CD Tenerife

Ramis tira de sentimientos para afrontar su segunda etapa en la Isla

El club blanquiazul confirma la contratación del entrenador tarraconense, que se hará cargo del primer equipo hasta final de temporada; ayer dirigió su primer entrenamiento

Ramis tira de sentimientos para afrontar su segunda etapa en la Isla. CDT
Ramis tira de sentimientos para afrontar su segunda etapa en la Isla. CDT

El CD Tenerife oficializó ayer la contratación, hasta final de temporada, de Luis Miguel Ramis como entrenador de la primera plantilla. El tarraconense es el elegido por el club para revertir la complicada situación deportiva que atraviesa el equipo tras el paso de Fran Fernández por el banquillo. Viajó por la mañana y por la tarde se puso manos a la obra con los que serán sus jugadores de ahora en adelante, pero antes ofreció la rueda de prensa telemática de su presentación ante los medios. Durante la misma utilizó palabras como afición, calor, arraigo, emoción e ilusión. Todas ellas sirvieron para entrelazar el discurso de un entrenador que sabe al lugar que viene y con lo que se va a encontrar. Aquí disfrutó como jugador y ahora espera “poder reconectar a la afición”.

Parece claro que Ramis tomó la decisión de hacerse cargo del banquillo blanquiazul utilizando más el corazón que la cabeza. “Han pasado 27 años, pero el sentimiento hacia el club es prácticamente el mismo. Al final uno no se olvida de todo el calor y de todos los mensajes que recibimos domingo tras domingo en la competición. Recuerdo el aspecto que presentaba este estadio, lo que se respiraba en la ciudad y eso queda marcado. Volver es especial y emocionante. Hay un sentimiento de cierto arraigo con esta Isla y con su afición. Cuando compartes emociones, queda uno marcado para siempre”, dijo el tarraconense, quien está convencido de las enormes posibilidades que tiene el plantel que en la tarde de ayer comenzó a preparar.

Quiere que su Tenerife sea capaz de “jugar para generar situaciones de gol y evitar que el rival te haga daño con una buena organización defensiva. Hay talento y virtudes individuales, y hay que trasladar ideas colectivas para ser un equipo rocoso. Los jugadores tienen que captar los matices y desarrollarlos”, manifestó el nuevo preparador, quien debutará mañana en el estadio de los Juegos del Mediterráneo.