Cívico Cabo Blanco para presidir un pleno municipal. J.C.M.

El Comité Federal de Ética y Garantías del PSOE resolverá a “principios de la próxima semana”, las alegaciones presentadas por el alcalde de Arona, José Julián Mena, contra su expulsión del partido y que evitó el pasado jueves su pase al grupo de ediles no adscritos, en el que ya se encuentra el exconcejal de Urbanismo Luis García, al optar por no apelar la medida.

Así lo indicaron fuentes del partido, que confirmaron el envío ayer mismo de un “documento de reiteración” al Ayuntamiento en “similares términos” al expediente de expulsión. El escrito fue registrado en el Consistorio a primera hora de la tarde.

El pronunciamiento de la próxima semana del Comité Federal agota los recursos orgánicos el alcalde. En el caso de que se ratifique su salida del partido, al regidor le quedarán los juzgados para frenar su expulsión, vía que ha anunciado en reiteradas ocasiones que afrontará para “defender sus derechos como alcalde, militante y ciudadano”.

La notificación que adopte el Comité de Derechos y Garantías deberá ser comunicada a la Corporación en el próximo Pleno, previsto inicialmente para la última semana de diciembre, aunque los grupos municipales podrían solicitar una convocatoria extraordinaria para tratar de adelantar la fecha de la sesión.

Hay que recordar que la presentación de un recurso, prácticamente al límite de los diez días hábiles permitidos, por parte del regidor aronero frente al Comité de Federal de Ética y Garantías del PSOE dio lugar a que el secretario del Ayuntamiento elaborara un informe en el que se especificaba que “al no ser la expulsión un acto firme, no puede darse cuenta al Pleno, sino una vez que se haya resuelto el recurso interpuesto”, por lo que procedió a la retirada del punto del orden del día.

La medida generó las críticas de los principales grupos de la oposición (CC y PP), que solicitaron una copia “inmediata” del informe y reprocharon al garante de la supervisión legal de la actividad municipal que no informara previamente a los grupos municipales de la medida. Además, expresaron sus dudas sobre “si la expulsión comunicada por el PSOE no es de por sí un acto de carácter ejecutivo”.