santa cruz

Carlos Tarife (PP): “Queremos que en el PGO las parcelas dotacionales añadan un uso comercial”

Uno de los grandes retos a los que se enfrenta Carlos Tarife (PP) como concejal de Urbanismo de Santa Cruz es evitar que la caída del Plan General de Ordenación (PGO) de 2013 suponga un retraso inasumible para una ciudad que necesita que tiren de ella desde todos los ámbitos, incluido el urbanístico
Carlos Tarife (PP). | Fran Pallero

Uno de los grandes retos a los que se enfrenta Carlos Tarife (PP) como concejal de Urbanismo de Santa Cruz es evitar que la caída del Plan General de Ordenación (PGO) de 2013 suponga un retraso inasumible para una ciudad que necesita que tiren de ella desde todos los ámbitos, incluido el urbanístico. Tarife se muestra optimista sobre el nuevo planeamiento, que ya camina hacia una aprobación inicial que, “si todo va bien”, podría estar lista a finales de año o comienzos del 2022. Un planeamiento en el que se ha propuesto introducir modificaciones que ayuden a mejorar la inversión. Una de ellas es que las parcelas dotacionales puedan tener también un uso comercial, para que la inversión privada, a cambio de una concesión administrativa, se encargue de construir plazas, campos de fútbol o lo que necesitara la ciudad, “porque con capital privado se pueden mejorar y renovar espacios públicos”, defiende el edil.

-¿Cuál es su valoración de estos primeros seis meses?
“Han sido seis meses muy intensos, reconozco que con cierta convulsión al principio, porque una moción de censura no es la manera más lógica de llegar a la gestión de un área, es democrática y legal, pero no la más habitual. La verdad es que, con lo que duele perder un gobierno, en este caso por parte del PSOE y Cs, han sido meses intensos, donde yo espero que, en lo referente al clima institucional, se vuelva un poco a la normalidad. De hecho, creo que la estamos recuperando. En cuanto a la Gerencia, me encontré un área con una desmotivación y una falta de hacer equipos brutal. Reconozco que una labor de mano izquierda/psicólogo sí que hubo que hacer los primeros meses, porque me encontré un área muy desmotivada”.

-¿Y cómo está en estos momentos la Gerencia?
“Ahora mismo, lo importante es que no estamos en guerrillas de ningún tipo. El nivel de colaboración con la oposición es muy importante. Cuando piden un informe lo tienen al momento y lo hago no solo porque es mi obligación, sino porque el urbanismo en Santa Cruz está en una situación muy delicada y necesita de consenso”.

-La semana pasada los constructores pedían más agilidad para evitar el colapso de las empresas…
“Es verdad. Hay que darles parte de razón en el sentido de que tenemos que intentar ser más rápidos. Estamos trabajando en la posibilidad de hacer un convenio con el Colegio de Arquitectos para que, si los proyectos vienen visados, de alguna manera sean asumidos por los técnicos de una forma más rápida, con lo que podemos reducir los tiempos de licencias de obra mayor. Además, la idea que tenemos en Urbanismo es la de crear un grupo de técnicos que, única y exclusivamente, se dediquen a las licencias de obra mayor, mientras otros estén con actividades y revisando comunicaciones previas. Y luego es verdad que la principal crítica de Fepeco tiene que ver con los permisos para la entrada y salida de camiones en la ciudad, y con la ocupación de la vía pública, ahí me consta que hay un grupo de trabajo interno creado en el Ayuntamiento para ver qué procedimientos se pueden mejorar, porque lo que no es normal es que un empresario tenga una licencia hoy y los permisos para acceder con los camiones tarden tres meses más”.

-Habla usted de licencias de obra mayor. A pesar de la crisis, ¿se sigue construyendo en Santa Cruz?
“Por supuesto. Ahora mismo, en lo que a licencias de obra mayor se refiere, ya sean las de construcción, rehabilitación o actuaciones importantes en alguna fachada, estamos hablando de cerca de 120 expedientes, que están abiertos o en tramitación. Tenemos capacidad, pero tenemos que convertir la administración en una herramienta más ágil. Yo me alegro de que seamos pioneros en muchas cosas como el expediente o la firma electrónica, pero es verdad que tenemos que ser más ágiles y de alguna manera enseñar esa capacidad de que invertir en la ciudad sea cómodo, y ahí hay varias áreas implicadas”.

