economía

Puertos: escapa a su competencia aumentar los fletes de Asia

La Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife responde a la CEOE, que criticó la gestión lenta del organismo portuario y alertó de que puede haber “desabastecimiento” en las Islas
Pedro Suárez visita las empresas que conforman la autoridad portuaria. | FOTO: Puertos de Tenerife

La Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife afirmó ayer que “escapa a su competencia” el incremento de los fletes procedentes de Asia, y señaló que en 2020 el funcionamiento de la cadena de suministro internacional y la operativa habitual del tráfico marítimo se vio afectada por la COVID-19 “no solo en Canarias, sino en todo el mundo”.
El organismo portuario se ha referido a este asunto en un comunicado después de que el miércoles la CEOE de Santa Cruz de Tenerife manifestase su preocupación por la situación que se está generando a la hora de importar mercancías desde Asia, debido a los problemas derivados del incremento de precios de los fletes, la falta de conexiones y los retraso. La Autoridad Portuaria consideró que la operativa marítima resultó afectada por el coronavirus en 2020 no solo en Canarias, sino en todo el mundo, afección que condujo a la reducción de buques en funcionamiento y de líneas marítimas, además de un déficit de contenedores vacío. Asimismo, añadió que son varias las administraciones que en relación a la inspección y movimiento de mercancías prestan sus servicios en el puerto de Santa Cruz de Tenerife dotadas del correspondiente personal técnico funcionarial, con diferente dependencia funcional y orgánica, y agrega que no es competencia de la Autoridad Portuaria la realización de dichas tareas. No obstante, el organismo tinerfeño, consciente de su papel coordinador, se preocupa porque la prestación de servicios en sus instalaciones sea la correcta y se efectúe en tiempo y forma adecuados, tanto por parte de las citadas administraciones como por las propias empresas.
Como ejemplo, el Centro de Inspección del puerto de Tenerife, que unifica la tramitación de servicios como sanidad exterior, vegetal, animal, aduanas e inspección y control de mercancías, realizó en 2020 un total de 6.127 inspecciones invirtiendo un promedio de una hora y media en la realización de la totalidad del procedimiento.
A nivel estatal, y de acuerdo el Marco Estratégico del Sistema Portuario en elaboración, la meta a conseguir en 2025 es emplear un plazo máximo de 48 horas en la inspección de mercancía no perecedera o mercancía general, y de seis horas para la perecedera, con lo que sin lugar a dudas el servicio al respecto en el puerto capitalino es de los más rápidos del país. No obstante, hay aspectos que mejorar, como la falta de personal funcionarial para las inspecciones de fin de semana.

TE RECOMENDAMOS