arona

Arona aplaza el pago del IBI y da una moratoria a autónomos y pymes

El Ayuntamiento acuerda modificar las ordenanzas para permitir retrasar el abono de la contribución hasta noviembre; las personas jurídicas podrán fraccionar los impuestos
José Julián Mena y la concejala de Hacienda, Raquel García, en la presentación de un programa de empleo. DA
José Julián Mena y la concejala de Hacienda, Raquel García, en la presentación de un programa de empleo. DA

Los vecinos de Arona podrán no pagar el IBI –o contribución- hasta noviembre. Esta medida, que ya se adoptó el año pasado, vuelve a ponerse en marcha en 2021 para paliar la difícil situación a pie de calle como consecuencia de la crisis económica derivada de la pandemia. La iniciativa viene aparejada a la posibilidad de una moratoria de seis meses para el pago de impuestos, que, además, podrá fraccionarse, según confirmaron a este periódico fuentes municipales, que indicaron que el periodo voluntario para abonar los recibos municipales se extenderá desde el 23 de julio hasta noviembre.

En cuanto a la moratoria y al fraccionamiento de impuestos, que se venía aplicando a las personas físicas, el Ayuntamiento decidió ayer extenderla a autónomos, pymes y resto de empresas (personas jurídicas), que verán aliviada la carga impositiva que soportan por parte de la Administración.

Incluso aquellas compañías que cuentan actualmente con un aplazamiento del pago de los recibos podrán anularlo y acogerse a esta nueva fórmula, según el planteamiento que ha aprobado la Corporación en el marco del pleno del Consorcio de Tributos de Tenerife, del que forma parte y en el que tiene delegada la recaudación de recibos.

mediados de abril
Para que esta decisión se materialice será necesario que la modificación de la ordenanza aprobada ayer entre en vigor, una vez transcurridos los plazos establecidos legalmente, lo cual está previsto para mediados de abril, y se podrá hacerse efectiva a través de la sede electrónica del Consorcio.
El Ayuntamiento de Arona ha desplegado un escudo de apoyo económico para paliar los efectos de la crisis económica. Además de la posibilidad de aplazar y de fraccionar los recibos e impuestos, el municipio ha hecho públicas cuatro convocatorias de ayudas directas orientadas tanto a los autónomos y pymes como otras, más específicas, dirigidas al sector del transporte, principalmente el de los taxis. En concreto, en seis meses, entre el 29 de junio y el 31 de diciembre de 2020, se concedieron 649 ayudas directas con un importe total de 695.000 euros. Del total de ayudas, 454 se destinaron a autónomos y pymes (522.000 euros), y otras 195 al sector del transporte (173.600 euros).

medidas necesarias
El alcalde de Arona, José Julián Mena, manifestó que “desde el inicio de la crisis económica dijimos que pondríamos en marcha todas las medidas que legal y presupuestariamente fueran necesarias para apoyar a los autónomos, las pymes y el resto de empresas y vecinos del municipio con medidas como las ayudas sociales y el aplazamiento, moratorias y fraccionamiento de impuestos, iniciativas dirigidas a respaldar a nuestro tejido productivo, a lo que se suman otras, como el desbloqueo de áreas clave, como la de Urbanismo, en la que, desde que asumí las competencias, hemos puesto en marcha un plan de choque”.
Por su parte, la primera teniente de alcalde y concejala de Hacienda y de Promoción Económica, Raquel García, subrayó que la prioridad para el grupo de Gobierno es el mantenimiento y la creación de empleo. “Es cierto que Arona, en el marco de los municipios turísticos, no ha sido de los más castigados, pero, sin lugar a dudas, tenemos unas cifras en las que todas las ayudas al tejido productivo son pocas, a lo que hay que añadir medidas que no dependen del Ayuntamiento, pero que son fundamentales, como mantener los ERTE para evitar la destrucción de empleo”, explicó.

TE RECOMENDAMOS