-Además de agilizar procesos, ¿qué otras cosas puede hacer la Gerencia para atraer inversión?
“En cuestión de tasas e impuestos no podemos hacer más porque tenemos los más bajos de España, pero una de las cosas que sí podemos hacer es mejorar con el planeamiento. Tenemos la losa de la caída del PGO de 2013 y la entrada en vigor de la adaptación básica de 2005, pero sí hay dos cosas que sí pueden mejorar un poquito la situación. Una es la ordenanza de edificación. Supuestamente, de aquí a 10 días saldrá de nuevo a exposición pública. Es una ordenanza que se aprobó por unanimidad y que va a ser un instrumento técnico muy bueno”.

-¿Y la otra cosa?
“Estamos trabajando con Grafcan la sistematización de la adaptación básica del 2005, es decir, que un técnico pueda entrar a través de la Gerencia de Urbanismo a un mapa y tenga la información exacta, y de una manera mucho más fácil sepa qué se puede hacer en cada parcela del municipio. Con esos dos instrumentos se pueden facilitar tramites en la ciudad”.

-¿Cómo está siendo la implementación de la adaptación básica del 2005?
“Es muy difícil para los técnicos trabajar con un plan que, aunque sea de 2005, prácticamente está hecho a finales de los 90, aunque por la tramitación se llegó a aprobar en 2005, pero es un plan muy complicado de interpretar y está generando muchas dificultades. Ahí estamos intentado ser lo más flexibles posible”.

-¿A qué se refiere con flexibles?
“Por ejemplo en cuestiones como que muchos expedientes que venían con el Plan del 2013 no estamos requiriendo a los interesados que presenten de nuevo la documentación, sino que lo que estamos haciendo es analizándola, y si cumple con las exigencias de 2005 los expedientes avanzan, y si no, lo que hacemos es, una vez observadas esas cuestiones, nos dirigimos a los interesados para que subsanen lo necesario para cumplir con el planeamiento ahora en vigor”.

-¿Y cómo van los plazos para el nuevo PGO?
“Estoy intentando que el urbanismo en Santa Cruz tenga el máximo consenso político porque necesitamos que el Plan General avance lo más rápido posible. El equipo redactor nos va a entregar el avance del nuevo documento en los primeros 10 días de febrero, con lo que estamos en disposición, seguramente antes de junio, de sacar ese avance a exposición pública, que van a ser dos meses, y a informe de las distintas administraciones. Si antes de que acabe el año tenemos ya el avance contestado por parte de las administraciones competentes con informe favorable, y contestadas las alegaciones, mi idea es que, a finales de este año o principios del próximo, tener una aprobación inicial del documento. Eso cómo se hace, pues con mucho consenso y diálogo con las otras administraciones. Aquí tengo que reconocer el trabajo de la Consejería de Transición Ecológica que lleva José Antonio Valbuena, que nos respondió rápido al primer documento de evaluación estratégica y ahora nos ha trasladado que hay compromiso de tratar este expediente con la importancia que merece para que esta anomalía dure el menor tiempo posible”.

-¿Se ha aprovechado mucho del Plan del 2013 para ir más rápido?
“La idea del equipo redactor es tener la base del Plan General de 2013, pero con una diferencia. El PGO de 2013 remitía a muchos instrumentos alternativos como planes parciales, planes especiales, para un posterior desarrollo. Nosotros le hemos dado la instrucción contraria al equipo redactor, y es que, teniendo la base de 2013, esa sea la excepción. Por eso lo que vamos a intentar, y eso es algo nuevo en el planeamiento, es que gran parte del municipio tenga ya la ordenación pormenorizada, lo que va a facilitar que una vez aprobado el PGO las cosas estén meridianamente claras sobre lo que se puede y no hacer en la ciudad, y con una capacidad de actuación más rápida. No voy a negar que habrá zonas que sí estén remitidas a un plan especial”.

