Santa Cruz

Santa Cruz estrena en mayo la nueva imagen Puerto-Ciudad

La reforma exterior del edificio Puerto-Ciudad avanza hacia la tercera fase de obras, en las se remodelará su interior

El exterior de la estación marítima comienza a tomar forma. / Fran Pallero

En febrero de 2020 dieron comienzo las obras para remodelar el edificio Puerto-Ciudad, con el objetivo de adaptarlo a las necesidades y nuevos usos del puerto, concretamente al tráfico de cruceros que, antes de la pandemia, había situado a la capital en los primeros puestos en este tipo de turismo en España. Un puerto que recibía a sus visitantes como si de una carrera de obstáculos se tratara, y que, ahora, con la reforma que ya enfila su parte final, dará una nueva imagen a los visitantes que lleguen (cuando la pandemia lo permita) a Santa Cruz. En estos momentos, la reforma exterior de la estación marítima avanza a buen ritmo, tanto que se espera que en mayo se pueda dar por terminada, y dar paso a lo que sería la tercera fase, la que acometería la reforma interior del edificio.

Así, a partir de hoy, el acceso al edificio Puerto-Ciudad, que ha seguido abierto durante la ejecución de los trabajos, se realizará por la puerta norte, cerrándose el acceso sur por el que hasta ahora se ha accedido a dicha edificación y en el que se centrarán a partir de hoy el grueso de los trabajos de la cubierta. Según informa la Autoridad Portuaria, en estos momentos, el acceso superior norte se encuentra prácticamente culminado a excepción de las últimas ejecuciones en los laterales del paseo, que se podrán realizar sin estorbar el acceso del peatón. Más en detalle, se ha ejecutado la impermeabilización total de esta parte de la cubierta y repavimentación de la superficie. También se puede acceder desde hace una semana al interior de la edificación por la puerta más cercana a la terminal de cruceros, ya a pie de muelle, que se encuentra al lado.

Los trabajos del proyecto Reforma del Edificio Puerto Ciudad, Fase 1 y 2, se iniciaron el 11 de febrero de 2020, retrasándose su ejecución por el parón obligatorio de las obras decretado durante el estado de alarma. En cuanto a las fases 1 y 2, el presupuesto inicial para la ejecución de las obras adjudicadas a la empresa OHL se había fijado en 2.159.931,43 euros, aunque las incidencias vinculadas a la urbanización y servicios de los espacios exteriores elevan las cuentas hasta los 2,3 millones.

El objetivo final de estas obras no es otro que adaptar el edificio a las necesidades y a los nuevos usos del puerto tinerfeño que vienen de la mano de la entrada en funcionamiento de la nueva terminal de cruceros. La materialización de los citados trabajos se ha venido desarrollando en dos fases. La primera se ha centrado en la reordenación del hall y la cubierta, integrándose en la fase II las tareas de ordenación de la zona exterior. Precisamente en la cubierta se habitalarán espacios para albergar una zona abierta con terrazas tras la tramitación de concesiones y servicios varios de los que podrán disfrutar visitantes y vecinos en general.
Actualmente está casi concluida la reforma de los baños de la planta baja y en plena ejecución las zonas ajardinadas, estructura para instalaciones, traslado del ascensor, y los muros de mampostería que dan forma al arranque de la rampa metálica que se alzará en la trasera del edificio. Será lo que conecte el nivel inferior con el superior que da a la ciudad y al núcleo de accesos y baños del edificio.

Para dar continuidad al proyecto, la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife prevé elevar a su próxima sesión del Consejo de Administración que se celebrará esta semana la correspondiente propuesta de inicio del expediente para contratación de las obras de Reforma del Edificio Puerto-Ciudad, fase 3, con actuaciones en el interior del edificio para dotarlo de elementos arquitectónicos más modernos y mayor luminosidad en las zonas comunes.

El muelle de enlace sigue a la espera de inversión

El conocido como Enlace Puerto-Ciudad, que supondrá la construcción del edificio proyectado por los arquitectos Herzog & de Meuron en la remodelación de la plaza de España, de momento, sigue a la espera de que se pueda conseguir financiación para hacer frente a una obra que tiene un coste de unos 100 millones de euros. Ya la Autoridad Portuaria reconocía el año pasado que no tenía músculo financiero suficiente para hacer frente a este proyecto por lo que se estaba estudiando la posibilidad de combinarlo con proyectos de iniciativa privada, para así hacer frente al elevado coste de tan ambicioso proyecto.