sanidad

El decreto sobre los test antígenos saldrá publicado en el BOC dentro de una hora

Supondrá un impulso para el sector turístico
El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, en rueda de prensa. EP
El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, en rueda de prensa. EP
El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, en rueda de prensa. EP

Ángel Víctor Torres firmó hace unos minutos el decreto por el que se exigirá a los turistas que llegue a los aeropuertos canarios portar un PCR o un test de antígenos negativos. Tal como adelantó DIARIO DE AVISOS este fin de semana, el decreto se basa en la condición de autoridad sanitaria que le otorga al presidente canario la declaración del estado de alarma. Es una medida en sintonía con el decreto anterior acordado por Canarias hace mes y medio que, con carácter pionero, permitía a los viajeros que se alojaran en establecimientos hoteleros esta misma posibilidad de portar un test de antígenos alternativo a la PCR. La novedad en este caso es que el test no deberá ser exhibido solo en los establecimientos alojativos, donde se exigía dentro del derecho de admisión, sino que el viajero deberá portarlo para su presentación nada más llegar al aeropuerto. El decreto será publicado en una hora en el BOC y entrará en vigor mañana.

Canarias y el Ministerio de Sanidad han intentado en las últimas fechas consensuar la norma que, si embargo, los científicos y técnicos del Ministerio consideran no aplicable al conjunto del Estado. No obstante, Canarias hacía valer su condición insular y ultra periférica para, como destino turístico preferente dentro del Estado Español, poder permitir, a instancias de las demandas del propio sector, una prueba de antígenos negativa, más barata que la PCR. EN este sentido, se ha llegado al acuerdo de que sea la propia comunidad autónoma la que determine este decreto que el presidente firmará en las próximas horas en virtud de la condición de autoridad sanitaria que le confiere el estado de alarma.

La medida es esperada con ansiedad por el sector turístico, y que las reservas de las distintas aerolíneas habían caído como consecuencia de la obligación de la PCR, un test costoso, de más de 100 euros en muchos países. Una vez reabierto el mercado británico, tras el confinamiento, este decreto permite albergar las esperanzas del sector turístico canario de salvar la campaña de invierno. Lo que, acompañado de las buenas noticas de las vacunas contra la covid, contituyen un escenario inmejorable para dicha recuperación.

TE PUEDE INTERESAR