sanidad

La agencia sanitaria francesa no recomienda usar Astrazeneca en mayores de 65

Su recomendación debe ser validada todavía por el Ejecutivo francés, pero coincide con la de otros países que también desaconsejan administrarla
AstraZeneca
AstraZeneca
Alemania recomienda no administrar la vacuna de AstraZeneca a mayores de 65 años

La Alta Autoridad Sanitaria francesa recomendó este martes no usar la vacuna de AstraZeneca contra el coronavirus en las personas mayores de 65 años por falta de estudios suficientes en ese grupo de población que permitan garantizar su seguridad y eficacia en ellas.

Ese organismo independiente, una de cuyas misiones principales es elaborar recomendaciones sobre vacunación y sanidad pública, subrayó que, a la espera de datos adicionales, es mejor utilizar esa vacuna en los profesionales sanitarios menores de 65 años y en los menores de esa edad en general, “empezando por aquellos de 50 a 64 con comorbilidades.

“Esa población corresponde a la priorizada en la fase 3 de la estrategia de vacunación, que incluye igualmente a los de entre 18 y 49 años con comorbilidades y a los profesionales de los sectores esenciales para el funcionamiento del país”, dijo en un comunicado.

Aunque la autorización de su aplicación para el mercado prevé un plazo de 4 a 12 semanas entre sus dos dosis, la Alta Autoridad instó a privilegiar uno de 9 a 12 semanas, ante la información disponible sobre la eficacia de la protección de la primera dosis en hasta tres meses.

Esa ampliación del intervalo, según sus conclusiones, puede ser “particularmente pertinente en un contexto de circulación activa del virus” y de las limitaciones en el suministro de vacunas.

El organismo sanitario precisó que aunque no hay datos para estimar la eficacia de esa vacuna en ciertas poblaciones vulnerables susceptibles de desarrollar complicaciones graves de la covid-19, como las personas inmunodeprimidas, tampoco hay argumentos para pensar que la relación beneficio-riesgo les sea desfavorable.

La Alta Autoridad invitó a permitir que, además de los profesionales sanitarios que ya están vacunandos en Francia, se permita hacerlo con la de AstraZeneca a matronas y a farmacéuticos formados también para tal actividad.

Su recomendación debe ser validada todavía por el Ejecutivo francés, pero coincide con la de otros países que también desaconsejan administrarla en los mayores de 65, como Alemania o Suecia.

Los responsables de la Agencia indicaron a la prensa local que esperan recibir diez millones de dosis en los tres próximos meses, lo que a su juicio permitiría vacunar a unos 5 millones de personas más.

La campaña de vacunación comenzó en Francia en la última semana de diciembre y desde entonces y hasta el 31 de enero 1,48 millones de personas han recibido ya al menos una dosis, según las cifras del Ejecutivo.

TE RECOMENDAMOS