sur

Fepeco denuncia el “escándalo” de los retrasos “de años” de las licencias de obra mayor en el Sur

Los constructores declaran en DIARIO DE AVISOS que la burocracia de las oficinas técnicas municipales “está matando” al sector y exigen que se las dote de personal cualificado
Fepeco denuncia el “escándalo” de los retrasos “de años” de las licencias de obra mayor en el Sur
Fepeco denuncia el “escándalo” de los retrasos “de años” de las licencias de obra mayor en el Sur
Fepeco denuncia el “escándalo” de los retrasos “de años” de las licencias de obra mayor en el Sur

La denuncia del presidente de la Federación Provincial de Entidades de la Construcción (Fepeco), Óscar Izquierdo, en DIARIO DE AVISOS, sobre los retrasos de hasta más de 30 meses para la concesión de licencias de obra mayor por ayuntamientos del Sur a causa de la falta de diligencia o de personal de las oficinas técnicas municipales ha puesto el foco sobre uno de los problemas más acuciantes que sufre el sector en la comarca.

Numerosos empresarios de la construcción han expresado a este periódico su respaldo a la denuncia de su presidente en las páginas de DIARIO DE AVISOS el pasado martes y corroboran esta “pesadilla” -así la definen- con algunos casos sobre inexplicables retrasos para obtener, por ejemplo, un permiso de autorización para entrada de vehículos pesados, montar una grúa o una solicitud de Alineaciones y Rasantes, un trámite para deslindar el suelo público del privado que no debería demorarse más de un mes y que asociados a Fepeco llevan más de un año esperando por una respuesta.

En concreto, es el caso de una empresa que presentó la solicitud el 10 de enero de 2020 en un ayuntamiento del Sur y, después de los meses de confinamiento, telefoneó a finales de julio al Consistorio, donde le informaron de que el técnico que llevaba el expediente estaría de vacaciones en agosto. A mediados de septiembre, consultó de nuevo, esta vez vía correo electrónico, y le indicaron que la solicitud “estaba pendiente de informe”. La empresa repitió en noviembre la operación y obtuvo la misma respuesta con el añadido de que “al técnico le han encomendado otras tareas”. La tercera consulta por e-email ya no obtuvo contestación. Después de dos nuevos contactos en enero, le comunicaron a la empresa que llamara al técnico la primera semana de febrero. Es decir, casi 13 meses de espera y aún hoy sigue sin saber con certeza cuándo le informarán de la resolución definitiva.

“Esto es un escándalo”, aseguraron a este periódico varios representantes de las empresas. El presidente de la patronal de la construcción califica de “insostenible” la situación y recuerda que el promedio para obtener una licencia de obra mayor es de 18 meses, “cuando la legislación establece un plazo de tres”, y asegura que hay empresarios que llevan esperando más de 30 meses.

cuello de botella

Desde Fepeco se alerta de que el cuello de botella que encuentran los constructores en las oficinas técnicas municipales, “con excepciones puntuales como Adeje”, está repercutiendo en las inversiones. “La Administración pública está expulsando las inversiones por su retraso en la gestión y diligencia de las licencias municipales, y está provocando una fuga de fondos previstos en el sur de Tenerife a zonas como la costa de la provincia de Málaga”, advierte Izquierdo, que subraya el “peligro de desaparición que corren numerosas empresas canarias cuya supervivencia pende actualmente de un hilo”.

“Si el coronavirus ha acabado con el turismo en el Sur, la burocracia local está matando a las empresas de la construcción, que son las únicas que en estos momentos crean empleo en la comarca”, afirma el presidente de Fepeco. Los constructores atribuyen esta situación a varios factores, pero, sobre todo, a la falta de personal cualificado en los ayuntamientos, de ahí que reclamen más medios técnicos y jurídicos en los ayuntamientos. “No se trata de apostar por agrandar la Administración, sino modernizarla digitalmente, distribuyendo e incorporando racionalmente los efectivos humanos de manera productiva”, insisten. El malestar por esta situación es cada vez más evidente entre los alcaldes y alcaldesas del Sur, así como entre los concejales con responsabilidades en Urbanismo.

Además de la falta de personal cualificado y el déficit de medios materiales –a la espera de implantar la plena digitalización en los departamentos–, Fepeco también incluye entre los factores que ralentizan el funcionamiento de las oficinas técnicas municipales las bajas laborales, “muy numerosas”, y el teletrabajo.

Ante esta realidad, que está provocando quejas a diario de empresarios de la construcción, Fepeco pide al Gobierno de Canarias y al Cabildo de Tenerife que faciliten la labor municipal con el envío de técnicos y personal especializado “para desatascar los cientos de licencias de obras mayores que esperan en el Sur”.

Por último, el líder de la patronal de la construcción solicita una mayor agilización de los ayuntamientos a la hora de abonar los pagos a proveedores y contratistas. “La situación de las empresas del sector es muy delicada, porque los bancos han cerrado el grifo como consecuencia de la crisis”, recuerda.

TE RECOMENDAMOS