Arona

Mena y García serán concejales no adscritos en Arona desde el próximo jueves

El secretario del Ayuntamiento de Arona comunicará en el Pleno ordinario convocado para pasado mañana la nueva condición del alcalde y del exedil de Urbanismo tras ser expulsados del PSOE

José Julián Mena (izquierda) y Luis García, los principales actores en la crisis aronera. DA
José Julián Mena (izquierda) y Luis García, los principales actores en la crisis aronera. DA

El secretario del Ayuntamiento de Arona comunicará el próximo jueves, en el transcurso del Pleno ordinario del mes de noviembre, el pase al grupo de no adscritos del alcalde José Julián Mena y del exconcejal de Urbanismo tras ser expulsados del Partido Socialista. La notificación figura en el punto 3.1 y 3.2 de la sesión convocada a las 19.00 horas en el Centro Cívico de Cabo Blanco.

El orden del día incluye una pregunta formulada por el Grupo Popular en el que se cuestiona al regidor “cómo piensa garantizar la gobernabilidad y resolver la inestabilidad política que sufre Arona, tras ser expulsado definitivamente del que fuera su partido, el PSOE, y pasar a miembro no adscrito”.

El grupo municipal popular que lidera Agueda Fumero también pedirá explicaciones por la no convocatoria el pasado jueves de las comisiones ordinarias previas al pleno. En la mañana de ayer se celebró la junta de portavoces para tratar el orden del día.
El concejal Luis García presentó ayer en el Ayuntamiento un escrito solicitando la celebración de un pleno extraordinario para que se comunicara su pase del grupo socialista al de no adscritos, aunque finalmente tal notificación se realizará pasado mañana, junto a la del alcalde, en el Pleno ordinario.

Hay que recordar que la condición de no adscrito no varía las atribuciones como alcalde de José Julián Mena, que podrá mantenerse en el cargo mientras cuente con el apoyo de la mayoría del plenario. Fuentes de la dirección insular del PSOE subrayaban ayer que mirarán “con lupa” el informe del secretario y sostenían que una moción de censura contra su excompañero de partido es la salida más viable al laberinto aronero, aunque señalaban que las conversaciones con los grupos municipales no han comenzado oficialmente, a la espera de la convocatoria del Pleno. “Previsiblemente lo haremos a partir de hoy”, indicaron, al tiempo que recordaron “la voluntad de cambio que nos transmitieron los grupos en los primeros contactos tiempo atrás, pero la clave es que esa voluntad se mantenga a la hora de la firma”.

Lo que se da prácticamente por descartado a fecha de hoy es un acuerdo de reunificación de los dos sectores enfrentados, que suman un total de 12 concejales socialistas, uno menos del número que marca la mayoría absoluta en el salón de plenos.

Las elecciones de 2019 depararon una Corporación formada por 14 concejales del PSOE (mayoría absoluta), cuatro de CC, tres del PP, dos de CxA, uno de Ciudadanos y uno de Sí Podemos Arona.