santa cruz

La Apmun desconoce las veces que Santa Cruz usa el aliviadero de la depuradora

El PSOE denuncia que Emmasa solo informa al Gobierno de Canarias de los vertidos en los puntos con autorización
DEPURADORA SANTA CRUZ TENERIFE
DEPURADORA SANTA CRUZ TENERIFE
Vista aérea de la depuradora del barrio de Buenos Aires. / GOOGLE MAPS

Como con cada episodio de lluvia intensa, Emmasa advierte, a través de las redes sociales, que se procede a abrir el aliviadero de la depuradora de Santa Cruz, para liberar presión de la infraestructura. Una acción que se repite cuando el volumen de agua depurada crece al no retirarla Balten para el riego. Sin embargo, estos datos que Emmasa maneja, no son comunicados a la Agencia de Protección del Medio Urbano y Natural (Apmun), como si hace con el resto de vertidos que se realizan en los puntos que cuentan con autorización del Gobierno de Canaria. Y es que el aliviadero de la Estación Depuradora de Buenos Aires (EDAR), ubicado en la calle Anatolio Fuentes García, es uno de los que carece de esa autorización en el litoral chicharrero, motivo por el que no tendría que ser usado.
Así lo denunció ayer el PSOE de Santa Cruz en el Pleno municipal, donde aseguró que la propia Apmun les trasladó que carecen de información de los vertidos que se realizan en esos puntos no autorizados, en los que cualquier puesta en funcionamiento de los aliviaderos debería ser de carácter “excepcional”.

El portavoz del PSOE, José Ángel Martín, presentó una moción al Pleno, precisamente, para que el Ayuntamiento instara a Emmasa a enviar esos datos a la Apmun, como hace con el resto, y establecer un procedimiento para que en el mismo momento que se produce el vertido, se comunique al Gobierno de Canarias.

La moción, que fue rechazada, se apoyó en los datos ofrecidos por el propio Ayuntamiento sobre los vertidos que se han producido en el aliviadero de la depuradora entre el 1 de diciembre y el 20 de enero, y que sumaron 34, de los que siete se produjeron por exceso de lluvia y el resto obedecieron a los descartes de agua residual hechos por Balten, y que obligan a su vertido al mar en el muelle de La Hondura. Según detalló Martín, “cruzando la información de Emmasa con la del Gobierno de Canarias vimos que no coincidían, ni en Igueste, ni en Añaza, y tampoco en Anatolio Fuentes García. Concretamente la Apmun nos dice que no tiene conocimiento de ninguna descarga en estos puntos de alivio en concreto”, básicamente, añadió el edil al término del Pleno, porque se supone que al ser ilegales, no debería estar realizándose ningún tipo de descarga en esos puntos.

Martín, que criticó la alta cifra de vertidos que se realizan en estas localizaciones, llamó la atención sobre el aliviadero de la depuradora. “En este punto se suelta al mar el 50% del agua no controlada, y nos tenemos que creer lo que nos dice Emmasa, puesto que no hay control externo sobre esos vertidos”. El edil aseveró que “es un fallo grave dentro del protocolo con la Apmun y estamos a tiempo de rectificarlo”.

Ayuntamiento

Desde el gobierno municipal, el concejal de Servicios Públicos, Guillermo Díaz Guerra, recordó que Martín estuvo al frente del área durante un año en el que “no hizo nada al respecto”. Es más, apuntó que, “durante ese año, la cifra de vertidos al mar fue de 182”. Díaz Guerra, además, criticó que, en el caso del aliviadero de Anatolio Fuentes, “el Consejo Insular de Aguas ha hecho oídos sordos a nuestra petición para que financiara el proyecto del emisario en esa zona, que tiene un coste de 1,2 millones y que vendría a solucionar los problemas que hay en ese punto. Solo pedíamos que invirtiera algo en Santa Cruz y la respuesta fue acusarnos de deslealtad”. El edil defendió que en Anatolio Fuentes las descargas se realizan por los motivos ya apuntados y que, en cualquier caso, “las analíticas cumplen con todos los parámetros”. El alcalde, José Manuel Bermúdez, apuntó que “todos sabemos que los problemas de los vertidos en Santa Cruz se arreglarán cuando se terminen las obras de la depuradora”.

TE PUEDE INTERESAR