-¿Los terrenos de la Refinería serían una de esa zonas?
“Sí. La Refinería se va a remitir a un Plan Especial porque es algo que no se va a desarrollar en el corto plazo. Pero aún así, creo que, aunque el Gobierno de Canarias está muy activo en el tema de las autorizaciones para el traslado a Granadilla, y también con el proyecto de desmantelamiento, limpieza y remediación de los terrenos, hecho en falta más implicación, también por parte del Cabildo, para darse cuenta de la oportunidad que tiene Canarias, no solo Santa Cruz, con esta operación. Que seamos el primer lugar de España en el que se va a desmantelar una refinería, y donde podemos generar un polo de atracción económica brutal para los próximos 20 años, para mí es un expediente que debe ser tratado como prioritario por parte del Cabildo y del Gobierno de Canarias y esa prioridad no la veo”.

-¿Qué le pide a Cabildo y Gobierno de Canarias en este tema?
“La competencia urbanística es de Santa Cruz, pero necesitamos la colaboración del Cabildo, porque estamos hablando de cambiar las entradas de Santa Cruz, incluso las autopistas norte y sur, una urbanización que nos puede permitir aprovechar el litoral, recuperando el de Cabo Llanos. Podemos planificar infraestructuras, como un nuevo intercambiador. Yo he hablado muchas veces de un posible nuevo estadio de fútbol y el actual convertirlo en otra cosa, en un parque urbano o en una ciudad deportiva. Podemos planificar con tiempo. Pueden salir una serie de operaciones en las que hecho en falta a esas administraciones”.

-Volviendo a la gestión del día a día, ¿si tuviera que destacar alguno de los proyectos que se han puesto en marcha en estos meses, con cuál se quedaría?
“Por un lado, me alegro de que fuimos el primer municipio de toda España de dotar al ocio nocturno para que tuvieran una doble licencia y pudieran ejercer una actividad de bar cafetería. Y la otra es de las terrazas exprés, en la que tanto Guillermo (Díaz Guerra) como el resto del equipo de Gobierno reaccionaron rápido y con una medida que va a traer un cambio a la ciudad, dada la cantidad de negocios que han visto esto como una oportunidad. Más a largo plazo, me quedo con los temas de planeamiento”.

-¿A qué se refiere?
“A que en el Plan General hemos introducido algunos cambios. Concretamente son tres los temas en los que queremos hacer modificaciones sobre lo que había. Dos tienen que ver con el litoral; con la costa de Añaza y con el frente marítimo de San Andrés, en el que, a raíz del dique, se ha generado una zona de baño. Se trata de que tengan una ordenación pormenorizada, y así se lo he encargado a los redactores. Con esto conseguimos que, una vez que el Plan General entre en vigor, se puedan hacer actuaciones de forma inmediata. Esos dos encargos me gustaría presentarlos para que la gente opine”.

-Habló usted de tres cuestiones, ¿cuál es la tercera?
“La otra cuestión es más técnica, pero creo que puede tener futuro en Santa Cruz. Hay un montón de empresas, sobre todo del ámbito de los supermercados, que ofrecen al Ayuntamiento de Santa Cruz mejorar dotaciones. Me refiero a que un supermercado viene y te ofrece un nuevo campo de fútbol, por ejemplo, a cambio de que debajo pueda instalar un supermercado con aparcamiento y encima construye un campo, o una plaza, o hasta una nueva comisaría de policía si debajo pueden hacer un supermercado. El problema con eso es que nuestras parcelas deportivas o dotacionales no tienen un uso comercial, ni en el Plan de 2013 ni en la adaptación básica de 2005. Lo que le he pedido al equipo redactor es que puedan tener ese uso comercial porque desde que esté el Plan aprobado, el área de Patrimonio podría sacar parcelas municipales tanto deportivas como plazas a concesión administrativa, con un proyecto en el que cabe una actividad comercial, pero el adjudicatario está obligado a darme un campo de fútbol o lo que se estime va en esa parcela. Me gustaría que todas las parcelas lo tuvieran permitido, porque con capital privado se pueden mejorar y renovar espacios públicos. Se saca a concesión, se hace un concurso y el que gane tendrá una concesión administrativa”.

TE RECOMENDAMOS