ECONOMÍA

Clamor del sector turístico para que se agilicen las vacunas y evitar otra campaña “nefasta”

Sindicalistas de Base propone que las Mutuas colaboradoras con la Seguridad Social y los servicios de prevención de las empresas participen en la campaña de vacunación. En Canarias se podrían inmunizar más de 800.000 trabajadores, cerca del 36% de la población


La Asociación Española de Directores de Hotel (AEDH), la Asociación Española de Profesionales del Turismo (AEPT), Las Llaves de Oro Españolas, Skal Internacional España, la Asociación Española de Gobernantas, Habtur Balears y el Grupo Policlínica Nuestra Señora del Rosario de Ibiza han solicitado al Gobierno central agilidad en la vacunación contra la COVID-19 para evitar otra “nefasta campaña turística” y lograr salvar al sector, que se ve abocado a “otra temporada turística catastrófica”.

Entre las principales reclamaciones se pide un plan de vacunación “rápido, eficaz y efectivo” que permita tener inmunizada a la población tan pronto como sea posible. Además, solicitan “encarecidamente” que se atienda al ofrecimiento de colaboración de la sanidad privada.

De la misma forma, Sindicalistas de Base (SB), sindicato mayoritario en el sector turístico, propuso ayer en Tenerife que las Mutuas colaboradoras con la Seguridad Social y los servicios de prevención de las empresas se incorporen a la campaña de vacunación frente a la COVID-19 planteada. Según José Manuel Lamas, secretario de Salud Laboral del sindicato, “todas las empresas disponen de un servicio de prevención de riesgos laborales y, además, deben tener asegurada la cobertura de los accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, normalmente a través de una Mutua. Ambas entidades”, indica, “tienen una amplia red de centros en todo el territorio canario”. Además, precisa José Manuel Lamas, que tanto los servicios de prevención como las Mutuas tienen una “amplia trayectoria en la vacunación de los empleados que tienen asegurados”. “Estas entidades colaboran habitualmente con el sistema público de salud, en la vacunación contra la gripe y otras enfermedades como la hepatitis B”.

Desde el sindicato se valora el esfuerzo que está realizando la Consejería de Sanidad del Gobierno canario, siendo una de las comunidades que mejor está gestionando la campaña de vacunación en España. Sin embargo, “debemos insistir en la necesidad de poner todos los recursos disponibles para alcanzar lo antes posible la inmunidad de rebaño, situada entre el 60% y 70% de la población”. Con este sistema propuesto, SB estima que en Canarias se podrían vacunar más de 800.000 trabajadores, alrededor del 36% de la población.